HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Japan

JAPAN




 

BIOGRAFIA

DISCOGRAFIA

 

 
Japan, una de las bandas más originales surgidas de la nueva ola inglesa de finales de los años sesenta, nació hacia 1977 por voluntad de los hermanos David y Steve Batt, alias David Sylvian y Steve Jansen, respectivamente. Los dos frecuentaban, junto a Mick Karn y Richard Barbieri, una escuela de Catford, suburbio al sur de Londres, y pronto, irritados por las rígidas normas disciplinarias del instituto, decidieron reaccionar de forma provocativa, maquillándose y recurriendo a un vestuario particularmente provocador. "Pensábamos que los otros chicos sabrían rebelarse y seguir nuestro ejemplo (recuerda Sylvian), pero no lo hicieron. La escuela era realmente violenta y aquellos, para nosotros, fueron unos tiempos brutales."

En esta situación de disconformidad y malestar, el rock pudo representar para los cuatro estudiantes "rebeldes" un ancla de salvación, una válvula de escape o simplemente un refugio para escapar de las insatisfacciones adolescentes: así nació Japan. El cuarteto, a excepción de Mick Karn, con un bagaje de varios años de estudios clásicos y experiencia como intérprete de fagot en la London Schools Symphony Orchestra, estaba en su primer contacto con la música. Pero unos meses de aprendizaje fueron suficientes para hacer de Japan una competente banda de rock capaz de reinterpretar, con discreta desenvoltura, viejos temas de Motown o composiciones del repertorio de bandas americanas como Foreigner o Hall and Oates.

Aunque las primeras reacciones del público no fueron muy estimulantes, Japan no se desmoralizaron y continuaron afinando su técnica. La banda acogió en su seno a un quinto elemento, el guitarrista Rob Dean, y adquirió un estilo musical impetuoso y metálico. En el famoso "verano del punk" (1977), comenzó a destacar sobre todo por su imagen absolutamente anticonvencional. Sus maquillajes y costumbres extravagantes mantuvieron alejadas a las recelosas compañías discográficas inglesas, pero atrajeron al atención de la alemana Ariola/Hansa, que les ofreció un contrato. El grupo se vio presionado para grabar a toda velocidad a causa del excesivo entusiasmo de Ariola, impaciente por publicar el álbum de debut.

El disco, titulado 'Adolescent sex', salió en 1978 y, resentido por la premura en que fue concebido, fue objeto de críticas despiadadas (un periodista lo definió como una mezcla de rock y funk). Ariola, con la publicación del single 'Don't rain on my parade', una estrafalaria versión del tema homónimo de Barbra Streisand, contribuyó a la confusión y los mandó de gira como teloneros de Blue Oyster Cult. El resultado más inmediato fue que la banda, a causa de su imagen indefinible, no logró encontrar un público dispuesto a seguirla. Al mismo tiempo, 'The unconventional', otro single extraído del álbum, recibió una calurosa e inesperada acogida en Japón y les permitió recorrer Oriente.

A su regreso, Japan grabaron su segundo álbum, 'Obscure alternatives' (1979), revelando una clara madurez artística, esencialmente favorecida por la experiencia acumulada durante el viaje oriental. En Tokio habían tenido la oportunidad de ver un concierto de Talking Heads y habían quedado impresionados por la habilidad con que el grupo americano fundía los sonidos del rock con los de la música étnica, sobre todo la africana. La música de Japan comenzó a absorber nuevas influencias y a abrirse, más tarde, a nuevas culturas. La música oriental y la "Musique d'ameublement" del excéntrico compositor francés Erik Satie se convirtieron, como demuestran algunos temas de 'Obscure alternatives', en los principales puntos de referencia de Japan.

'Obscure alternatives' no logró, sin embargo, aclarar sus intenciones, probablemente a causa de la inadecuada producción de Ray Singer, a pesar del frustrado trabajo desarrollado por el ingeniero de sonido Chris Tsangarides. Es singular el hecho de que la composición más lograda de todo el álbum sea un tema instrumental producido por David Sylvian, 'The tenant'. Para el single siguiente, 'Life in Tokyo', el grupo recurrió al rey de la producción disco, Giorgio Moroder, pero se trataba sólo de un paréntesis. Para el tercer álbum, Japan se confiaron a John Punter, que se reveló como la primera persona capaz de comprender las ideas musicales del grupo.

El resultado fue 'Quiet life' (1978), un álbum con el que Japan parecían haber encontrado finalmente un estilo definido y un método preciso de trabajo y de planteamiento musical. No faltaron, sin embargo, duras críticas de la prensa a la producción de Punter, interpretando que la banda dependía oficialmente del grupo Roxy Music. Pero, a excepción del estilo vocal de David Sylvian, muy inspirado en el de Brian Ferry, los Japan de 'Quriet life' presentan pocas analogías con la histórica art-rock band londinense. El álbum contiene una encantadora versión de 'All tomorrow's parties', una de las perlas del repertorio de Velvet Underground, y una serie de apreciables composiciones, todas firmadas por David Sylvian.

