HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Steely Dan

STEELY DAN





Biografia
Discografia
 


 

Si en el universo del rock existe la perfección, Steely Dan la han rozado, y a veces incluso la han logrado. Pero la perfección es un objeto misterioso y frágil. Quien la persigue debe contentarse con poco: un acorde, un ambiente, un sueño, alguna frase, un instrumento entonado. Y después nada más. Mientras Steely Dan tuvo presente este problema su historia fue un éxito, con discos de oro y de platino, puntuales citas con las listas de éxitos americanas y una popularidad en las fronteras del mito. Pero es difícil, quizás imposible, ser músicos de rock como lo han sido Steely Dan. Lejanos, inalcanzables, encerrados en el mundo de los estudios de grabación y del perfeccionismo como Pink Floyd (y quizás aun más) Steely Dan han sido el prototipo de una nueva generación de músicos "cibernéticos", comprometidos en la búsqueda de la "canción perfecta, absoluta". En los años setenta el rock ha vivido momentos creativos de alto nivel gracias a ellos, tan diferentes y lunáticos. Steely Dan nació como grupo a finales de los años sesenta en la Bard University, al norte de Nueva York, al conocerse dos estudiantes apasionados por la música y la literatura: Walter Becker (nacido en 1950), bajista, y Donald Fagen (nacido en 1946), teclista y cantante. Tenían mucho en común: amaban a William Burroughs (se inspiraron en un personaje de la novela 'El almuerzo desnudo' para el nombre del grupo) y escribían bellas canciones. Durante algunos meses tocaron en el grupo Jay & The Americans, pero después firmaron un contrato como autores para ABC gracias al interés de Gary Katz, que se convirtió en amigo suyo y, más adelante, en su productor. A continuación, se trasladaron a Encino, California, y empezaron a trabajar para el mundo del cine (su primera banda sonora fue para una película de Zalman King 'You gotta walk it like you talk it', de 1971) y para la industria discográfica. Pero las canciones de la pareja no tenían mucha suerte, y ello les empujó a consolidar la unión creando la marca Steely Dan, que desde un principio no pretendía ser un grupo exactamente, sino un ente creativo. Para completarlo, llamaron al guitarrista Jeff Baxter, al batería Jim Hodder, al guitarrista Danny Dias y al cantante David Palmer. De esta manera, llegó su debut en disco, titulado 'Can't buy a thrill' (1972), que, en el transcurso de pocas semanas, se convirtió en un asombroso éxito en todo el mercado norteamericano, poniendo definitamente en órbita a los dos autores- músicos. Atmósferas brillantes, textos irónicos, sonidos perfectos y una pizca de jazz son los ingredientes de la mezcla explosiva que Steely Dan hicieron estallar (perfeccionándola cada vez más) durante todos los años setenta. Entre las canciones de este álbum aún hoy merece destacarse la bellísima 'Do it again' (un verdadero clásico) y 'Reelin' into the years'. En 1973 se repitió el éxito con el álbum 'Countdown to ecstasy', realizado con un grupo integrado por nuevos músicos. Palmer se fue, dejando vía libre a la voz de Fagen. Con canciones como 'Bodhisattva', 'My old school' y 'Show biz kids', el grupo repitió su escalada a las listas de éxitos basándose en el sarcasmo, la crítica de costumbres y las bromitas sobre las manías (sobre todo orientales) de esa época. Precisamente en ese período el grupo realizó sus últimas actuaciones en directo y se dedicó a profundizar en las técnicas de grabación. Esto les llevó a la realización de 'Pretzel Iogic' (1974) y al regreso a Nueva York, su ciudad, que les ofrecía más estímulos. En efecto, muchas de sus canciones son fruto de una observación atenta de la gente de las calles de Nueva York, nacen de la percepción de historias personales con frecuencia sofocadas por el cemento, de corazones que laten arrollados por la velocidad de los automóviles y de la vida. La cadena de canciones de éxito se agrandó con 'Rikki don't loose that number' y 'Any major dude'. Además, asomó su pasión de por el jazz de los años cincuenta, con una nueva versión de 'East St. Louis toodle-oo', de Duke Ellington. En este momento el grupo dejó de existir como entidad ampliada y sólo permanecerá vivo gracias al restringido núcleo creativo de Becker y Fagen (Jeff Baxter ingresó en The Doobie Brothers). Sintiéndose más libre, Steely Dan afiló aun más la pluma en su música, y en 1975 nació el álbum 'Katy lied', seguido al año siguiente por 'The royal scam', ambos realizados con óptimos músicos, como Jeff Porcaro, Hal Blaine y Larry Carlton. En el disco no faltan apuntes amargos, presentados de forma brillante y decidida, sobre la realidad de los inmigrantes portorriqueños. Por fin, en 1977, llega la que es considerada por la mayoría como la obra maestra absoluta del grupo: se trata de 'Aja', álbum en el que se mezclan de manera sublime las tensiones del jazz y el dinamismo del rock, el deseo de hacer canciones pegadizas y la pasión por la experimentación. 'Aja' es la síntesis de un largo trabajo en estudio con músicos como Rick Marotta, Chuck Rainey, Victor Feldman, Jim Keltner, Tom Scott (arreglista de vientos) y Larry Carlton. Títulos como 'Aja', 'Black cow' y 'Josie' merecen ser incluidos por derecho propio entre las páginas más logradas del dúo. En 1978 ABC publicó 'Greatest hits', álbum doble que incluye también el tema 'FM', que Steely Dan había compuesto e interpretado para la banda sonora de la película homónima. En este momento, el grupo cambió de compañía discográfica, firmando con MCA, y empezó a trabajar en un nuevo álbum, que se convirtió en uno de los más difíciles de la historia del rock, sujeto a innumerables retrasos por la manía de perfección que parecía haber contagiado al grupo. 'Gaucho' (1980), bello y perfecto, es el canto del cisne del grupo. En 1982, Donald Fagen rompió el silencio, publicando el inmejorable trabajo 'Nightfly', un disco intenso y refinado en el que él se expresa en primera persona (sometiéndose incluso a las giras promocionales como nunca había hecho antes). "'Nightfly' es un álbum personal -dice Fagen-, sin duda más desenvuelto y diferente que las viejas cosas que realicé con Steely Dan". En efecto, el disco oscila entre viejas atmósferas jazz y el sueño de una América ya desaparecida que pasaba las noches escuchando la radio y las canciones de los años cuarenta. Para grabar el disco Fagen contó con instrumentistas refinados, como Greg Phillinganes, Larry Carlton, Marcus Miller, Michael Brecker. El álbum incluye una versión de un viejo tema compuesto por la pareja Lieber-Stoller, 'Ruby ruby'.

Pagina Oficial:   http://www.steelydan.com
 


Discografia:

1972- Can't Buy a Thrill  
1973- Countdown to Ecstasy  
1974- Pretzel Logic  
1975- Katy Lied  
1976- The Royal Scam  
1977- Aja  
1980- Gaucho 
1995- Alive in America 
2000- Two Against Nature 
2003- Everything Must Go 
2005- Marian McPartland's Piano Jazz with Guest Steely Dan 
2010- Perfection In Performance