HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Ricky Nelson

RICKY NELSON


 

BIOGRAFIA

DISCOGRAFIA

 
 

"Papá quiero grabar un disco...", así, según cuenta la leyenda, comenzó la carrera artística de Ricky Nelson. En efecto, tras los pasos del éxito de Elvis en aquel invierno de 1956, muchos adolescentes americanos anhelaban grabar un disco, para convertirse en cantantes de rock'n'roll. A pesar de ello, era tan fuerte el sentido de rebelión, casi ideológico, que ninguno de ellos habría considerado nunca la idea de pedir ayuda a sus padres y, con más razón, ninguno habría esperado que mamá y papá pudieran financiar con facilidad esos proyectos. Pero Eric Hilliard Nelson no era igual al resto de los adolescentes; a los 16 años era tan conocido por el pueblo americano como Elvis y ya era un veterano en el mundo del espectáculo. Su padre, Ozzie, era el productor y la estrella de una afortunada serie televisiva de ambiente familiar llamada The Advenfures of Ozzie and Harriet, donde el pequeño Ricky se interpretaba a sí mismo.

La historia fue así: Ozzie Nelson, tras haber sido director de una orquesta de jazz en los años treinta, empezó a dedicarse a la radio desde 1944. La primera idea con éxito fue la de realizar un programa familiar con su mujer Harriet, actriz y cantante. En 1949, entraron a formar parte del reparto los dos hijos, Ricky y David. Visto el éxito conseguido, en 1952 el programa fue adaptado para televisión, donde fue programado hasta 1965; la familia participó también en una película: Llegan los Nelson. Así cuando en 1956 el joven Ricky le pidió a su padre que lo ayudara a grabar discos, cosa que parecía natural: Ricky ya era un ídolo. Ozzie Nelson hizo las llamadas necesarias y Ricky firmó un contrato con la compañía Verve para grabar tres canciones.

Ricky quería incluir en la cara A su versión personal de 'l'm walking', de Fats Domino, pero tanto su padre como Verve preferían una dulce balada titulada 'A teenager's romance', para aprovechar la fama televisiva de la que Ricky gozaba entre el público de los espectáculos «para la familia». Lo convencieron, pero, para sorpresa de todos, ambas caras del disco llegaron al Top 20 americano en 1957, vendiendo un millón de copias. En suma, Ricky Nelson fue aceptado como roquero y como ídolo romántico de los adolescentes. Los contrastes en el estilo y en la línea musical entre las dos caras del primer disco de Nelson estarían presentes en toda su producción futura. La tendencia romántica y conmovedora de las baladas como 'A teenager's romance' sugería un futuro de ídolo «prefabricado» para adolescentes, una buena imagen para vender discos.

Por el contrario, 'l'm walking', aunque no posee el espíritu rockabilly de Presley o de Perkins (por otra parte, Nelson venía de una familia de clase media y no de una pobre del Sur), revela ese entusiasmo y esa alegría de ser joven y vital del rock'n'roll blanco de la época. De cualquier manera, el interés de Verve por que Nelson se convirtiera sólo en un ídolo romántico se reveló del todo cuanto se realizó la presentación del segundo disco, 'You're my one and only love', otro tierno mensaje de amor. Nelson sufrió una desilusión, también porque las ventas no alcanzaron los niveles del disco anterior. Pero a la vuelta de la esquina estaba su salvación, llamada Lew Chudd. Era el jefe de Imperial Records, la firma para la que Fats Domino había grabado la versión original de 'l'm walking'. Nelson firmó con Chudd un contrato que duraría siete años, colocando 36 discos de Imperial en el Top 100.

El primer movimiento de Chudd fue endurecer el sonido de Nelson, y para hacerlo llamó a un grupo de verdaderos profesionales: James Kirkland al bajo, sustituido más tarde por Joe Osborne, Butch White (y en adelante Ritchie Frost) a la batería, Cene Garth al piano y James Burton a la guitarra. Junto a Scotty Moore y a Carl Perkins, Hames Burton era el más puro guitarrista de rockabilly «sudista». Su trabajo con Nelson y con otros artistas de la Costa Oeste a través de los años cincuenta y sesenta antes de convertirse en líder del grupo que acompañaba a Elvis en los años setenta, contribuyó a mantener vivo el rockabilly a través del tiempo. Gracias a su guitarra solista, la forma pulida y precisa de cantar de Nelson encontró un perfecto equilibrio. El grupo logró así sentar las bases de aquella síntesis de country, rockabilly y rock'n'roll que sería la marca distintiva de todos los músicos country de la Costa Oeste.

Además, Nelson tuvo el acierto de descubrir nuevos talentos entre los autores de canciones. Gente como los hermanos Burnette que, juntos o por separado, crearon para Nelson canciones como 'Waiting in school' en 1957, 'Believe what you say', en 1958, canción que se convirtió, diez años más tarde, en el tema conductor del redescubrimiento de Nelson como cantante country-rock, 'It's late' y 'Long vacation', en 1958, y 'My one desire', en 1960. Nelson grabó más de veinte canciones de Baker Knight, entre las que estaban 'Lonesome town', en 1958, 'There'll never be anyone else but you', en 1959, y canciones de su productor, Jerry Fuller, como 'Travellin' man', en 1961, y de Gene Pitney ('Hello Mary Lou'), también en 1961. Con la excepción de las canciones creadas por los hermanos Burnette, el trabajo de Nelson para Imperial se caracterizaba por el mismo rock vibrante de aquella tensa versión de 'l'm walking'.

