HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Steeleye Span

STEELEYE SPAN





Biografia
Discografia
 

 
Si Fairport Convention se distinguió por haber encarnado el acercamiento a la tradición folklórica a partir de un territorio rock, Steeleye Span recorrió el camino contrario. El que puso las bases para la formación del grupo fue Ashley Hutchings quien, tras abandonar Fairport para concentrarse sólo en la música popular, incluye en su proyecto a Tim Hart y Maddy Prior, dúo que ya cuenta con cierta notoriedad en la escena folk, y al matrimonio irlandés Terry y Gay Woods. Se dice que una cierta rivalidad entre los dos cantantes fue posiblemente el principal motivo del naufragio de la primera formación, que se separó después de haber firmado en 1970 'Hark! the village wait', un primer disco muy respetable. Finalmente de los dos cantantes se impuso el inglés, y mientras los Woods volvían a su patria, donde intentaron sin gran éxito una experiencia folk-rock en clave céltica, llegaron a Steeleye Martin Carthy, cantante folk de gran carisma, y el violinista Peter Knight. Si 'Please to see the king', el segundo álbum del grupo, tiene muy buena acogida en 1971, extrañamente el tercero, 'Ten men mop', producido el mismo año a imitación de aquél, es ignorado por la crítica y por el público. En este momento, Hutchings, por un lado, y Hart y Maddy Prior, por el otro, entran en conflicto: el primero quería concentrarse en una recopilación de material exclusivamente inglés y tradicional, y los segundos se orientaban, por el contrario, hacia una más marcada y conocida utilización de aquellos instrumentos eléctricos que Steeleye había blandido inicialmente de forma muy naif. Al final es Hutchings el que cede y abandona el grupo, imitado al poco tiempo por Martin Carthy que, con buen olfato, decide volver a vestir el traje de trovador acústico, más propio para él. Con la llegada del bajista Rick Kemp, que después se casará con Maddy, y del guitarrista Bob Johnson, nace el núcleo de la formación que finalmente logrará el anhelado éxito comercial. Con 'Belowthe salty Parcel of rogues' se define progresivamente la identidad musical característica que servirá pronto para distinguir a Steeleye de todos los grupos folk-rock. A pesar de que el sonido se había hecho más lleno, faltaba aún el paso final necesario para obtener credibilidad ante el receloso público del rock al que la banda se dirigía: faltaba la batería. En efecto, si 'Hark! the village wait' se había beneficiado con el trabajo en estudio de Dave Mattacks y Gerry Conway, tomándolos prestados de Fairport y Fotheringay respectivamente, después de él y hasta 'Parcel of rogues' Steeleye prescindió del instrumento tanto en sus discos como en sus conciertos. Cuando al fin cedieron ante las exigencias superiores de la imagen, la elección recayó en el poco conocido Nigel Pegrum, un músico técnicamente impecable y quizás algo más exuberante de lo que la delicada alquimia musical de la formación podía esperar, pero seguramente más original que el promedio de sus colegas de grupos similares. Cuando en 1974 sale 'Now we are six', el primer álbum después del ingreso de Pegrum en la formación, se levantó una polémica entre sus viejos fans. La batería no gusta a los conservadores del folk, dispuestos a aceptar la electrificación de la guitarra, del bajo e incluso del violín, pero no a tolerar a ese hombre con platillos, tambores y baquetas. Quemando el terreno a sus espaldas, Steeleye apunta a las posiciones más altas en las listas de éxitos, y si el próximo 'Commoners crown' no les da plena satisfacción, 'All around my hat', en 1975, obtiene un Disco de Oro. Este y el siguiente, 'Rocket cottage', coinciden con el momento de mayor éxito comercial, pero también con el menos creativo artísticamente. Volviendo excesivamente pesado el papel de la parte rítmica, y cargando cada vez más las tintas en las armonías vocales, Steeleye aparecen tan rígidos como si quisieran ser la caricatura de sí mismos, hasta que terminaron por desprestigiar su fórmula musical con banales clichés. Al final, las tensiones desembocan en una disolución que hace que Hart y Prior, Kempe y Pegrum vuelvan a llamar a Martin Carthy con la intención de llevar a cabo un décimo disco que ponga el broche de oro al ciclo vital del grupo. Carthy trajo consigo a John Kirkpatrick, mago de los pequeños acordeones diatónicos, y el álbum de la que debía ser la última formación de Steeleye terminó convirtiéndose en dos: 'Storm force ten' y 'Live at last!' El primero desconcertó en cierta medida por la elección del material presentado, que llegaba a incluir dos canciones de Brecht; pero el segundo, que se publicó póstumo, mostró que el glorioso conjunto tenía aún insospechadas reservas de energía en las que abrevarse. En efecto, después que los músicos fracasaran como solistas, Steeleye Span se reconstituyó con la formación de 'Now we are six'. 'Sails of silver', el álbum del regreso, era una sólida declaración de intenciones; mientras el sonido aparecía totalmente renovado y agresivo, por primera vez la potencialidad compositiva del grupo se había puesto en primer plano. Por desgracia, los hechos no respondieron a las intenciones y siguen actuando esporádicamente, repitiendo hasta el hastío los viejos éxitos.



Discografia:

1970- Hark! The Village Wait 
1971- Please to See the King
1972- Below the Salt 
1973- Parcel of Rogues 
1974- All Around My Hat
1974- Now We Are Six 
1975- Commoners Crown
1976- Rocket Cottage 
1977- Storm Force Ten
1978- Live at Last 
1980- Sails of Silver
1986- Back in Line 
1989- Tempted and Tried 
1992- Tonight's the Night, Live!
1995- Concert
1996- Time
1999- Horkstow Grange 
2000- Bedlam Born
2001- The Journey 
2002- Bedrock in Concert
2003- Live in Nottingham 
2004- They Called Her Babylon
2006- Bloody Men