HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Leño



BIOGRAFIA

DISCOGRAFIA



Desde que Rosendo Mercado (nacido el 23 de Febrero de 1954) empieza a darle la tabarra a su familia para que le compren una guitarra (se la compraría su abuelo del que también heredó su nombre) hasta que se forma Leño, nuestro amigo irá pasando por propuestas de seriedad creciente: La Patata Química, Yesca (grupos con amigos del colegio); Fresa (con el que consiguen ser la banda de acompañamiento de Jeanette durante una serie de conciertos en pleno auge de la intérprete); y, sobre todo, Ñu (reconversión de Fresa con la que telonearon a Dr. Feelgood en el Pabellón del Real Madrid), de donde salió escaldado el día de fin de año de 1977 por desavenencias con parte de la banda, llevando al señor Mercado a buscar otra salida creativa más satisfactoria. Y ahí es donde empieza todo.

El origen del nombre de la banda se encuentra rodeado de cierta polémica. Según Rosendo, el nombre procede de la definición que José Carlos Molina hacía de sus composiciones para Ñu, sin embargo Molina argumenta todo lo contrario. Dice que es él quien recibía dicha calificación por parte de Rosendo; aunque a fin de cuentas el nombre está ahí y su procedencia tampoco es tan relevante.

En poco tiempo el grupo está en marcha. Rosendo reúne a un antiguo compañero de Fresa (Chiqui Mariscal) al bajo y al ex-batería de Coz (grupo del que saldrían los Barón Rojo) Ramiro Penas, y el día 12 de Febrero de 1978 debutan en el Alcalá Palace teloneando a Asfalto. En Mayo del mismo año sale a la luz su primer sencillo, “Este Madrid / Aprendiendo a Escuchar” (Chapa, 1978). Apenas un año después se editaría su primer LP: “Leño” (Chapa, 1979).

Poco duraría la formación inicial de la banda, ya que, no habiendo terminado la grabación del primer LP, Chiqui Mariscal abandona el grupo dejando vacante el puesto de bajista por unos motivos que todavía hoy son desconocidos. Este hecho se ve reflejado en la portada de este primer álbum, en la que se ve la figura de Chiqui saliendo de escena y por la izquierda aparece su sustituto entrando en el cotarro: Tony Urbano. También proveniente de Coz, amigo personal de Ramiro, y que cerraría la agrupación definitivamente. Chiqui regresaría a Ñu y tras unos discos abandona también la formación de José Carlos Molina. Tony empieza su colaboración grabando en estudio la canción “El tren” finalizando así la grabación del primer larga duración.

Con el cambio de década, es bien sabido que las discográficas intentaron pervertir/revisitar el sonido de muchas bandas de corte rockero y, unas con más éxito que otras lo fueron consiguiendo. En julio de 1980 se graba el disco “Más Madera” (Zafiro, 1980). Teddy Bautista repitiendo a los teclados y a la producción (con un resultado cuando menos cuestionable) y menos distorsión en las guitarras hacen que el sonido pierda empaque, resultando una música más amable, menos agresiva a primera vista pero igualmente potente. No obstante en los conciertos siguen siendo el mismo trío rompedor y duro de siempre. Ejecutan los temas de ambos discos de forma directa, sin teclados ni arreglos y dándole a las enfervorecidas masas de la época justo lo que estaban pidiendo.

El grupo es consciente de que su imagen se ha visto deteriorada por culpa de su último álbum de estudio, así que deciden editar un disco en vivo. Tras grabar el material de tres conciertos sacan a la luz “En Directo” (Zafiro, 1981). El resultado final no convence en absoluto al grupo, pero curiosamente se convertirá en el disco más vendido de toda su carrera.

Pasan dos años de conciertos alrededor de la geografía patria, metiendo ruido allá donde van y aumentando su prestigio como una de las bandas de directo más impactante del momento, defendiendo la autenticidad dentro y fuera del escenario; ("Veía a alguna gente y pensaba: ¿Cómo sales a un escenario con una ropa que te tienes que quitar después porque no va contigo?" - Rosendo).