También estaba el Nelson melódico de 'There'll never be anyone else but you'. Pero se avecinaba un cambio. Nelson, que hasta 1960 había sido visto como una versión edulcorada de Eddie Cochran, ahora era un ídolo que pedía más atención por parte de su público. Si había tenido éxito de pequeño en televisión, ¿por qué no probar ahora también en el cine? En 1958, puso todo su ímpetu juvenil en interpretar al pistolero Colorado en la película de Howard Hawks, Río Bravo. Particularmente conseguido fue su dúo con Dean Martin cantando 'My rifle pony and me' y, como solista, 'Cindy'. Su interpretación fue apreciada por los críticos de cine. Sin embargo, su carrera cinematográfica a partir de ese momento fue en declive. En segundo lugar le ofrecieron una película de serie B, The wackiest ship in the army.

Sorprendentemente, dada su experiencia en el mundo del espectáculo, su carrera sufrió un parón. Una de las razones era el cada vez menor interés de Nelson por la escena musical. Pero, más probablemente, la verdadera razón tiene que buscarse en la genuina confusión en la que había caído Nelson, indeciso sobre sus ambiciones y sin un verdadero manager a sus espaldas. Nelson quería desarrollar sus propias cualidades, pero no sabía cómo: en 1961 suprimió la «y» de su nombre para parecer menos adolescente, pero sus melodías eran ya viejos clichés y «Rick» iba a ser olvidado, como el Elvis Presley de la época de la Sun Records. Nelson siguió con Imperial hasta 1963, para pasar después a Decca y finalmente a MCA, donde luchó durante un par de años, susurrando baladas «adultas» como 'Fools rush in' (1963) y 'The very thought of you' (1964).

El ambiente de los night-clubs lo ayudó a sobrevivir a la «invasión británica» y a la psicodelia, y con los dos álbumes que grabó en 1967, 'Bright lights and country music' y 'Country fever', tomó un nuevo camino, el del country-rock. En 1969, Nelson abandonó finalmente el ambiente de los night-clubs y tocó en locales más rock con un grupo, The Stone Canyon Band, formado por Randy Meisner (más tarde en The Eagles), Steve Love, quien posteriormente se unió a Roger McGuinn, y Tom Brumley, procedente de The Buckaroos, de Buck Owens. Aunque la música del grupo era esencialmente country-rock, Nelson no quería limitarse, y el primer éxito de su revitalizada carrera fue una agitada versión realizada en 1969 de 'She belongs to me', de Bob Dylan. Siguieron dos inmejorables álbumes: 'Rick Nelson in concert' y, en 1970, 'Rick sings Nelson', que le procuró también otro éxito en single, 'Easy to be free'.

El álbum de 1971, 'Rudy the Fifth', era el número veintisiete de su carrera, el tercero de la renacida música country-rock. «Siempre he querido ser Carl Perkins», diría más tarde. El «nuevo» Nelson intentó mantenerse a distancia de todos los amantes nostálgicos del revival que poblaban en aquella época el universo del rock'n'roll, pero, durante un concierto benéfico en el Madison Square Garden en 1971, fue pitado y obligado a abandonar el escenario. Desilusión, amargura, sentimiento de impotencia. Al año siguiente, Nelson grabó 'Garden Party'. La canción que lleva el mismo título es una amarga consideración sobre la triste experiencia del año anterior: sobre una tensa línea de bajo, Nelson canta con voz melancólica: «Si es verdad que sólo he cantado sobre recuerdos, entonces habría preferido ser camionero». Tras la grabación del álbum, The Stone Canyon Band lo abandonan.

Desde entonces Nelson sólo produjo álbumes insignificantes para MCA y Epic, realizados a base de canciones construidas para gustar a toda costa. Tras la muerte de Elvis, Nelson se unió durante un tiempo al manager Tom Parker, el famoso Coronel, pero sin éxito. Lo mejor de Nelson siguen siendo las viejas 'l'm walking', 'Be-bop baby', 'There'll never be anyone else but you', donde su «alma rock» surge sin vacilaciones, cambios de dirección, ni indecisión.

Pagina Oficial:  
http://www.rickynelson.com
 


DISCOGRAFIA


1957- Ricky
1958- Ricky Nelson
1959- Songs by Ricky
1959- Ricky Sings Again 
1960- More Songs by Ricky
1961- Rick Is 21
1962- Album Seven by Rick
1963- For Your Sweet Love
1963- Rick Nelson Sings "For You" 
1964- The Very Thought of You
1964- Spotlight on Rick
1965- Best Always 
1965- Love and Kisses
1966- Bright Lights & Country Music 
1967- Country Fever
1967- Another Side of Rick
1969- Perspective
1970- Rick Nelson in Concert
1970- Rick Sings Nelson
1971- Rudy the Fifth 
1972- Garden Party 
1974- Windfall 
1977- Intakes 
1981- Playing to Win 
1986- All My Best
1986- Live, 1983-1985
1991- Hello Mary Lou
1996- Live at the Aladdin
2000- Ricky