HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Moody Blues

Ir a Discografia

Veinticinco años de actividad, una de las carreras más largas y afortunadas de la historia del pop, decenas de discos de oro y de platino y una popularidad sin fronteras: éstas son algunas de las metas conseguidas por Moody Blues, con una presencia discreta, una excepcional habilidad en su formación y una creatividad coherente que ha trascendido las modas. Nacidos en los míticos años sesenta dominados por The Beatles (Paul McCartney ha sido uno de sus fans), los Moody Blues han sabido cultivar el éxito sin caer jamás en la autorrepetición. A diferencia de muchos de sus colegas, Moody Blues siempre pensaron sólo en su música. Justin Hayward, guitarrista y líder del grupo declaraba: "Siempre había una gran agitación en torno a nosotros en aquella época. Los periodistas nos preguntaban siempre cuáles era nuestras manías, nuestras rarezas, nos contaban de colegas que coleccionaban automóviles enormes, que tenían un guardarropas llenísimo. Nosotros, por el contario, les respondíamos que sólo nos interesaba la música: habríamos podido inventarnos algunas rarezas, pero en realidad no las teníamos. Sólo la música."


Los Moody Blues iniciaron su fantástica historia en 1964 en Birmingham, la misma ciudad que en esa época asistía a los primeros pasos de Move. Moody Blues tuvieron unas relaciones muy estrechas con este grupo: en efecto, el batería Graeme Edge había tocado con Roy Wood en Gerry Levene & The Avengers, y el guitarrista Denny Laine había trabajado con Bev Bevan en The Diplomats. Ray Thomas (armónica) y Mike Pinder (teclados) habían militado anteriormente en El Riot & The Rebels. Completaba la formación inicial el bajista Clint Warwick. Los comienzos de la formación estuvieron bajo el emblema de su común pasión por el rhythm and blues: tocaban mucho en los locales de su ciudad y en seguida consiguieron un contrato con Decca, la cual aún se arrepentía de haber dejado escapar a The Beatles. El primer single, titulado 'Lose your rnoney', escrito por Laine y Pinder, no obtuvo el efecto esperado, y los Moody Blues decidieron realizar versiones de canciones famosas. La elección recayó sobre un tema de la cantante americana Bessie Banks titulado 'Go now'. Alternando el tiempo y endureciendo los arreglos, los Moody Blues obtuvieron el primer triunfo de su carrera. Publicado en enero de 1965, 'Go now' se convirtió inmediatamente en un gran éxito.


Uno de los más grandes admiradores del grupo era Paul McCartney, el cual les felicitó públicamente. Algunos años después, una vez separados The Beatles, McCartney llamó a Denny Laine para colaborar en sus Wings. A pesar del éxito de 'Go Now' los Moody Blues aún no habían alcanzado la estabilidad. Los siguientes singles fueron ignorados por el público y la crítica. Edge recuerda: "Por ironía de la suerte nuestro primer éxito nos creó problemas que no teníamos al principio de nuestra carrera. Después de 'Go now' nos preguntabamos porqué todos nuestros esfuerzos no surtían ningún efecto". Así se inició un período confuso para los Moody Blues. Realizaron una gira por América con The Beatles, y muchos managers quisieron ocuparse de ellos. Durante algunos meses el grupo se trasladó a Bélgica, toco mucho en Alemania y en Francia, y publicó un vacilante primer álbum: titulado 'The magnificent moodies' (1965); pero en el verano de 1966 llegaron las primeras deserciones: se marcharon Clint Warwik y Denny Laine, siendo sustituido este último por el joven Justin Hayward, que se reveló en seguida una adquisición fundamental para el grupo. Con el nuevo bajista John Lodge, los Moody Blues volvieron a tomar el camino del exito. Regresaron a Gran Bretaña, actuando en los locales más importantes y por la reacción del público compendieron que tenían mucho que decir.


Tenían nuevas ideas y una gran canción: 'Nights in white satin'. Realizado con la ayuda de la sección de arcos de la London Symphony Orchestra, 'Days of future passed' (1967) nació de manera extraña, gracias también a algunas afortunadas coincidencias. La primera ocasión se les presentó cuando Tom Jones, entonces cantante en la cumbre del exito y compañero de escuderia del grupo, recibió una invitacion par un gran concierto en el Olympla de Paris. Jones aún no tenia listo su nuevo repertorio, y para llenar el hueco de una hora de música llamó precisamente a los Moody Blues, los cuales arrancaron calurosos aplausos. Posteriormente también fue el cantante galés el que recomendó a lo responsables de Deram que les prestaran mayor atención. El proyecto inicial de la compañía discografica era hacer grabar al grupo una versión especial de la Sinfonia del nuevo mundo de Dvorak. Revelando grandes dotes diplomáticas, los Moody Blues lograron beneficiarse de la situación y aprovechar la presencia de la orquesta para grabar sus canciones. Los resultados dieron la razón a los músicos: 'Days of future passed' es uno de los primeros grandes "álbumes-concepto" que abrió nuevos caminos a la música rock experimental inglesa; en el transcurso de pocos años también Deep Purple ('Concerto for group and orchestra', 1970) y Procol Harum ('With the Edmonton Symphony Orchestra', 1972) siguieron esos caminos. Las ventas de 'Nights in white satin' fueron extraordinarias; entró en el Top 20 en 1968 y obtuvo un gran éxito en sucesivas reediciones: en 1972 la canción llegó a los diez primeros puestos y en 1979 regresó al Top 20.


