HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Diana Ross

DIANA ROSS




Biografia
Discografia
 

 
La "Perla negra": una voz de terciopelo y la fascinación de una gran diva. Diana Ross no ha sido nunca una simple cantante, una de esas voces afortunadas que han atravesado fugazmente el mundo de la música negra. No, ella, la "Suprema", ha tenido un papel absoluto, un espacio total. Ya en la primera época, cuando sólo era un tercio del trío The Supremes, sus ojos brillaban más que los otros, su voz llegaba más alto que las otras, su persona seducía con la fuerza de un dulce imán. Gracias a ella, sobre todo, The Supremes entraron con derecho propio en la historia de la música ligera. The Supremes fueron una de las primeras formaciones en dar el paso del mercado de la música negra al del pop, atrayendo también a un público blanco. Corrían los años sesenta, mágicos y terribles, y ello supuso un paso importante hacia la superación de las barreras que soñaba Martin Luther King. The Supremes abrieron un camino y, en lo sucesivo, con su separación a fines de los sesenta, Diana Ross se transformó en una estrella de primer orden, capaz de vender millones de discos en todo el mundo y de incluirse con derecho propio en la constelación de las grandes estrel as: Billie Holiday, Judy Garland, Barbra Streisand, Ella Fitzgerald. Naturalmente, quien ama la gran época de la música negra en los años sesenta no puede más que recordar con simpatía y afecto la serie de grandes éxitos de The Supremes, y lamentarse de que no siempre la Ross haya sido capaz de mantener las promesas. Por otra parte, el escaparate de los éxitos de The Supremes es excepcional: 12 canciones en el primer puesto de las listas de éxitos, resultado que las coloca sólo detrás de The Beatles y de Elvis Presley. Entre 1964 y 1969 entraron en el Top Ten diecinueve veces, vendiendo más de cincuenta millones de discos. Estas eran The Supremes, un grupo que contribuyó de manera determinante a definir el sonido Motown de Berry Gordy. Dos de las Supremes nacieron en Detroit: Diana Ross el 26 de marzo de 1944 y Florence Ballard el 30 de junio de 1943; la tercera, Mary Wilson, nació en Greenville, Mississippi, el 6 de marzo de 1944, pero de pequeña se trasladó a la "Motor City" de Michigan. Ballard y Wilson se conocieron en la escuela superior, durante un concurso para cantantes debutantes. Simpatizaron, y junto a otra chica, Bette Travis, formaron un trío que estuvo protegido por Eddie Kendricks y Paul Wiliams, que entonces militaban en Primes (más adelante se hicieron famosos con el nombre de Temptations). Así nacieron The Primettes, "las hermanas pequeñas" de Primes. Pocos meses después del nacimiento entró en el grupo Diana Ross y durante un tiempo la formación sufrió varias modificaciones. Sus primeros trabajos los realizaron como coristas de artistas consagrados en sesiones de estudio. Pero también tuvieron la ocasión de grabar su primer disco con la compañía LuPine, titulado 'Pretty baby' (en la cara B, 'Tears of sorrow'). Berry Gordy, fundador de Motown, se fijó en las chicas, pero el primer intento de firmar el contrato no prosperó, porque el manager quería que las chicas primero se diplomaran. Finalmente, en 1961, el grupo entra en la escudería Motown, tras haber cumplido con sus obligaciones escolares. La aventura discográfica de The Supremes se inició en marzo de 1961 con el single 'I want a guy', publicado después de que Ballard hubiera elegido el nuevo nombre del grupo de una lista compilada por el mismo Gordy. 'I want a guy' fue el primero de los seis discos publicados en los dos años siguientes. En los meses siguientes grabaron 'Buttered popcorn', 'Your heart belongs to me', 'Let me go the right way', 'You bring back memories' y 'A Breathtaking guy'. Estos discos ya mostraron las posibilidades futuras de The Supremes: la variedad de estilos y las indagaciones desde el punto de vista de la producción sirvieron para ensayar las capacidades vocales de las cantantes. Durante este período The Supremes entraron en contacto con los otros artistas de la compañía: Smokey Robinson se corvirtio en su amigo y les compuso algunas canciones, y las chicas hicieron coros en los discos de Mary Wells y Marvin Gaye. Pero también aumentó la competencia: The Marvelettes, otro trío femenino de Motown que en el mismo período tuvo varios éxitos, y Martha Reeves and The Vandellas, otra formacion de gran exito. El cambio de dirección era inminente. El trío empezó a trabajar con Eddie y Brian Holland y Lamont Dozier, y de esta colaboración nació en seguida su primer gran éxito: 'When the lovelight starts shining through his eyes', que en enero de 1964 llegó al Top 30 de Billboard. En junio siguiente, The Supremes grabaron otra buena canción, 'When did our love go', caracterizada por un cautivador ritmo y espectaculares armonías vocales. En agosto el disco llegó al número uno de las listas de exitos. En noviembre obtuvieron un nuevo éxito: cuatro semanas a la cabeza de las listas con la dulce 'Baby love', la canción que más caracteriza la primera fase de The Supremes y que lanzó definitivamente el talento solista de Diana Ross. La popularidad del trío se expandió ulteriormente con la publicación de los primeros álbumes y con la búsqueda de canciones a su altura. Así, grabaron 'Come see about me' y algunas canciones de The Beatles arregladas con gracia y elegancia: 'Can't buy me love' y 'A hard day's night'. Bajo el atento control de Berry Gordy, The Supremes llegaron a ganar trescientos mil dólares en un año (cifra muy alta para la época). En 1965 grabaron éxitos como 'Stop in the name of love', 'Back in my arms again' y 'l hear a symphony'. También hubo algún fracaso relativo: en el verano de ese año, la canción 'Nothing but heartaches' llegó "sólo" hasta la undécima posición de las listas de éxitos. El grupo también debutó en Nueva York, etapa obligada para el proyecto de Gordy: lograr que el estilo de The Supremes fuera aceptado por un amplio público, trasladar la elegancia de las cantantes de rhythm and blues al pop. El camino no estaba libre de obstáculos: la elección de un repertorio más "fácil" creó muchas dudas en el público histórico de Motown y los álbumes de The Supremes sufrieron una transformación en sus ventas ('The Supremes at the Copa', 'The Supremes sing Rodgers and Har', 'Funny girl'). En este período Gordy concibió un nuevo proyecto: hacer mayor hincapié en Diana Ross, resaltando la voz y la figura de la cantante, con la que había iniciado una profunda relación afectiva. Este proyecto requería tiempo, y mientras