HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Tina Turner

TINA TURNER






Biografia
Discografia
 

 
Turner: un apellido importante que desde hace más de treinta años significa música. Música negra, música soul, música desenfrenada, música excitante, música peleona, música sufrida, música aplaudida. Un apellido importante que pasó como testigo de las espaldas nerviosas de Ike a las torneadas de Tina, de los caóticos años cincuenta a los millonarios años ochenta, y que apunta directamente a los noventa. Sí, la pequeña dinastía de los dos Turner ha marcado un momento importante para la música moderna. primero juntos y después separados, Ike y Tina han sido una pareja de personajes fundamentales para interpretar las contradicciones de un ambiente en el cual es posible tocar las estrellas o morder el polvo con la misma facilidad. Se han amado, se han casado, han peleado y se han separado. Ambos han atravesado momentos difíciles y hoy Tina sola, con una soberbia e irritación totalmente femenina, ha vuelto a ser aquella "Queen of rock'n'roll", aquella reina de la canción que fue en los años sesenta. Ese pasado hoy está más lejos de lo que marca el calendario: Tina Turner, fascinante cincuentona de ideas finalmente claras, ha encontrado su papel ante el público, pero, sobre todo, ha construido una personalidad y un repertorio abierto a las más grandes colaboraciones, a las más diversas posibilidades. Cantante, show-woman, actriz, testigo pasivo de la batalla por la emancipación de la mujer, Tina ha sabido superar los ataques (reales) de Ike y los (metafóricos) del infortunio hasta enseñar a los jóvenes que la mejor edad no son necesariamente los veinte años. Tina Turner ha sabido superar las inevitables desilusiones y volver a encontrar nueva energía para cantar y actuar sobre un escenario. La aventura de los Turner empezó el 5 de noviembre de 1931 en Clarcksdale, Mississippi, ciudad donde nació Izear Luster Turner, apodado Ike, hijo de un predicador. La historia de Ike es la típica de tantos músicos: apasionado por la música popular, burlaba la vigilancia de su austero padre, frecuentaba los locales menos ortodoxos y aprendió a tocar el piano. A los dieciséis años formó su primer grupo, The Kings of Rhythm, que compartieron la popularidad local con el saxofonista Jackie Brenston. Llegaron los primeros contratos, y en 1951 el grupo grabó su primer disco, 'Rocket 88', en los Sun Studios de Sam Phillips, el productor que en 1955 descubrirá y lanzará en todo el mundo el talento de Elvis Presley. Precisamente 'Rocket 88' era citado con frecuencia por Elvis Presley como el primer disco de rock'n'roll de verdad jamás grabado. El disco tuvo mucho éxito y el grupo se trasladó a St. Louis, que se convirtió en la base del grupo. Turner llevó consigo a su familia. La actividad del grupo se volvió frenética: de siete a nueve de la noche tocaban en el Club Imperial para un público compuesto sobre todo por adolescentes blancos. Después, de las nueve a la una de la madrugada, tocaban en el Club D'Lisa, un club para la alta burguesía negra de la zona. Finalmente, de la una hasta el alba, el grupo actuaba en el club Manhattan, un local de nivel inferior pero también más vivo y más interesante artísticamente. Aquí Ike conoció a Tina, entonces Annie Mae. La futura Tina Turner, cuyo verdadero nombre es Annie Mae Bullock, nació el 26 de noviembre de 1939 en Nutbush, Tennessee, a cincuenta kilómetros al oeste de Memphis. Su padre era un agricultor y su madre una bella mujer con algo de sangre cherokee en sus venas. Descubrió la música durante las ceremonias de la iglesia baptista y escuchando la radio: Muddy Waters, B.B. King, Howlin' Wolf. Cuando era una adolescente, sus padres se separaron y Tina marchó con su madre a St Louis, donde empezó a frecuentar