HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Fats Domino

FATS DOMINO





Biografia
Discografia
 

 
Que un pequeño y gordo cantante negro de rhythm and blues procedente de Nueva Orleans pueda ser considerado como uno de los más grandes rockers puede parecer una rareza. Sin embargo, Fats Domino ha sido el más consistente creador de éxitos de los años cincuenta y una de las figuras más influyentes de la historia del rock'n'roll. Desde abril de 1950 a finales de 1960, Fats consiguió 58 éxitos en las listas de rhythm and blues y en el Hot 100, de los cuales 18 superaron el millón de copias vendidas. Antoine "Fats" Domino nació en Nueva Orleans el 26 de febrero de 1928. Era el único de los hermanos que mostraba un verdadero interés por la música y fue afortunado al gozar del apoyo de un cuñado, el guitarrista Harrison Verrett, que se hizo cargo de los costes de los primeros estudios musicales de Domino y le enseñó la base para tocar el piano. El chico aprendió rápidamente y a los diez años dio su primer concierto en público. Desde entonces Domino no mostró interés por nada que no fuera la música. A los catorce años dejó la escuela para trabajar en una fábrica de día y tocar el piano en los clubs por la noche. El primer trabajo profesional lo realizó en el Hideway Club con el grupo del bajista Billy Diamond. Fue Diamond el que lo apodó "Fats", o sea "grasas", "gordo". Hacia finales de los años cuarenta, mientras aún actuaba en el Hideway, Domino atrajo la atención de Dave Bartholomew, líder de un grupo y conocido arreglista, que lo puso en contacto con Lew Chudd de Imperial Records. Fue un "amor a primera vista" y en 1949 Domino firmó con la compañía discográfica. Como todos los músicos de Nueva Orleans, Domino era verdaderamente un producto de su ciudad, aunque más tarde afirmaría que sus únicas influencias eran los pianistas clásicos de boogie, conocidos a nivel nacional, como Meade Lux Lewis, Pete Johnson y Albert Ammons. La ciudad era efectivamente un foco de pianistas, incluidos los veteranos de pintorescos sobrenombres como Roy Byrd llamado Professor Longhair, Paul Gayten, Joseph Pleasen, conocido como Smilin' Joe, Leon T. Gross, llamado Archibald, Salvador Douchette, Edward Santineo, Walter "Fats" Pichon y James Booker. Éstos eran las bases, pero casi al mismo tiempo que Fats otros teclistas empezaron a desarrollar nuevos sonidos inspirándose en la tradición de Nueva Orleans. La primera sesión de grabación para Imperial empezó el 10 de diciembre de 1949 en los legendarios J&M Studios de Cosimo Matassa. Entre las canciones grabadas estaba 'The fat man', que fue la primera publicación de Domino y su primer éxito de un millón de copias. Arrebatador blues de ocho compases, 'The fat man' es una especie de autopresentación graciosa. Comenzaba así: 'They call, they call me the fat man 'Cos I weight two hundred pounds" (Me llaman gordo porque peso 200 libras). Fue tan simpática que Domino repitió alegremente esta burla sobre sí mismo en varias grabaciones durante su carrera en Imperial Records. 'The fat man' era una adaptación de 'junker's blues', un tema sobre la dependencia de la droga, que había formado parte del repertorio de Domino durante su etapa en el Hideway Club. Fue precisamente 'junker's blues', segundo tema grabado en los estudios de Matassa, la canción que reveló las dificultades de trabajo en aquella sala original pero anticuada. Recordará Bartholomew: "El piano estaba mucho más alto que todo lo demás. Realmente no lo queríamos de aquella manera, pero en esa época no podíamos hacer nada". Parte del problema era la insistencia de Matassa en mantener la regulación establecida, fuese justa o equivocada, durante toda la grabación. Además, Bartholomew, siendo el arreglista, estaba obligado a entrar y salir continuamente de la sala de control. A pesar de ello, de aquel estudio salía el verdadero sonido de Nueva Orleans. Dr. John lo describió muy bien diciendo: "Es un sonido duro, costoso, con la guitarra que dobla al bajo y el saxo tenor y el barítono que hacen lo mismo. Un sonido verdaderamente fuerte." Ciertamente, era característico, con su bajo insistente, su dura batería, aquellos solos estridentes de los instrumentos de viento; y después estaba el canto de Fats, lúgubre y perezoso; un canto malicioso, inmediatamente reconocible; el verdadero toque final. Domino trabajaba estrechamente con Dave Bartholomew en la escritura de los temas y los arreglos, aunque la asociación de los dos no estaba privada de roces. Bartholomew consideraba a Fats como "un pesado, porque precisamente en medio de una grabación se detenía y decía: ¿Cómo voy?". Además, Fats no sabía, o no quería, mantener el tempo y todos se veían obligados a empezar de nuevo varias veces. A pesar de esto, los éxitos iban llegando. Sin compromisos, Fats continuó grabando material, fundamentalmente blues, y fuera de lo común durante la primera mitad de los años cincuenta. Precisamente en 1950 llegaron 'Tired of crying' y 'Hey fat man', con el mítico grito "l'm gonna play my fingers off!" (¡Tocaré hasta destrozarme