Hasta que un buen día les surge la oportunidad de grabar en Londres, cogen la maleta y se marchan con el productor Carlos Narea (Topo, Burning, Nacha Pop,...) a grabar “Corre, Corre” (Zafiro, 1982) en los estudios de Ian Gillan (Deep Purple), con la intención de proyectar la banda fuera de España y de darle prestigio dentro. En líneas generales se puede decir que el primer objetivo no se vio satisfecho, pero sí el segundo, sonando en todas las radios y televisiones estatales (Los 40, Musical Express, Tocata, etc.) convirtiéndose así en una "banda de moda" entre la juventud de una forma más amplia, saliendo de los ambientes de litrona y canuto para adentrarse también en otros a los que no habían llegado antes. Motivo por el cual Miguel Ríos los incluyó junto a Luz Casal en el cartel de su “Rock de una Noche de Verano” a lo largo de los más de 30 conciertos que duró la gira durante el verano de 1983.

Y aquí termina la historia, al final de ese verano, en el momento aparentemente más dulce. Existen múltiples factores que explican su disolución; en palabras de los propios miembros, sencillamente ya no tenían nada que decir y lo dejaron donde lo tenían que dejar. Hacían rock en la transición y murieron con ella dando sentido a la palabra honestidad.

En el año 2006 se publicó un CD/DVD con material en directo de sus últimos años bajo el nombre de “Vivo 83” (Sony / BMG, 2006). Un material con gran valor sentimental para los fans que hoy en día ya peinamos canas y sonreímos cuando escuchamos “Maneras de vivir” en el spot promocional de la Comunidad Foral de Navarra. Y en el 2010 sale a la venta "Bajo la Corteza" (EMI, 2010), un doble CD+DVD con 26 canciones de la banda interpretadas por lo más granado de la escena rock estatal. Un sentido homenaje.
JAVIER RODRIGUEZ VEIGA

Pagina Oficial:


DISCOGRAFIA


1979- Leño
1980- Más Madera
1981- En Directo
1982- Corre, Corre
2006- Vivo '83
 
 

 




1979- Leño

Puntuacion: 10
Estilos: Hard-Rock, Rock Urbano

   Para escuchar el disco dale al play




 
Último año de la década de los 70. Unos jóvenes inexpertos y con suerte entran por primera vez en un estudio de grabación y setenta horas después se obtiene un resultado excelente y rompedor, con un sonido de una elocuencia agresiva y rompedora para el año y sobre todo el país en el que estaba sucediendo.

Se consigue un disco de verdad, el más instrumental y progresivo de la banda con desarrollos pausados e imperceptibles que te transportan a través de cambios de ritmo e intensidad escrupulosamente medidos, conduciendo al oyente por un viaje desde los paisajes sonoros más naif a los riffs de guitarra más hardrockeros del momento -“Castigo”, “La nana”- y con himnos generacionales -“El tren”, “Este Madrid”- claramente influenciados por gente como Cream, Black Sabbath y grupos de la misma onda.

Es, en mi opinión, la etapa en la que Teddy Bautista comprende mejor las necesidades que el grupo le estaba pidiendo (a pesar de ser el primero) tanto a nivel de arreglos como en su papel de instrumentista a la armónica y los teclados; aporta los complementos que la música pide pero sin caer en el endulzamiento excesivo del sonido alcanzado en trabajos posteriores.

Un disco de temas largos, con una duración media que supera los cinco minutos por canción, pero que pasa en un suspiro por su redondez y homogeneidad. Las letras están cargadas con la nueva narrativa que Rosendo comenzaba a pergeñar por aquel entonces; denuncia social y vivencias personales con ese humor sarcástico de barrio tan particular y entrañable que le caracteriza. Temas como “El tren”, “Sodoma y chabola” o “Este Madrid” son claros representantes de su forma de decir las cosas. Se trata, sin duda, de una más que digna presentación discográfica en sociedad que anticipaba una carrera intensa y llena de éxitos por venir.

1.- Castigo
2.- El oportunista
3.- El tren
4.- Este Madrid
5.- La nana
6.- Sodoma y chabola
7.- Se acabó

Rosendo Mercado- guitarras y voz
Ramiro Penas- batería, percusión y coros
Chiqui Mariscal- bajo y coros
Tony Urbano- bajo y coros
Teddy Bautista- armónica, teclados

 




1980- Mas Madera

Puntuacion: 5
Estilos: Hard-Rock, Rock Urbano

   Para escuchar el disco dale al play



 

En este su segundo trabajo nos encontramos ante una dualidad desconcertante: buenas canciones aderezadas con una mezcla de estudio pésima. El grupo encuentra el responsable en la producción; el propio Ramiro Penas declararía que Teddy Bautista hizo con el disco “lo que le salió de los cojones”.