los locales nocturnos buscando la mejor manera de poder llegar a cantar. En el club Manhattan conoció a Ike. En poco tiempo Ike Turner se había convertido en el personaje más popular de este local: intrépido en el escenario y gran mujeriego, con frecuencia, como recuerda Tina Turner en su libro de memorias, coincidían en la sala muchas de sus "novias", que solicitaban sus favores. En estos casos a Ike no le quedaba más remedio que llamar a su paciente mujer para que lo viniera a sacar del atolladero. En esa época Tina no era precisamente una belleza, y tenía el comportamiento tímido de quien aún tiene que descubrir la vida. Pasó algún tiempo antes de que se atreviera a salir a un escenario y coger el micrófono, pero al final se arriesgó e interpretó un tema de B.B. King. Así lo recuerda la cantante: "De repente noté que todos se habían reunido alrededor del escenario atraídos por mi voz. En ese momento Ike reparó en mí, se acercó y me dijo: de veras, no sé cómo haces para cantar; lo dijo como un cumplido. Pero me sentí importante". Ike Turner reclutó inmediatamente a Tina para su show; le compró vestidos un poco vulgares para el escenario: "Pero entonces me parecían bellísimos: joyas, vestidos muy ajustados. Iba de paseo en su Cadillac rojo". Tras el concierto, además, fiestas y recibimientos muy animados en los que, no obstante, Tina Turner declara no haber participado: "Sabía que las fiestas no eran precisamente para colegialas y que las muchachas se iban a la cama con los hombres, pero para mí estaba todo muy confuso; yo vivía en un sueño". El sueño se transformó en amor cuando, tras su graduación en el bachillerato, en 1958, Tina mantuvo una historia con el saxofonista del grupo, Raymond Hill, quedó embarazada y tuvo un hijo, Raymond Craig. Entretanto, la actividad de Ike Turner era frenética: su fama como músico de estudio era grande, y colaboró en muchos discos como instrumentista. Incluso le reclamaron en California, y Ike extendió la invitación a Tina: "Me describió California como un lugar en el que todas las casas eran de color rosa, siempre hacía buen tiempo. Comencé a soñar en un verdadero paraíso; esto era lo hermoso de Ike: te hacía vivir la vida como un gran sueño". El músico quería que la cantante fuera tambien su compañera, y así se iniciaron sus relaciones amorosas: 'Yo al comienzo dije siempre que no; lo quería como a un hermano, pero ciertamente no pensaba en él como en el hombre de mi vida". En ese período se produjo un giro importante: Ike confió a la poderosa voz de Tina una nueva canción suya, 'A fool in love'; la prueba de la grabación llegó a oídos de Juggy Murray, director de Sue Records de Nueva York, quien decidió contratar de inmediato al dúo aunque imponiéndole un nuevo nombre. La joven Annie Mae se convirtió así en Tina Turner sin saberlo siquiera (el nombre le fue inspirado por una antigua serie de películas en las que Tina era una reina de la jungla; de cualquier modo, era un nombre que se adaptaba bien a ella). En 1960 'A fool in love' llegó al segundo puesto de las listas de éxitos rhythm and blues y Ike organizó la "Ike and Tina Revue", para sacar provecho de la nueva popularidad, iniciando así una estresante actividad, a base de conciertos, largos desplazamientos de una ciudad a otra y entre diversos estudios de grabación, etc. Su errante vida en común hizo crecer el amor entre Ike y Tina, quien, en 1962, quedó de nuevo embarazada, precisamente cuando Ike le comunicó su deseo de regresar junto a su primera mujer. Éste fue el primero de una serie de golpes que Tina tuvo que sufrir por parte de Ike, personaje genial y extravagante. Poco tiempo después, Ike regresó junto a Tina y decidieron casarse. Si bien las cosas no iban bien desde el punto de vista afectivo, la situación artística mejoraba: la