los dedos!). Casi tan buenas son 'Rockin' chair' de 1951 y 'Please don't leave me' de 1953. También hubo divertidos instrumentales como 'Dreaming' de 1952 y 'Swanee river hop' de 1953. Pero sobre todo merecen atención ciertos clásicos como la relectura de 'Mardi gras in New Orleans' de Professor Longhair, grabada en octubre de 1952, utilizando ritmos de rumba. Domino también grabó 'Little schoolgirl' y 'Don't you hear me calling you', aunque con menos convicción, con la misma construcción que después se volverá característica del sonido de Nueva Orleans (muy parecido al reggae) con gente como Dr. John, The Neville Brothers y también, esporádicamente, Little Feat. Éste era de cualquier forma el sonido de Domino y, cuando, en 1954, Elvis Presley entró por primera vez en Sun Studios, Fats llevaba cinco años grabando y diez canciones en las listas rhythm and blues a sus espaldas. Uno de estos éxitos, el millonario 'Going to the river', fue una excelente anticipación de la era del rock'n'roll. En 1955, ese momento había llegado y en los siguientes cinco años, un afable y ligeramente desconcertado Domino estaría en el cénit de su éxito comercial y artístico. Los éxitos llegaban a puñados: 'Ain't that a shame' apareció en 1955; a finales de ese año llegó 'Blue monday' de Smiley Lewis, que había sido grabada un año antes en Nueva Orleans; después, en 1957, 'l'm walkin'', y en 1958, 'Whole lotta lovin'' y 'l'm ready'. Todo lo que Fats tocaba se convertía en oro, incluso la lenta y melancólica 'Walking to New Orleans' de 1960, última canción de su período millonario, con la que mostró su intención de adoptar un clima musical más delicado introduciendo violines en los arreglos. Fats no perdió nunca su poder de atracción como artista en directo y, a mediados de los cincuenta, sólo iba a la zaga de Elvis Presley como ídolo de los adolescentes. Realizó también pequeños papeles inolvidables en diversas películas: 'Do Re Mi' y 'Shake Rattle & Rock', de 1956, 'Disc jockey Jamboree' con Jerry Lee Lewis y Carl Perkins, de 1957, y 'The Big Beat', de 1958. Todas fueron participaciones que lo ayudaron bastante a ser cada vez más apreciado por el público americano de jóvenes blancos. Por lo que respecta a los espectáculos en directo de Domino, hay que decir que en ocasiones terminaban en desorden, más por la energía desenfrenada que circulaba alrededor del rock'n'roll en general que por una particlar toma de posición de Domino. Y mientras esta música representaba casi un "credo" para los jóvenes, Fats la empequeñecía diciendo: "Lo que ahora se llama rock'n'roll es rhythm and blues y yo lo he tocado durante quince años en Nueva Orleans". En contraste con tantos grandes del rock, Domino no tuvo una vida privada borrascosa; se casó a los 17 años con una amiga de la infancia y esa unión dio como fruto un montón de niños. El único vicio de Fats era la pasión por el juego y por las joyas caras. Durante toda la época con Imperial, Domino continuó grabando adaptándose un poco a un terreno más estandarizado: 'My girl Josephine', 'What a price', 'Ain't that just like a woman', 'Shu-Rah', 'It keeps rainin'' y la bella 'Before I grow too old' de Bobby Charles honraron el año 1960. Al año siguiente Fats probó una versión de 'Let the four winds blow' de Roy Brown y varió con 'Jambalaya' de Hank Williams. Un éxito inferior saludó el año 1962, era 'Dance with Mr. Domino'. Cuando Lew Chudd vendió Imperial a Liberty, Fats prefirió unirse a ABC de Nashville, donde continuó realizando buenos discos bajo la protección de Bill Justis, un ex productor de Sun, y del arreglista de jazz Sid Feller. Sin embargo, en ABC no obtuvo el gran éxito logrado anteriormente con Imperial; esto también es imputable al hecho de que Fats estaba cambiando hacia un tipo de música diferente: coros y violines para las baladas country-rhythm and blues que se remitían directamente a Ivory Joe Hunter. Realizó una apreciable versión nueva de 'The fat man', junto a éxitos roqueros como 'There goes my heart again' y 'Sally was good old girl'. Su historia sigue con Mercury, que en 1965 produjo un buen álbum en directo, y después con Reprise, Bradmore y Atlantic, pero esta parte apenas tiene importancia. Los tiempos habían cambiado, pero Fats seguía siendo el mismo, y donde mejor podía apreciarse era en las salas de conciertos. Ahí Fats Domino ha continuado dando lo mejor de sí mismo con su aspecto entre feliz y tímido, su sonrisa convincente, los brillantes y rubíes resplandeciendo en sus gordos dedos y la cabeza cuadrada inclinada como si explorase el teclado. Su música ha ejercido una gran influencia: en Jamaica, por ejemplo, ha contribuido a crear el sica, de la mano de Laurel Aitken y de Owen Grey. Por el total de ventas, Domino se encuentra justo detrás de Presley y de The Beatles con por lo menos 22 millones de singles vendidos. Es ciertamente el artista de color que puede vanagloriarse de las mayores ventas en el mundo, antes del fenómeno Michael Jackson, y el más amado desde los tiempos de Louis Armstrong, el otro príncipe de Nueva Orleans.



