HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Warren Zevon

WARREN ZEVON





Biografia
Discografia



Warren Zevon es el prototipo de cantante rock genial e inestable; su amor por las palabras vibrantes y por la música esencial y nerviosa es tan grande como su desmedida pasión por el alcohol. Warren, hijo de padres de origen ruso, nació en Chicago en 1947. Su aprendizaje musical comenzó con algunas lecciones de piano durante su infancia, En su adolescencia ya era un conocedor profundo de la música culta; Igor Stravinsky era uno de sus compositores preferidos. Tras varios años de vagar de una ciudad a otra, Warren entró en contacto con la realidad musical más diversa: el blues negro del Mississippi, el folk-rock de protesta, el rock psicodélico californiano. Para no ser menos que sus contemporáneos fundó grupos y grupitos hasta que, en 1966, grabó sus primeros temas con The Brothers. Aparecieron dos singles, ‘Today is today’ y ‘The girl's alright’, que constituyeron un pequeño aunque significativo éxito, pero a pesar de ello el grupo se disolvió. Ninguna compañía se mostraba interesada en lanzarlo como cantautor solista, pero como autor obtuvo mayor reconocimiento: en 1969, una canción suya, ‘She quit me’, cantada por Lesley Miller, fue incluida en la banda sonora de la película El hombre del marcapasos. Las compañías discográficas y los productores comenzaron a interesarse por él.

A finales de 1969, Kim Fowley produjo su primer álbum, ‘Wanted dead or alive’ (disco dividido entre el folk- rock mal digerido y las canciones pop). La fría acogida del público le llevó a suspender su carrera como solista. Regresó al piano y fue reclutado como pianista a comienzos de los años setenta, por The Everly Brothers. Desde 1973, una vez separado el grupo, Zevon participó en las grabaciones de ‘Star spangled springer’, ‘Phil's diner’ y ‘Mystic line’ (discos en solitario de uno de los hermanos Everly, Phil). De todas maneras, el éxito tardaba en llegar y decidió trasladarse a Europa, concretamente a España, donde, por algún tiempo, se ganó la vida como pianista de bar. No obstante, los amigos que había hecho en el ambiente discogràfico americano salieron en su ayuda: Jackson Browne le consiguió un contrato discogràfico con la compañía Asylum.

En 1976 apareció, por fin, su primer álbum de verdad, titulado simplemente ‘Warren Zevon’; en el disco toca la crema de los músicos californianos junto a invitados especiales como Glenn Frey, de Eagles, David Lindley y Phil Everly. El resultado es fantástico. La voz agresiva y potente de Zevon domina todas las canciones del disco: ‘I’II sleep when l'm dead’ es un rock decidido a ritmo de marcha; ‘Mohammed's radio’ es un recuerdo, entre épico y trágico, de la guerra de Vietnam y del rock'n’roll; ‘Carmelita’ es una canción "mexicana"; Hasten down the wind es una tierna balada y Poor poor pitful me es otro rock decidido que rezuma un tono de autocompasión. El éxito del álbum fue enorme y numerosos artistas empezaron a versionearsus canciones. La primera fue Linda Ronstadt, una de las más famosas y apreciadas intérpretes pop-rock de California, que incluyó Hasten down the wind, ese mismo año, en su álbum homónimo; al año siguiente, en el álbum Simple dreams, hizo versiones de Carmelita y Poor poor pitful me.

La popularidad de Zevon empezó a crecer hasta que, en 1978, publicó la obra maestra de su carrera, el álbum Excitable boy. El disco representa algo verdaderamente nuevo para el mercado del rock: es una música nerviosa, un rock duro que, sin ser metálico, anticipa la newwave, turbando al ambiente californiano, habituado a la calidez, al misticismo y al refinamiento de sus artistas. Roland the headless Thompson gunner, con su tono épico, es un himno a quienes no viven bajo ninguna bandera que no sea la de la amistad: el tema narra la historia de Roland el mercenario, una especie de Rambo que, después de muerto, regresa bajo la forma de un espectro decapitado allí donde esté un compañero en dificultades. Otro tema "terrorífico" es Werewolves of London (Hombres-lobo de Londres), un homenaje al actor Lon Chaney que se convertió en el punto de partida del argumento de la película Un hombre-lobo americano en Londres, de John Landis. La canción que da título al álbum es otro himno rock con un texto autobiográfico que explica que Zevon siempre ha sido una cabeza caliente, un chico excitable. Vera Cruz es una conmovedora balada que demuestra, otra vez, la capacidad del artista para profundizar en cada sentimiento. En el disco, al lado de Zevon (que, además de cantar, toca los teclados, la guitarra y el bajo), figuran Jackson Browne, Linda Ronstadt, el bajista de Fleetwod Mac, John McVie, y el guitarrista Waddy Watchel.

El éxito de Excitable boy coincidió con la agudización de los problemas personales del cantante. Zevon se alejó de la música durante dos años, gastándose sus espléndidas ganancias en alcohol y curas de desintoxicación. En 1980 parecía que iba a llegar el momento de su regreso triunfal: se publicó el álbum en directo Stand in the fire, uno de los más excitantes discos en directo de la histora del rock, y el álbum de estudio Bad luck, streak in dancing school, otra fascinante colección de canciones. Pero Zevon volvió a recaer, durante dos años más, en el círculo del alcoholismo y la toxicodependencia. El nuevo álbum de 1982, The envoy, aunque inmejorable, fue un estrepitoso fracaso comercial. La crisis se agravó y Zevon desapareció de la escena durante cinco largos años, dedicados, esta vez, a una seria cura de desintoxicación en un centro especializado. También cambió de casa y de ciudad: se alejó de la "viciosa" ciudad de Los Ángeles, trasladándose a la tranquila Filadelfia.

Finalmente, en 1987, regresó con un nuevo álbum de título emblemático, Sentimental hygiene, grabado para Virgin. En esta nueva aventura está acompañado por los habituales grandes nombres: REM, Don Henley, George Clinton, de Funkadelic, Bob Dylan, que toca la armónica en The factory, y Neil Young, que toca la guitarra en Sentimental hygiene. Por lo que respecta a los textos, el cantante muestra algunos apuntes satíricos, como Detox mansión, que enumera las celebridades presentes junto a él en una clínica para alcohólicos (Liza Minnelli incluida), o Even a dog can shake hands, donde arremete contra la hipocresía del ambiente de Hollywood.

De su alcoholismo, ya superado, prefería no hablar demasiado. En una entrevista declaró: "Todos han conocido mi desgracia: es inútil volver sobre ello. No me gusta hacer sermones. Si todos quieren ser jueces, ¿quién quedará para formar el jurado?". Con esta afirmación, Warren explicaba también su papel en el mundo del rock: un testigo de su tiempo, un narrador partícipe pero impersonal. Por ello está considerado uno de los mejores cantautores eléctricos de los años setenta y ochenta, opinión que quedó confirmada a finales de 1989, tras la publicación del álbum Transverse city, en el que vuelve a contar con colaboradores de lujo.

Pagina Oficial:
http://www.warrenzevon.com 


 


Discografia:

1976- Warren Zevon
1978- Excitable Boy
1980- Bad Luck Streak in Dancing School
1981- Stand in the Fire
1982- The Envoy
1987- Sentimental Hygiene
1989- Transverse City
1991- Mr. Bad Example
1993- Learning to Flinch
1995- Mutineer
2000- Life'll Kill Ya
2002- My Ride's Here
2003- Wanted Dead or Alive
2003- The Wind