HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Gary Glitter

GARY GLITTER





Biografia
Discografia

 

 
EI éxito, en un mundo tan vertiginoso y cambiante como el del rock, depende frecuentemente de una serie de coincidencias afortunadas; es fundamental estar en el lugar adecuado en el momento justo y con la persona oportuna. Gary Glitter tuvo, merecidamente, esta suerte. Durante doce años estuvo actuando sin éxito en locales de segunda categoría en espera de su gran oportunidad. Después, coincidiendo con la explosión del Glam-rock en los primeros setenta, pudo recoger los frutos de su esfuerzo. Glitter, cuyo verdadero nombre es Paul Gadd, nació el 8 de mayo de 1944 en la pequeña ciudad de Banbury, Oxfordshire. Siendo un adolescente, quedó subyugado por la personalidad de Elvis Presley, que a mediados de los cincuenta sacudió el mundo con su rock'n'roll. "Amaba a Elvis locamente (recuerda Glitter). Compraba todos sus discos y si no tenía dinero los robaba de las tiendas. Pasaba días enteros en los cines que proyectaban sus películas. Estaba loco por él". Y, naturalmente, una vez en casa, el futuro Gary Glitter pasaba muchas horas delante del espejo peinándose el tupé e imitando los movimientos del cantante. Y cuando los maestros de la escuela le preguntaban que sería de mayor, respondía: "Un cantante de rock'n'roll". Vendiendo periódicos recogió las primeras ganancias para comprarse una guitarra eléctrica, y a los trece años formó una banda que adoptó el apellido de su padrastro: Paul Russell and The Rebels. Ganaba 45 libras esterlinas a la semana cantando cada noche en el Safari Club, un local de Trafalgar Square en Londres. Su gran pasión en aquella época (y en los siguientes años) era la ropa. El dinero que ganaba lo gastaba en instrumentos musicales y en ropa, sobre todo italiana. A los catorce años abandonó la escuela; durante algún tiempo trabajó en una agencia teatral, antes de dedicarse por entero a la música. Así, formó su primera banda profesional, Paul Raven & The Vibraphones. Gary sólo cantaba, porque la guitarra le impedía moverse con libertad. En 1960 y 1961 actuaba en un show que incluía también actores cómicos: en aquella época su repertorio estaba constituido sobre todo por versiones de éxitos de Buddy Holly. El manager Robert Hartford Davis lo descubrió y le consiguió su primer contrato discográfico, firmado con Decca, que, pocos meses más tarde, publicó su primer single, la canción melódica 'Alone in the night' con la que debutó en televisión, en el espectáculo "Cool for cats". Dos nuevos discos, publicados gracias a su nuevo manager Vic Billings, con la compañía Parlophone, la misma de The Beatles, resultaron un fracaso. Gary Glitter se convirtió en un personaje muy conocido en el ambiente, y el famoso programa televisivo "Ready, steady, go!" lo contrató para animar al público. Era una ocasión importante para conocer de cerca el mundo de la música. Tras un período en Alemania, volvió a Londres en 1971, y cambió definitivamente su nombre artístico por Gary Glitter, recurrió a sus antiguos contactos y grabó para Bell Records la canción 'Rock'n'roll (part one and two)'. La fórmula era simple y contundente: un ritmo de batería básico, riffs de guitarra elementales y letras en el límite de la banalidad. El grupo, Glitter Band, estaba comuesto por John Russell, vientos, Harvey Ellison saxo, Garry Shephard, guitarra, John Springate, bajo y dos baterías, Pete Phipps y Peter Gill (este último se marchó en 1973 para unirse a Saxon, siendo sustituido por Tony Leonard). Esta combinación encantó a los adolescentes que no habían conocido las canciones de protesta de Dylan y Joan Báez, ni los experimentos de Hendrix y Clapton. 