A pesar de esto, las ventas de 'Quiet life' resultaron insatisfactorias para Ariola/Hansa, hasta el punto de comprometer irremisiblemente el contrato discográfico. Afortunadamente, la popularidad conquistada con los numerosos conciertos europeos y japoneses contribuyó a que Japan encontrara acogida en la activísima Virgin. La influencia de Simon Naiper Bell, ex manager de Yardbirds, al cual el grupo ya le había confiado la coproducción de un tema de 'Quiet Life', 'All tomorrow's parties' contribuyó a ello. Su primer álbum con la compañía Virgin, producido por Naiper Bell, apareció a finales de 1980 con el título 'Gentleman take Polaroids'.

El álbum obtuvo inmediatamente un gran éxito de crítica y de ventas y contribuyó a la confirmación de Japan entre los grupos más originales del panorama del rock británico. Por otra parte, el disco evidencia claramente el camino que, en el futuro, seguirán, ya en solitario, los miembros de la banda. El tema 'Talking islands in Africa', por ejemplo, es resultado del encuentro con Riuichi Sakamoto, líder de The Yellow Magic Orchestra, que se convertirá luego en uno de los colaboradores más habituales de Sylvian durante su carrera en solitario. Poco después de la salida de 'Gentleman take Polaroids', en abril de 1981, el guitarrista Rob Dean, que en este último disco apenas había participado en cuatro temas, abandonó la banda.

Su contribución al sonido de Japan se estaba haciendo superflua, mientras que el papel fundamental recaía en los teclados. Dean partió hacia Los Ángeles para colaborar con Gary Numan, mientras que Ariola/Hansa, aprovechando el éxito logrado por Japan tras su paso a Virgin, reeditó 'Quiet life', que entró en el Top 20 británico en el otoño de 1981, y publicó también una recopilación retrospectiva titulada 'Assemblage'. El gran triunfo era inminente. Llegó con 'Tin drum' (1981), álbum que, confirmando la enorme popularidad de la banda, obtuvo un disco de oro. 'Tin drum', título extraído de una novela de Gunther Grass, muestra desde su portada la intención conmemorativa de Japan.

China y Japón son el centro de su temática, tanto en su sonido como en la atmósfera de cada composición del disco, desde 'Ghosts' (single que entró en el Top 10) a 'Visions of China', de 'The art of parties' hasta 'Cantonese boy'. Desgraciadamente, por uno de los imprevisibles caprichos del destino, 'Tin drum' representó la apoteosis y, a la vez, el final de la carrera del grupo. La banda emprendió una gira al término de la cual anunció su disolución, noticia confirmada por una declaración de Sylvian: "Si esta vez no me divierto, probablemente dejaremos de dar conciertos. Y esto puede causar la disolución de la banda."

La decisión se hizo oficial con la salida de 'Oil on cavas' (1983). "Japan (declaró más tarde Barbieri) se había convertido en una cosa muy complicada, demasiadas tensiones, que la mayoría de las veces daban lugar a devastadores delirios narcisistas. Ninguno de nosotros quería emprender un camino distinto del de los demás". Y asi quedaron las cosas. Mick Karn, además de convertirse en escultor, puso su bajo "fluido" e inconfundible al servicio de personajes como Robert Palmer y Gary Numan, y realizó los álbumes en solitario 'Titles' (1982) y 'Dreams of reason produce monsters' (1987), aparte de 'The waking hour' (1984), con el nombre de Dali's Car, proyecto realizado junto a Peter Murphy, ex cantante de Bauhaus.

Steve Jansen y Richard Barbieri, por su parte, tras un primer álbum instrumental de música ambiental ('Worlds in a small room' 1984) y varias colaboraciones internacionales, han constituido el grupo Dolphin Brothers, debutando con el álbum 'Catch the fall' (1987). David Sylvian, por último, tras dos espléndidos singles realizados en colaboración con Riuichi Sakannoto ('Bamboo houses' y 'Forbidden colours', este último de la banda sonora de la película 'Merry Christmas Mr Lawrence'), ha dado vida en 1984 a una brillante carrera en solitario, imponiéndose, gracias a los álbumes 'Brilliant trees' (1984), 'Gone to earth' (1986) y 'Secret of the Beehive' (1987), como uno de los compositores más cultos e importantes de los años ochenta. Muchísimas veces, en los álbumes de Sylvian o de Mick Karn, los caminos de los cuatro ex Japan se cruzan, demostrando que el espíritu de colaboración del grupo se halla vivo y constructivo.



DISCOGRAFIA


1978- Adolescent Sex 
1978- Obscure Alternatives
1979- Quiet Life
1980- Gentlemen Take Polaroids 
1981- Tin Drum 
1983- Oil on Canvas