pareja obtuvo muchos éxitos con canciones rápidas y agresivas en las que resaltaba la voz de Tina: 'I idolize you', 'Poor fool', 'It's gonna work out fine', 'Tra la la la la' y 'You should'a treated me right'. En 1965 la pareja actuaba en los mejores locales de Los Angeles; en el Cyrano's conocieron al productor Phil Spector, que los involucró en el proyecto de una película y, sobre todo, supo valorar la voz de Tina, confiándole la canción 'River deep, mountain high', una pieza decididamente rock escrita por Jeff Barry y Ellie Greenwich: "Por primera vez en mi vida no se trataba sólo de un fragmento de rhythm and blues; finalmente tenía la ocasión de cantar una verdadera canción moderna". Sin la presencia, a veces molesta, de Ike en los estudios de grabación, la colaboración entre Spector y Tina llevó a la publicación, en 1966, de 'River deep, mountain high', que en Gran Bretaña alcanzó inmediatamente el número 3 de las listas de éxitos. Por el contrario, en Estados Unidos el disco pasó casi desapercibido, lo cual obligó a Spector a retirarse de la escena durante un largo período. Pero precisamente el gran éxito en Gran Bretaña condujo a la pareja a dar un nuevo giro. La canción se convirtió en una de las preferidas de Mick Jagger, quien solicitó a los artistas como teloneros en la gira de The Rolling Stones en 1969. Ike aconsejó a Tina que realizara versiones de temas rock. Así, se hicieron famosas sus brillantes y dinámicas versiones de 'Honky tonk women', de The Rolling Stones, 'Come together' de The Beatles y 'Proud Mary' de Credence Clearwater Revival. En 1973 se inició la última etapa importante de la relación artística de Tina con Ike: la grabación de una pieza escrita por Tina y dedicada a su ciudad, 'Nutbush City Iimits', que rápidamente se convirtió en un clásico de la música juvenil. En 1975 Tina Turner, haciendo acopio de valor, decidió pedir el divorcio a Ike. Era una elección difícil, pero necesaria; en los últimos tiempos el matrimonio se había transformado en un calvario lleno de furiosas disputas, depresiones y persecuciones. El día que abandonó su casa tenía 36 centavos, un pequeño bolso y unos pocos vestidos. Durante el período de la separación, no obstante, Tina Turner logró tomar parte en la película 'Tommy', la ópera rock de The Who dirigida por el británico Ken Russell. El papel de la cantante era inquietante: grueso maquillaje, uñas largas y boca desmesurada para interpretar el papel de The Acid Queen (la reina del ácido). El exito fue notable, pero no le sirvió para afirmarse en el mundo de la música. Así se iniciaron unos años difíciles; su nombre atraía siempre al público, pero la calidad de los espectáculos y de los locales en que éstos se desarrollaban descendió a niveles muy bajos. Mientras tanto, Ike tenía problemas serios con la cocaína y el alcohol. Atravesando graves dificultades económicas, Tina Turner aceptó una propuesta de la Campbell (la famosa marca de sopas enlatadas) para convertirse en su mujer-imagen en espectáculos publicitarios en Estados Unidos y Canadá. Pero Tina Turner no podía acabar ahogándose en una lata de sopa. El rubio Roger Davies, un joven manager australiano que a comienzos de los ochenta empezó a trabajar con ella, creía en su renacimiento artistico. Los resultados se hicieron ver inmediatamente. En 1982, Tina Turner contactó con los musicos de Heaven 17, que estaban preparando una recopilacion titulada 'Music of quality and distinction'. Con un tema de The Temptations, 'Ball of Confusion', Tina Turner, demostro que su voz era todavía una de las más fascinantes del mundo. En 1983, siempre con la colaboracion de Martyn Ware y Glenn Gregory, de Heaven 17, nacio una nueva cancion, una version de 'Let's stay together' de Al Green; el single alcanzó el quinto lugar en las listas de exitos