HISTORIAS DE ROCK
Erlantz Bikendi Gonzalez

Chicago

CHICAGO




 

BIOGRAFIA

DISCOGRAFIA

 

 
Uno de de los mayores enigmas de la historia del rock. Así definió a Chicago la crítica, que aún no ha encontrado los medios adecuados para analizar y comprender la larga historia de una formación que supo ser al mismo tiempo original y banal, grande y pequeña, imaginativa y repetitiva con desarmante soltura. Pero si hoy Chicago es un grupo del pasado, dorado y algo superfluo, ello no debe limitar la evaluación de la trayectoria artística de los músicos: muchos alcanzaron su objetivo, obteniendo excelentes resultados y vendiendo muchos (y buenos) discos en todo el mundo. Hasta 1975 Chicago fue el grupo más amado por el público americano, tanto, que los ejecutivos de CBS decidieron lanzar a Bruce Springsteen como telonero de Chicago, para aprovechar su enorme gancho.

Después, las cosas cambiaron. Durante más de una década los discos se sucedieron aburridamente (aunque hay que tener en cuenta que aún contienen muchas joyas), los conciertos se espaciaban y el grupo parecía falto de energías creativas. Su música también cambió. Al principio su propuesta era perturbadora: unir el rock a la gran orquestación jazz, encontrar equilibrios despreocupados, alternar guitarras eléctricas y secciones de viento que le habrían agradado a Duke Ellington. Más tarde esta mezcla también ha perdido fuerza y Chicago se han convertido en fabricantes de éxitos, buenos pero poco estimulantes, y sus propuestas innovadoras han quedado confinadas a sus primeros y arrolladores álbumes.

Todo empezó en 1966, en la De Paul University de Chicago, donde se conocieron los chavales que después se convirtieron en los músicos de Chicago. Terry Kath (nacido en 1946, guitarra solista) y Walter Parazaider (nacido en 1945, vientos) concibieron la idea de formar un grupo de rock. Lo llamaron Big Thing, y en torno a esta idea se aglutinó el resto de los músicos: James Pankow (nacido en 1947, trombón), Robert Lamm (nacido en 1944, teclados y voz), Peter Cetera (nacido en 1944, bajo y voz), Lee Loughnane (nacido en 1946, trompeta), y Dan Seraphine (nacido en 1948, batería). El grupo, como se puede apreciar, era numeroso, un verdadero riesgo, y en un principio la discusión sobre qué camino musical tomar fue frenética.

Pero, finalmente, prevaleció una dirección común, fruto de los diferentes intereses de los músicos: mucho jazz, bastante rock psicodélico y algún toque clásico; todo ello fundido sobre una base blues típica de la zona de Chicago. Durante algún tiempo siguieron adelante como amateurs, hasta que entraron en contacto con William Guercio, un joven y dinámico operador musical que se convirtió en manager, productor, amigo y, en la práctica, en el octavo miembro del grupo. Guercio ya había trabajado con Frank Zappa y también había producido el primer disco de Blood Sweat & Tears, grupo de jazz-rock que había debutado en esa época con un gran éxito.

Guercio presentó el grupo a CBS, que dudó mucho en contratar a otro grupo de jazz-rock después de B. S. & T. La seguridad y el plan promocional de Guercio consiguieron el contrato para el grupo. Aún quedaba decidir el nombre. Había muchas propuestas, pero al final prevaleció "Chicago". El mismo Guercio explica la elección en las notas de la portada del álbum debut: "Cualquier otro nombre habría limitado la comprensión de la propuesta musical de estos artistas, que lo que pretenden es ser libres para moverse y experimentar. Ninguna palabra escrita podría sustituir su música. Y así, si queréis llamarlos de algún modo, Ilamadles Chicago, porque vienen de Chicago".

EI nombre completo (del grupo y del primer álbum) era 'Chicago Transit Authority', y su debut fue saludado por el éxito. El primer álbum apareció en 1968. Es un disco doble, hecho casi inédito en un debut (la batalla de Guercio con CBS fue grande para obtener este resultado): cuatro intensas caras que aún hoy mantienen inalteradas su frescura y calidad. Guiado sobre todo por Lamm, Chicago revela su original propuesta unas veces experimental, otras dulcemente melódica. Todo el disco está caracterizado por una gran variedad y por títulos destinados a pasar a la historia como 'Beginnings', 'Question 67 and 68', 'Does anybody really know what time it is?', 'Poem 58', además de una tensísima versión de 'I'm a man', llevada a la fama algunos años antes por The Spencer Davis Group.