'Rock'n'roll' (junio de 1972) fue el primer gran éxito glam-rock de Gary Glitter, que en el transcurso de un año llevó a la cumbre de las listas de éxitos otras tres canciones: 'I didn't know I loved you (till I saw you rock'n'roll)', 'Do you wanna touch me (oh yeah)', 'Hello I'm back again'. Su popularidad era tan arrolladora que fue invitado, en el verano de 1972, a participar en el "Rock'n'roll Revival Concert" en Wembley, al lado de Chuck Berry y Jerry Lee Lewis. A continuación emprendió una gira mundial que recorrió Australia y muchos países europeos. Gran parte del éxito del cantante se basaba en su imagen: guapo y simpático, arrollador. Con patillas a lo Elvis y chaquetas de lentejuelas, Glitter era una caricatura de los estereotipos del rock. En un artículo de la revista Rolling Stone, el famoso periodista Paul Gambaccini escribió: "iDios mio, pero si es Marlene Dietrich!". La "Glittermanía" se propagó por el Londres de principios de la setenta, e influenció a personajes como Elton John y David Bowie. Había fotos de Glitter por todas partes, las cadenas de televisión se peleaban por conseguir su participación. Entre junio de 1972 y julio de 1975 Glitter alcanzó once veces el Top ten. En 1973, conquistó por vez primera la cima de las listas de éxitos, con el tema 'I'm the leader of the gang (I'am!)'. Pocos meses después repitió el éxito con 'I love you love me love', del que vendió un millón de copias. En 1974 fue el primer artista premiado con un disco de platino, y a finales de 1975 había vendido más de 18 millones de discos en todo el mundo. Pero el glam-rock ya había superado sus años dorados. En diciembre de 1973 Bolan gritó a la prensa: "El glam-rock está muerto. Ha estado bien pero ahora el público se merece lo que tiene: Gary Glitter y Sweet. Lo que hace esta gente no es música sino un espectáculo de circo". Sin embargo, y a pesar de todo, Gary seguía triunfando. En marzo de 1974 llegó al tercer puesto de las listas con 'Remernber this way', en junio volvió a la primera posición con 'Always yours' y en noviembre alcanzó el número dos con 'Oh yes! You're beatiliful'. Al año siguiente el cantante conquistó por última vez una posición en el Top Ten con 'Lover like you and me' y 'Doing alright with the boys'. Glitter fue el más duradero de los artistas del glam-rock, pero al final también cedió el paso a las nuevas modas y limitó sus extravagancias: los grandes coches americanos como los de su héroe Elvis, las motos llamativas, la casa llena de candelabros, un cuarto de baño de mármol y con grifería de bronce y plata, su cama octogonal (la "Glitter suite") y las lentejuelas. También pasaron los tiempos de las giras costosísimas, con extravagantes efectos escénicos, como el empleo de ascensores o de 25 dobles de Glitter en el escenario. Un número excepcional de errores financieros y el fisco inglés le dejaron alborde de la ruina. En 1976 Glitter se trasladó a París. Después se convirtió al budismo y realizó un largo viaje a Tailandia. Su apego al escenario le llevó a interpretar el papel del doctor Frankenfurter en una versión del "Rocky horror show" realizado en Nueva Zelanda. A finales de los años setenta, Glitter se integró en la moda nostálgica, recuperando en sus conciertos viejos clásicos del rock'n'roll. En época reciente no ha desdeñado prestar su espesa cabellera a la publicidad de los ferrocarriles ingleses. Entre todos los artistas del glam-rock, Glitter es el que mejor ha sabido interpretar su propio papel sin caer en excesos de experimentalismo como Bolan o de mal gusto, como Sweet. Y aún es el que se recuerda con más simpatía.



Discografia:

1973- Touch Me c 
1974- Remember Me This Way 
1978- Silver Star 
1980- The Leader
1984- Boys Will Be Boys
1985- Alive & Kicking 
1989- Gary Glitter's Gangshow: The Gang, The Band, The Leader