tanto el grupo grabó otros importantes éxitos, como 'You Keep me hangin' on', 'You can't hurry love' y 'Love is here and now you're gone'. En 1967 empezaron los problemas para The Supremes: Florence Ballard sufrió más que nadie con las tensiones internas del grupo y la ascensión de la Ross en las preferencias del público. Dejó el grupo y la Motown, e incluso demandó a Gordy. Tras algún intento desafortunado de hacer carrera en solitario, Ballard falleció en 1976 de un ataque al corazón causado por el abuso de anfetaminas y de alcohol. El grupo siguió adelante. Cambió su nombre por el de Diana Ross & The Supremes y Cindy Birdsong, una buena cantante que había militado durante mucho tiempo con Patti LaBelle & The Bluebelles, entró a formar parte del trío. La aventura continuó con nuevos éxitos, como 'Reflections' y 'Love child', y una afortunada serie de álbumes fruto de la colaboración con los Temptations. En octubre de 1969 llegó la noticia esperada durante mucho tiempo: Diana Ross abandona el grupo, despidiéndose con un single titulado 'Someday we'll be together', que parece escrito precisamente para la ocasión. El 14 de enero de 1970, en el Frontier Hotel de Las Vegas, Diana Ross dio su último concierto con The Supremes. El puesto de Diana Ross lo ocupó Jean Terrell (hermana del púgil y cantante Ernie Terrell) y durante un par de años el trío continuó coleccionanado éxitos, sobre todo en Gran Bretaña, como 'River deep, mountain high' (con Four Tops), 'Nathan Jones', 'Stoned love'. Pero a partir de 1972 la crisis se acentuó: junto a la veterana Mary Wilson se sucedían otras cantantes (Lynda Laurence, Scherrie Payne, Susaye Green). Pero poco a poco la llama de The Supremes iba apagándose. El primer paso importante de la carrera en solitario de Diana Ross fue su participación en la película Lady sings the blues (1972), en el papel de la gran cantante de jazz Billie Holiday. El resultado fue positivo: Diana Ross fue nominada para el Oscar, pero sobre todo confirmó tener la potencialidad necesaria para convertirse en una artista polivalente, capaz de triunfar en diferentes campos del espectáculo. También las canciones de aquella primera época como solista mostraban una carrera lanzada según esquemas espectaculares y hollywoodenses: 'Touch me in the morning', 'Reach out and touch', 'Ain't no mountain high enough'. En esta época Berry Gordy, manager, descubridor y novio de Diana Ross, jugó un papel fundamental, aportando su experiencia y su capital, incluso en sectores extraños a él: adquirió los derechos de control artístico sobre 'Lady sings the blues' y en 1975, durante el rodaje de la película 'Mahogany', protagonizada por Diana Ross, echó al director, Tony Richardson (con el que había entrado en conflicto), para dirigirla él mismo. Pero su relación no resultaba fácil: amor y trabajo no siempre están de acuerdo en el mundo de la música y, por tanto, no sorprendió mucho la noticia del matrimonio entre Diana Ross y un publicitario blanco, Bob Silberstein; su matrimonio duró poco (hasta 1976), pero tuvieron tres hijos. Desde el punto de vista musical, el primer período de Diana como solista se confió a la pareja Ashford & Simpson, que ya había tenido un gran papel en el éxito de Manvin Gaye y Tammi Terrell en los años sesenta. Pero el primer gran trabajo fue el de dar vida a Holiday: "Pasé días enteros en bibliotecas, declara Ross, para leer todo lo que se había escrito sobre ella. Recogía un amplio material para estudiarlo todo sobre ella, incluso el tipo de esmalte que usaba para pintarse las uñas. Y cuando iba a dormir por la noche intentaba comprender con qué espíritu podía irse a dormir Holiday tras una jornada de trabajo agotador". Pero Diana Ross también conoció momentos difíciles. En los años setenta aparecieron nuevos talentos y estilos, y algún disco suyo pasó casi desapercibido. Para recuperar a su público, grabó versiones pop de 'Imagine', de John Lennon, y 'I won't last a day without you', de The Carpenters. En 1974, su popularidad volvió con el álbum 'Diana and Marvin', con Marvin Gaye. Entre 1975 y 1978 Diana Ross colaboró con varios productores y tomó muchos caminos diferentes, que no siempre agradaron al público. Las cosas iban mejor en los conciertos, donde su clase y su repertorio brillaban sin problemas, como demuestra el álbum 'An evening with Diana Ross' (1977), fiel grabación de su gira de 1976. Tras el éxito comercial de la película 'Mahogany' (a pesar de haber sido maltratada por la crítica) y la gran popularidad de la canción homónima, Diana Ross se metió de lleno en otro ambicioso proyecto: la película 'The wiz', una superproducción extraída de la comedia musical 'El mago de Oz', al lado de Michael Jackson, Richard Pryor y Lena Horne. La película fue prácticamente un fracaso, por lo que Diana Ross, tras un período de descanso, decidió volver a zambullirse en la música. En 1979 publicó un inmejorable álbum de buenas canciones producido aún por la pareja Ashford & Simpson y titulado 'The Boss'. En 1980 llegó otro gran éxito, el álbum 'Diana', producido por la inspirada pareja de Chic, Nile Rodgers y Bernard Edwards. 'Diana' permaneció en las listas de éxitos de Bilboard durante todo un año gracias a temas como 'Upside down', 'I'm coming out' y 'My old piano'. En 1981 le llegó el turno a 'Endless love', tema principa de la película homónima de Franco Zeffirelli, interpretado por la cantante junto a Lionel Richie: un clamoroso éxito en todo el mundo. Estos son los últimos golpes de Diana Ross firmados por Motown. Diana abandonó la firma de Berry Gordy, firmó con RCA (para Norteamérica) y con EMI (para el resto del mundo). En 1982 grabó 'Silk Electric', disco autoproducido por Diana, que también se convirtió en autora de sus propias canciones. De esta manera, se abrió una nueva fase en su carrera. Habiendo llegado a los cuarenta años, la cantante todavía luce con belleza y gracia: realiza muchas giras, reúne a un gran público en Central Park de Nueva York, graba videoclips maliciosos (como 'Muscles'), experimenta con lenguajes modernos, no echándose atrás ni siquiera ante el sonido "disco", y funda Diana Ross Enterprises para invertir sus grandes ganancias. Los discos de los años ochenta oscilan un poco en lo referente a calidad y éxito, pero hay títulos muy interesantes: 'Swept away' (1984), 'Red Hot' (1987) y 'Working Overtime' (1989). A Diana Ross sólo le queda administrar de la mejor manera posible su inmenso patrimonio artístico y económico, tal vez recuperando algo de aquel espíritu Supremes que ella supo encarnar tan bien muchos años atrás.