El disco empieza con un más que criticado sintetizador -"Insisto"- que nos muestra unos Leño más new wave, dulcificados y pop que en su anterior trabajo. Poco a poco el devenir de canciones van mostrando un sonido de regusto empalagoso, sin vida, carente de frecuencias medias al final de la mezcla, aunque detrás se escondan algunas de las mejores composiciones del trío madrileño. Los arreglos y las letras son más elaboradas, con un sello de rocanrol de barrio inconfundible al que ellos y otros grupos de la época como Topo, Asfalto, etc. estaban dando forma. Prueba de ello es que una de las canciones más recordadas de este grupo se encuentra en este disco: “Cucarachas”. 

En definitiva, un gran trabajo compositivo echado a perder por el resultado logrado en estudio. Un mal sueño ochentero a base de guitarras con más chorus que distorsión, unas baterías aberrantes y un bajo apagado; por otro lado unas canciones más pensadas, hechas con la tranquilidad que da tener un disco en el mercado y una buena legión de seguidores. Pero suena mal, sinceramente mal.

1.- Insisto
2.- ¿Dónde está la salvación?
3.- Sin solución
4.- No voy más lejos
5.- Como debe ser
6.- Sí señor, sí señor
7.- Cucarachas
8.- La noche de que te hablé
9.- Calendario
10.- Apágalas
11.- Lo que acabas de elegir

Rosendo Mercado- Guitarra y voz
Ramiro Penas- Batería y coros
Tony Urbano- Bajo y coros
Teddy Bautista- Teclados
Manolo Morales- Saxo
Luz Casal- Coros
Jaime Asúa- Coros

 

 




1981- En Directo

Puntuacion: 6
Estilos: Hard-Rock, Rock Urbano

   Para escuchar el disco dale al play



 
 


Sala Carolina, barrio de Tetuán, noches del 25, 26 y 27 de marzo de 1981. Leño la arman, lo graban y luego lo venden.

Colaboran Luz Casal y Jaime Asúa a los coros, Manolo Morales al saxo (colaborador, entre otros, de Vainica Doble) con un resultado más que aceptable, y Teddy Bautista a los teclados (también criticados y criticables pero mucho más discretos que en “Más Madera”) para vestir un poco el sonido. Ciertamente ayuda en algunos temas más pop, sin embargo suaviza en exceso algunos momentos más cañeros, como el solo que se atreve a perpetrar en “El tren”. La mayor parte del concierto, el grupo suena bien por sí solo, los tres se arropan perfectamente entre ellos y todo aditamento artificial se nota que no es más que eso; pura pegatina.

Es en este disco donde se edita por primera vez su canción más famosa: “Maneras de vivir”. Una letra que relata la apertura social a las diferentes e igualmente válidas formas de actuar de la gente en la recién estrenada etapa democrática, de la vuelta a la libertad de elección y de cómo se la toma la gente en aquellos días. Toda una lección de heterodoxia bien llevada, con un acompañamiento musical de blues-rock sureño con un aire a bandas como Lynyrd Skynyrd que compagina a la perfección y crea una joya inmortal.

Al grupo no le gustó el resultado porque no reflejaba todo lo fielmente que ellos hubiesen querido un espectáculo de Leño en vivo, pero como confesaría el propio Rosendo años más tarde, se hizo lo mejor posible dada la tecnología de aquellos años.

A pesar de la precariedad sonora obtenida, es una escucha que se hace corta, dura poco más de media hora que se pasa en un suspiro una vez se acostumbra el oído al sonido regulero que ostenta la grabación. Incluso así, su disco más vendido, fiel muestra de lo que sus seguidores querían: directo.

1.- Sí señor, sí señor
2.- Cucarachas
3.- Todo es más sencillo
4.- El tren
5.- Mientras tanto
6.- Entre las cejas
7.- La noche de que te hablé
8.- Maneras de vivir
9.- El oportunista

Rosendo Mercado- guitarra y voz.
Ramiro Penas- batería y coros.
Tony Urbano- bajo y coros.
Teddy Bautista- teclados.
Manolo Morales- saxo.
Luz Casal- Coros
Jaime Asúa- coros

 




1982- Corre Corre

Puntuacion: 8
Estilos: Hard-Rock, Rock Urbano

   Para escuchar el disco dale al play



 
 

Mundial del naranjito, vuelco electoral (primera victoria socialista en democracia desbancando a Leopoldo Calvo Sotelo) precedido del Tejerazo un año antes: en este contexto los Leño cogen sus petates y se marchan a Londres con sus expectativas apuntando al mercado extranjero y en busca de un sonido en estudio que por fin les haga justicia.