británicas. Desde entonces, Tina Turner se ha codeado con las grandes figuras. A partir de su gran éxito británico ofrecio un grandioso concierto en el Ritz de Nueva York, que se transformo en una gran velada en la que intervino un buen número de musicos importantes (como Keith Richards y David Bowie) que estaba allí para rendirle homenaje. Con un anticipo de 150.000 dólares, la Emi puso a su disposición un estudio de grabación en el cual, finalmente, Tina pudo trabajar en un álbum enteramente suyo. Así nació 'Private dancer' (1984), el álbum de su clamorosa y triunfal reaparición. Gran parte de este éxito se debe a su enfoque: Tina eligió canciones compuestas por músicos provenientes de experiencias y estilos diferentes, con la intención de poder acentuar sus propias cualidades artísticas. La canción 'Private dancer', por ejemplo, es una pieza compuesta por Mark Knopfler para el álbum de Dire Straits 'Love over gold', que había sido olvidada. El productor y músico Rupert Hine compuso 'I might have been queen' tras una larga conversación con la artista. Así, 'Private dancer' puede ser considerado un álbum autobiográfico, y es uno de los discos comercialmente más afortunados de la historia del rock. "Lo que más me interesa en la actualidad —dice Tina—, es hacer canciones que no sean fácilmente atribuibles a la categoría rhythm and blues." Esta nueva mujer conquistó el mundo del rock en los años ochenta: convence a los jóvenes, que ven en ella una mujer madura pero no domesticada; gusta a los hombres por su notable carga sensual; e interesa también a los productores cinematográficos, quienes le confiaron el papel de Entity en la tercera entrega de las aventuras de "Mad Max". Para la banda sonora de dicha película, por otra parte, interpretó una canción que se convirtió en un éxito clamoroso, 'We don't need another hero'. Una vez hallado su camino, Tina Turner estaba dispuesta a recorrerlo hasta el fin, y par el segundo álbum de su renacimiento solicitó nuevas aportaciones a Bryan Adams, David Bowie, Phil Collins y Eric Clapton; así nace 'Break every rule' (1986). Con Adams grabó el dúo 'It's only love', y compartió con él una larga y triunfal gira. Pero el fragmento más representativo del álbum es 'Typical mate', una balada rápida que prendió rápidamente entre el público. El calendario de la cantante se vuelve apretado: videoclips, conciertos, premios, un libro autobiográfico (Yo, Tina), y el lanzamiento de un álbum doble grabado en directo con el que anuncia su despedida de los escenarios. 'Tina live in Europe' es un disco veloz y enloquecido, importante, perfecto. Comprende los éxitos de treinta años de carrera: de 'Nutbush City limits' a 'In the midnight hour', de 'Proud Mary' a 'Addicted to love'. Además, colaboran en él Eric Clapton ('Tearing us apart'), Robert Cray ('A change is gonna come'), David Bowie ('Let's dance' y 'Tonight') y Bryan Adams ('It's only love'). Pero todavía más exaltante es el espectáculo grabado de su actuación en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, donde, ante casi 200.000 personas ebrias de júbilo, Tina dice adiós a los conciertos. Declara: "Continuaré haciendo discos y video-clips, pero me dedicaré sobre todo al cine". Pero sus fans no aflojan, y en septiembre de 1989 aparece un nuevo álbum, 'Foreign affair', que incluye el single 'The Best'.



Discografia:

1973- The Country of Tina Turner
1975- Acid Queen  
1978- Rough 
1979- Love Explosion 
1984- Private Dancer 
1986- Break Every Rule 
1988- Tina Live in Europe
1989- Foreign Affair  
1990- Look Me in the Heart
1993- What's Love Got to Do with It 
1996- Wildest Dreams 
1998- Good Hearted Woman 
1999- Twenty Four Seven 
2006- Evergreens 
2009- The Wedding/Please, Please, Please/A Fool In Love
2010- Beyond: Buddhist and Christian Prayers