Por otro lado Chicago no se echaban atrás ante los contenidos sociales: hijos de la América joven que en aquellos años disputaba la guerra del Vietman, en el tema 'Prologue' incluyeron la grabación de los enfrentamientos entre manifestantes y policías acaecidos durante la convención del Partido Demócrata precisamente en Chicago. El álbum tuvo un éxito enorme y en muy poco tiempo ganó un disco de platino. El público y la crítica mostraron un gran interés por el origen y evolución de los músicos que componían el grupo, aunque ellos mantuvieron su vida privada tan al margen de la pública como pudieron. Robert Lamm, nacido en Brooklyn, se había trasladado a Chicago durante el bachillerato: era el "cerebro" del grupo durante el primer período (en 1974 grabó un álbum en solitario, 'Skinny boy').

También era el ideólogo social del grupo; ciertas posiciones de los primeros Chicago se deben precisamente a su forma de pensar. Peter Cetera era el alma melódica de la formación, un alma que halló su consagración de 1974 en adelante. Fue el último en unirse a Chicago y también el primero en abandonarlos por una carrera como solista. Antes de Chicago había formado un grupo, Exceptions. Terry Kath acabó trágicamente. En 1978 se disparó un tiro mientras jugaba a la ruleta rusa. Nacido en Chicago, Terry Kath, empezó a tocar rock puro, y esta dimensión fue su característica, equilibrando las complejas arquitecturas sonoras de Lamm y los arrebatos jazzísticos de Pankow.

James Pankow empezó a tocar el trombón a los diez años; después tocó en muchos grupos de jazz. Él representa en el grupo el espíritu de los años sesenta, junto a sus dos colegas de la sección de viento: Parazaider y Loughnane. Parazaider, nacido en Chicago, empezó tocando el clarinete, pero después se pasó al saxofón. Soñaba con entrar en una big band de jazz, pero antes de unirse a Chicago se licenció en literatura inglesa. Lee Loughnane, hijo de un trompetista de jazz, se dedicó a la música tocando el mismo instrumento que su padre. Incluso durante la época de oro de Chicago no dejó nunca de amar el jazz puro y de improvisar conciertos en clubs con pequeños grupos de músicos de jazz.

Danny Seraphine siempre ha sido el corazón palpitante del grupo, tanto en la música como en la actividad administrativa. Su voz siempre se ha dejado sentir en el momento de escoger los grandes temas de la vida artística de Chicago. Tras el éxito del primer álbum el grupo se zambulló en el trabajo, y en 1970 publicó un nuevo álbum, también doble esta vez, titulado simplemente 'Chicago' (costumbre que prosiguió durante casi toda su carrera). El disco es una gran confirmación del feliz momento compositivo y técnico y contiene algunos pasajes de alto nivel como '25 or 6 to 4' y 'Wake up sunshine'. En 1971, apareció el tercer álbum (también doble y titulado 'Chicago III') con una nueva serie de canciones que después formaron parte del álbum 'Live at Carnegie Hall', gran celebración en forma de cuatro discos que cierra idealmente el primer periodo de actividad del grupo: un período en el que publicaron 12 caras de discos en sólo tres años.

Los años setenta marcaron un cambio general en el mercado de la música americana e internacional. Chicago se adaptó realizando discos ('Chicago V' y 'Chicago VI') de gran éxito y apenas salpi'ados por aquel color jazz que había caracterizado su debut. Adentrándose en el estilo de la balada melódica, el grupo se consagró como una firma de prestigio absoluto, olvidando también las radicales posiciones políticas de los años anteriores. Una muestra de esta nueva fase es la canción 'if you leave me now', firmada por Cetera, que en 1975 dominó las listas de éxitos mundiales, anticipando los contenidos de esa "disco-generation" que en 1978 asistió a la consagración de fenómenos como John Travolta y The Bee Gees.

Aparte de la actividad discográfica, algunos miembros de Chicago (Cetera, Kath y Parazaider) trabajaron como actores, interpretando pequeños papeles en la película Electra Glide, producida por Guercio, curioso personaje siempre dispuesto a meterse en aventuras diferentes. Al mismo tiempo ampliaron sus giras, cada vez más espectaculares y complejas: en España actuaron en 1977, con gran éxito. La muerte de Terry Kath, fulminado de un disparo mientras arriesgaba su vida en una trágica ruleta rusa fue un duro golpe. Le sustituyó Donnie Dacus, buen músico, ex colaborador de Stephen Stills, pero muy alejado del creativo clima que había visto nacer a Chicago diez años antes.