Discografia:

1955- Carry on Rockin'
1956- Fats Domino Rock and Rollin'
1956- Rock and Rollin' with Fats Domino 
1957- This Is Fats Domino
1958- The Fabulous Mr. D
1958- Here Stands Fats Domino
1958- This Is Fats
1959- Let's Play Fats Domino 
1960- Fats Domino
1960- A Lot of Dominos
1961- I Miss You So
1961- Let the Four Winds Blow
1962- Twistin the Stomp
1962- What a Party
1963- Here Comes Fats
1963- Here He Comes Again
1963- Just Domino
1963- Let's Dance with Domino
1963- Walking to New Orleans
1964- Fantastic Fats
1965- Fats Domino '65
1965- Trouble in Mind 
1966- Getaway with Fats Domino 
1966- Southland U.S.A.
1967- Fats Domino Swings
1967- Stompin'
1968- Fats Is Back 
1968- My Blue Heaven
1970- Ain't That a Shame
1970- Fats Collectors' 
1971- Cookin' with Fats 
1973- Live in Las Vegas
1974- Big Rock Sounds 
1974- Live at Montreux 
1976- Live in New York 
1978- Live in Europe 
1980- Fats Domino 1980 
1984- Jambalaya 
1985- Live in Concert 
1986- The Fat Man Live 
1988- Easy Riding 
1989- Fats Live 
1990- In Concert
1991- Be My Guest: Live!
1993- Christmas Gumbo
1996- The Fat Man Sings Live
1996- Live in Concert
1999- Live at Gilley's  
2003- The Legends of New Orleans: Fats Domino Live!