Discografia:

1965- Merry Christmas
1968- Reflections 
1968- Live at London's Talk of the Town
1968- Funny Girl
1968- Diana Ross & the Supremes Join the Temptations 
1968- Love Child 
1969- Let the Sunshine In
1969- It's Happening
1969- Together
1969- Cream of the Crop
1969- On Broadway 
1970- Captured Live on Stage!
1970- Farewell
1970- Diana Ross
1970- Everything Is Everything
1971- I'm Still Waiting 
1971- Diana! 
1971- Surrender 
1972- Lady Sings the Blues
1973- Touch Me in the Morning 
1973- Last Time I Saw Him 
1974- Live at Caesar's Palace
1975- Mahogany  
1976- Diana Ross 
1977- An Evening with Diana Ross
1977- Baby, It's Me 
1978- Ross 
1979- The Boss 
1980- Diana 
1981- Why Do Fools Fall in Love
1982- Silk Electric
1983- Ross 
1984- Swept Away 
1985- Eaten Alive  
1987- Red Hot Rhythm & Blues
1989- Workin' Overtime 
1991- The Force Behind the Power 
1993- Christmas in Vienna 
1993- Stolen Moments: The Lady Sings...Jazz & Blues
1995- Take Me Higher
1998- Very Special Season
1999- Every Day Is a New Day 
2006- Blue  
2007- I Love You  
2007- Diana Ross & the Supremes Remixes
2008- Christmas Legends 
2009- Live from Las Vegas