Nos encontramos ante un sonido contundente y con una ecualización muy acertada que termina resultando en el disco que mejor suena de la banda, no sólo por sus temas sino también por el arreglo de los mismos. Composiciones como “La Fina” (blues-rock de barra de bar polvorienta) o “¡Que tire la toalla!” (prohibida en las principales emisoras de radio porque la letra contenía una crítica política demasiado ácida para la época) demuestran que tienen los engranajes más lubricados que nunca. Vuelven a sonar como en su primer disco de estudio y sin teclados; sólo tres, ni más ni menos, rock en estado puro sin ningún tipo de adorno innecesario.

La anécdota más destacable durante la grabación del álbum, y que permanece de forma indeleble en el corazón de Rosendo, es que un buen día conoce a uno de sus ídolos de adolescencia; Rory Gallagher. Éste se pasea por delante del set de grabación de Leño y se queda gratamente sorprendido con el sonido que sale del estudio, comparte una tarde de música con el de Carabanchel, prestándole varias de sus múltiples guitarras para deleite y divertimento de los allí presentes.

En resumidas cuentas, a Leño le sentó muy bien el cambio de productor. El viaje fuera de las fronteras se amortiza con la primera escucha. A pesar de no conseguir la repercusión internacional que pretendían (la revista Kerrang les dedica un mala crítica), se muestran satisfechos con el trabajo realizado por primera vez en su historia.

A medida que La Movida Madrileña se abre paso por encima de la escena rock de aquellos años, nuestros amigos descubren que su andadura ya no tiene sentido y deciden separarse dejando su carrera en lo más alto, justo antes de empezar a sentirse desubicados, el peor de los males para todo músico honesto de nacimiento.

1.- ¡Corre, corre!
2.- Sorprendente
3.- No se vende el rock & roll
4.- La Fina
5.- ¡Que tire la toalla!
6.- Entre las cejas
7.- No lo entiendo
8.- ¡Qué desilusión!

Rosendo Mercado- Guitarra y voz
Ramiro Penas- Batería y coros
Tony Urbano- Bajo y coros

 




2006- Vivo '83

Puntuacion: 8
Estilos: Hard-Rock, Rock Urbano

   Para escuchar el disco dale al play


 

Es una pena haber tenido que esperar tanto tiempo para poder disfrutar de la mandanga que se recoge en este CD-DVD. Tiempo en el que la banda libró duras batallas legales contra la compañía discográfica por recuperar su nombre, algo que se habían ganado a golpe de escenario.

El CD recoge un material de la gira con Miguel Ríos “El Rock de una Noche de Verano” grabado en Barcelona el 6 de Septiembre, ante más de 150.000 personas y un mes antes de su disolución. Tiene un sonido excelente, a pesar de que ni siquiera sabían que estaban siendo grabados y que por tanto no existía afán comercial para este material en aquel momento. Tratado con mucho cariño en el estudio, bien mezclado y aliñado sin aditivos, puro y duro directo atronador.

En lo que al vídeo-documental se refiere, comprende una serie de entrevistas de personajes relacionados con la historia de Leño (Carlos Narea, Luz Casal, Miguel Ríos,...) intercaladas con imágenes de sus conciertos del año 1982 en Euskadi y vídeos caseros de la banda en los que se muestran en actitudes muy campechanas. De baja calidad, con un sonido penoso (recuperado de las cintas Betamax de algunos amigos) y una imagen de definición indeseable, pero que contienen una carga emocional que las compañías discográficas nunca dejan escapar.

1.- Entre las cejas
2.- Sorprendente
3.- Sí señor, sí señor
4.- Mientras tanto
5.- Cucarachas
6.- ¡Que tire la toalla!
7.- ¡Corre, corre!
8.- La noche de que te hablé
9.- Solos (improvisación instrumental)
10.- El tren
11.- Maneras de vivir
12.- Este Madrid

Rosendo Mercado- Guitarra y voz
Ramiro Penas- Batería y coros
Tony Urbano- Bajo y coros