HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Cecilia

CECILIA



 

BIOGRAFIA

DISCOGRAFIA



Quiere la leyenda o la tradición del rock que cuando un músico muere joven, especialmente cuando es una muerte accidental, se suponga que se encontraba en un momento crucial de su carrera, a punto para emprender una nueva etapa aún mejor que la anterior, que sólo era un preliminar. En muchos casos, esto puede ser así: Jimi Hendrix, Jim Morrison, Buddy Holly, Ritchie Valens, Lowell George, Duane Allman, Brian Jones, Mama Cass, Otis Redding, John Lennon, Stevie Ray Vaughn; y, más cercanos: Nino Bravo, Eduardo Benavente, Cecilia... Sin embargo, esto es sólo parte del panegírico. Aunque esos intérpretes se encontraran en un punto interesante en el momento del infortunio, nadie puede saber qué hubieran hecho de seguir en la brecha. Quedan un cadáver joven («Vive deprisa, muere joven, deja un cadáver bonito») y la obra realizada.

Gracias al invento de Edison y a las mejoras sucesivas, es posible regalarse con la obra de los grandes creadores e intérpretes, ahora totalmente separada de la mitología o la moda. Por otra parte, gracias a la mercadotecnia de la necrofilia encontramos reediciones de esas obras a fin de que cada cierto período de tiempo puedan redescubrirse para regocijo de las siguientes generaciones. Así, en las Navidades de 1990 se encontraron en los comercios elepés recopilatorios de Niño Bravo, Bruno Lomas y Cecilia ('Cecilia, 20 grandes canciones'). Los tres compartieron el éxito en parecida época y los tres murieron en la carretera mientras se desplazaban entre bolos. 

Cuando nació, Cecilia se llamaba Evangelina Sobredo. Su debut fue una orden a los Beatles, 'Reunios' (1971), cuando se empezó a comprender que su disolución no era una simple discusión por celos, sino que iba en serio. En 1972 apareció su primer elepé, titulado simplemente 'Cecilia'. Porque Cecilia fue una chica simple, que cantaba cosas simples con su gran voz y su prodigiosa inspiración. 'Fauna', 'Dama dama', 'Al son del clarín', 'Nada de nada', 'Mi gata luna' son algunas de las canciones de este primer elepé.

La de mayor éxito fue 'Dama dama', sobre esa burguesa con su hipócrita doble vida (debe recordarse que eran los años del post-hippismo, cuando aún lo imposible estaba al alcance de la mano y las almas puras querían salvar el mundo y creían que era factible conseguirlo). Al siguiente año apareció su segundo elepé que, por problemas con la censura, se llamó, simplemente, 'Cecilia 2' (según cuenta José Ramón Pardo en la presentación de 'Cecilia, 20 grandes canciones', debería haberse llamado 'Me quedaré soltera', pero la censura no lo permitió ya que su fotografía de perfil en la portada simulaba que estaba embarazada).

Este segundo elepé más pesimista e intimista aún que el primero, contiene canciones como 'Me quedaré soltera', 'Si no fuera porque', 'Andar', 'Mi ciudad' (esta canción es un canto ecológico, cuando el ecologismo, como movimiento reivindicativo y plataforma cívica, aún ni se imaginaba), y 'Cuando era pequeña'. En ningún caso, como así fue, era un disco para lucimiento en listas de éxitos y grandes escaparates.

Una artista que no trabaja para el gran público es una artista marginal y no puede permitirse el lujo de editar un elepé cada año. Por ello, el tercer elepé de Cecilia no llegó hasta 1975. Inicialmente se llamó 'Un ramito de violetas'. Fue un disco sorprendente, ya que sin dejar de ser la Cecilia de siempre, era una compositora y una cantante que podía triunfar en el duro mundo de las listas de éxito y en los festival. Canciones como 'Un ramito de violetas', 'La primera comunión', 'Don Roque', 'Mi pobre piano', 'Sevilla' y 'Mi querida España', reflejan algunas de sus mejores descripciones, en las que, al decir del citado José Ramon Pardo, siempre fue maestra.

Y si ahora ya era apta para el gran público y para Ios grandes escaparates (TVE), ¿qué mejor que enviarla al Festival de la OTI?. Así que Evangelina Sobredo, Cecilia, fue enviada al Festival de la Canción de la OTI para representar a TVE con la canción 'Amor de medianoche'. Aprovechando el escaparate y la publicidad de su participación en el Festival de la OTI, su compañía discográfica sustituyo en el mercado el elepé 'Un ramito de violetas' por otro titulado precisamente 'Amor de medianoche' (1975), en el que se recopilaban canciones de los tres elepes anteriores, para que así se comprobara que Cecilia no era una nova recién aparecida, una estrella fugaz en el firmamento musical. Su muerte en agosto de 1976, cuando de madrugada se cruzó un carro en su camino de vuelta a Madrid desde Galicia, convirtió este accidental y coyuntural 'Amor de medianoche' en su testamento musical, una especie de «Grandes Éxitos» recopilatorio que ni hecho adrede.

Pero Cecilia no había estado en la cúspide del éxito sacando el jugo a su anterior trabajo. Cuando murió dejó canciones preparadas, esbozos, etc. Algunas canciones inéditas sobre las que estaba trabajando, otras inéditas por voluntad de la censura. Porque antes había que convencer al mánager, a la compañía discográfica y finalmente a los censores para poder lanzar una canción a los oídos del público. Con el material que se pudo recuperar se editó el elepé postumo 'Canciones inéditas' (1983) en el que 'El testamento', 'Soldadito de plomo', 'Doña Estefaldina', etcétera, muestran la grandeza intemporal de Cecilia.

Finalmente, en 1990, apareció el que por ahora es el disco definitivo de Cecilia, el citado 'Cecilia (20 grandes canciones)'. En él pueden encontrarse esas canciones que jalonan su corta trayectoria vital y profesional.

Pagina Oficial:
http://www.cecilianet.com/web



DISCOGRAFIA 


1972- Cecilia
1973- Cecilia 2
1975- Un Ramito De Violetas
1983- Canciones Inéditas