En 1978, se publicó el primer disco de Chicago que no se titula con el nombre del grupo y un número. 'Hot streets' obtuvo un óptimo éxito comercial, y estaba producido por los mismos Chicago y por Phil Ramone (Guercio había abandonado la formación desde hacía algún tiempo). Además del debutante Donnie Dacus, el grupo se amplió con el percusionista Laudir de Oliveira: así se inauguraba un nuevo período de grandes éxitos que caracterizaron la segunda década de actividad de la formación. Siguieron produciéndose novedades: tras 'Chicago XIII', de 1979, y con ocasión de la grabación de 'Chicago XIV'. Dacus fue reemplazado primero por Chris Pinnick, poco después por Bill Champlin, y finalmente por Jason Scheff (demostrando que la desaparición de Kath había dejado un vacío irrellenable).

También cambiaron de compañía discográfica. En 1981, Chicago dejaron CBS y firmaron un nuevo contato con WEA. El grupo se abrió también a importantes colaboraciones: el trompetista Maynard Ferguson fue invitado de lujo en el tema 'Street player' y, durante algún tiempo, el productor fijo fue David Foster. Finalmente, también Cetera dejó el grupo para iniciar una afortunada actividad como solista. Los Chicago de finales de los años ochenta están bien representados por el álbum '19' que contiene temas rápidos y arreglados jazzísticamente, como 'Heart in pieces', y baladas melódicas destinadas a una gran audiencia como 'I don't wanna live without your love'. Ciertamente, los años de actividad han desgastado a Chicago, aunque permanece su profesionalidad y el "espíritu de grupo", así como un sonido que se escucha con placer, y a veces también con alegría.

Pagina Oficial:  

http://www.chicagotheband.com
 


DISCOGRAFIA


1969- Chicago Transit Authority  
1970- Chicago II  
1971- Chicago III 
1971- At Carnegie Hall, Vols. 1-4 
1972- Live in Japan 
1972- Chicago V  
1973- Chicago VI
1974- Chicago VII  
1975- Chicago VIII  

  1975- Greatest Hits
1976- Chicago X  
1977- Chicago XI  
1978- Hot Streets  
1979- Chicago 13  
1980- Chicago XIV  
1982- Chicago 16 
1984- Chicago 17 
1986- Chicago 18  
1988- Chicago 19  
1991- Chicago Twenty 
1995- Night & Day: Big Band 
1998- Chicago's First Christmas 
1999- Chicago XXVI -- The Live Album 
2003- Christmas: What's It Gonna Be, Santa? 
2006- Chicago XXX  
2008- Stone of Sisyphus: XXXII 
2011- Live in 1975 



 




1975- Greatest Hits

Puntuacion: 9
Estilos: Contemporary Pop/Rock, Soft Rock, AM Pop, Jazz-Rock

   Para escuchar el disco dale al play




 

¿Quien necesita otro album de Chicago además de éste?. Para el aficionado casual, la respuesta es nadie. 'Chicago Greatest Hits' incluye todos los éxitos de la banda. Los cortes son todos de  primera categoría, sobresalientes, el incomparable "Saturday in the Park", "Beginnings" y "Does Anybody Really Know What Time Is It?". No se puede pedir mas.

1.- 25 or 6 to 4 (Robert Lamm) 4:50
2.- Does Anybody Really Know What Time It Is? 3:19
3.- Colour My World (James Pankow) 2:59
4.- Just You 'N' Me (James Pankow) 3:42
5.- Saturday in the Park (Robert Lamm) 3:53
6.- Feelin' Stronger Every Day (Cetera/Pankow) 4:13
7.- Make Me Smile (Pankow) 2:59
8.- Wishing You Were Here (Cetera) 4:34
9.- Call on Me (Loughnane) 4:01
10.- (I've Been) Searchin' So Long (Pankow) 4:27
11.- Beginnings (Robert Lamm) 7:51

Peter Cetera- Bajo, Guitarra, Vocal
Laudir DeOliveira- Percusión
Terry Kath- Guitarra, Vocal
Robert Lamm- Teclados, Voz
Lee Loughnane- Percusión, trompeta, Vocal
James Pankow- Trombón
Walter Parazaider- Flauta
Daniel Seraphine- Bateria