El triunfo de los Moody Blues era una realidad, una espléndida realidad. En el transcurso de veinte meses publicaron otros dos grandes álbumes: 'In search of the lost chord' (que incluye el éxito 'Ride my see-saw'), en 1968, y 'On the threshold of a dream', en 1969. Ambos trabajos llevaron hasta el límite el nuevo diseño artístico del grupo. En efecto una vez abandonadas las atmósferas de la música negra el grupo proponía un precioso y agradable rock, muy elaborado y dulcemente experimental. En las melodías y en los textos se funden tensiones románticas e impresionistas, los temas están cada vez más ligados, formando casi una suite indivisible. Precisamente en Moody Blues se inspiraron nuevos grupos como Genesis, Yes y King Crimson, que acentuaron el lado descriptivo e instrumental de las intuiciones de Hayward y compañía. "No sabíamos realmente que estabamos contribuyendo a la formulación de un estilo nuevo, todo lo que hacíamos era escribir la música que nos agradaba y grabarla como nos gustaba", declararia Hayward posteriormente. Moody Blues llegaron hasta el primer puesto en Gran Bretaña y Estados Unidos al mismo tiempo, con el álbum 'On the threshold of a dream'.


Para invertir mejor el dinero obtenido, los músicos decidieron formar una compañía discográfica propia, Threshold, en octubre de 1969, cuando ya la historia de sus ganancias (en sólo dos años) alcanzaba la increíble cifra de diez millones de dólares. El primer disco de la recién nacida compañía fue el nuevo álbum de Moody Blues, 'To our children's children's children' (1969), nuevo éxito, mientras que por el contrario, sus proyectos corno productores iban peor. También los Moody Blues, corno ya les sucedió a The Beatles con Apple, cometieron el error de confundir los papeles, creyendo poder pasar del papel del artista al de manager. Asi lo recuerda Thomas: "Me di cuenta de que estaba equivocado cuando una noche me encontré tomando solo el metro en Londres, llevando una enorme bolsa de cartas y documentos para examinar en casa. Realmente no era ése el motivo por el que había querido ser músico. No, debíamos cambiar de camino, olvidar los negocios y volver a los estudios".


La década de los años setenta significó la confirmación definitiva del éxito de los Moody Blues con una serie increíble de discos de oro y de platino. 'A question of balance' (1970), 'Every good boy deserves favour' (1971), 'Seventh sojourn' (1972) fueron éxitos internacionales. Moody Blues alcanzaron la culminación de su éxito y de su compromiso en la gran gira mundial de 1972, al final de la cual nuevos horizontes se abrieron para la banda. Efectivamente los músicos, cansados de cuatro años comprometidos y estresantes, decidieron suspender la actividad o, al menos, regularla a un ritmo diferente. Nacía una segunda fase en la vida de Moody Blues, marcada por trabajos en solitario, investigación y producciones. Graeme Edge formó un grupo con Adrian Gurvitz y publicó los álbumes 'Kick ofl your muddy boots' (1 974) y 'Paradise ballroom' (1977). Ray Thomas grabó los álbumes 'From mighty oaks' (1975) y 'Hopes wishes and dreams' (1977). Michael Pinder trabajó en 'The promise' (1976). Finalmente Justin Hayward y John Lodge formaron Blues Jays, antes de realizar también algunos discos en solitario. Cabe destacar que la unidad del grupo no se resintió, como demuestra el hecho de que todos estos trabajos siempre fueron publicados por Threshold, compañía privada del grupo. Los Moody Blues se volvieron a reunir en 1978 y publicaron el esperado 'Octave', pero sin la aportación de Mike Pinder, que en el escenario fue sustituido por el teclista suizo Patrick Moraz, originariamente con Refugees y ya reemplazado por Rick Wakeman en Yes. Tanto el disco como la gira fueron un gran éxito. Fortalecidos por el éxito de 'Octave' y por la constatación de que a pesar de los cambios en los gustos del público aún eran bien acogidos, los Moody Blues estabilizaron su producción en un disco cada dos-tres años. Así, en los años ochenta publicaron (con éxito) 'Long distance voyager' (1981), 'The other side of love' (1986) y 'Sur la mer' (1988): perfectos ejemplos de pop adulto, maduro, agradable, alejado de la novedad pero también de la repetitividad. Después de tantos años Moody Blues aún no han encontrado el acuerdo perdido al que hacían referencia en el título de su tercer álbum, pero mientras continúen buscándolo sus fans tendrán el placer de escuchar una música inmejorable. 

Pagina Oficial:  
http://www.moodyblues.co.uk/index_main.html


DISCOGRAFIA

1965- Go Now 
1966- The Magnificent Moodies 
1967- Days of Future Passed 
1968- In Search of the Lost Chord  
1969- On the Threshold of a Dream  
1969- To Our Children's Children's Children  
1970- A Question of Balance 
1971- Every Good Boy Deserves Favour 
1972- Seventh Sojourn 
1978- Octave  
1981- Long Distance Voyager 
1983- The Present  
1986- The Other Side of Life 
1986- Your Wildest Dreams 
1988- Sur La Mer  
1991- Keys of the Kingdom  
1993- A Night at Red Rocks with the Colorado 
1999- Strange Times 
2000- Melancholy Men
2000- Hall of Fame  
2003- December  
2005- Lovely to See You  
2010- Live at the Royal Albert Hall