HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Brian Wilson

BRIAN WILSON





Biografia
Discografia
 

 
Cualquiera que haya tenido interés por la música de The Beach Boys está convencido de que Brian Wilson, verdadero líder del grupo y productor de sus mejores discos, era un genio. El propio Brian negaba considerarse como tal y se describía modestamente como "un muchacho que trabaja duro". Sin embargo, aun siendo exagerada, la afirmación de la genialidad de Brian no carece de fundamento. Si por genio se entiende una natural habilidad y capacidad, las dotes que hacen a uno perfecto para una actividad en particular, entonces el joven Brian Wilson ha sido sin duda un genio: la forma en que ha vuelto a plasmar el primitivo sonido del surf nos da la medida de su talento. Tenía la capacidad de prever exactamente lo que el público podría o no aceptar. Empezó a luchar desde los tiempos de 'Surfer girl', primer álbum que produjo, cuando logró que Capítol se hiciera cargo de las sesiones de grabación. Después incluso pudo grabar en estudios que no fueran de la compañía, estableciendo un precedente a favor de la libertad artística del que muchos otros se aprovecharían más tarde. Por su gusto personal, estaba más inclinado a las baladas intensas como 'Surfer girl' y 'In my room' que al rock, al que por otro lado no se podía oponer, pero sabía ser flexible: cuando arrancó la fiebre de los coches, confeccionó a tiempo la exquisita 'Don't worry baby', con una letra que trata sobre las carreras de los dragsters. Con la publicación de 'Fun, fun, fun' demostró haber puesto a punto una sólida fórmula para el éxito, pero la siguiente, 'I get around', fue un paso adelante; el texto criticaba los éxitos creados "en el laboratorio" y la música era más sofisticada que nunca. En el tiempo transcurrido entre la publicación de los dos singles, entre febrero y mayo de 1964, los grupos ingleses explotaron en las listas americanas. La emergencia de The Beatles lo estimuló para competir, pero bajo la constante presión del trabajo en directo, de la composición y de la producción discográfica, cayó víctima de un primer agotamiento nervioso en el invierno de 1964. Rápidamente sufrió otros dos (ya era conocido por sus problemas emocionales y por los drásticos e imprevistos cambios de humor) pero la decisión de retirarse de la escena le fue beneficiosa. El álbum 'Today', de 1965, está muy elaborado e introduce algunas de las constantes que se pueden ver en sus mejores trabajos: la hábil utilización del eco, los fuertes contrastes entre las partes de solos vocales y los estribillos armonizados, las cálidas líneas del bajo que subrayan los arreglos desencadenando complejas progresiones armónicas. También desde el punto de vista de los textos, el álbum resulta una anticipación, tratando temas como la inseguridad y la pérdida de la identidad en canciones como 'She knows me too well' y 'ln the back of my mind'. También 'Summer days (and summer nights)' ve una maduración posterior, con canciones de gran éxito comercial como 'California girls'. Pero cuando Capítol retiró 'The little girl I knew', el siguiente single, rechazado por el conservadurismo de algunos disc-jockeys, para sustituirlo por 'Barbara Ann', sufrió una fuerte desilusión. 'Barbara Ann', canción extraída del falso directo 'Beach Boys party', fue un enorme éxito y consiguió una segunda posición en las listas de éxitos estadounidenses, pero realmente no fue una buena elección para anticipar el álbum que venía a continuación. Y, sobre todo, rompió el delicado equilibrio del esquema de crecimiento de Brian. 'Pet sounds', en 1966, testimonia la mayor fioritura de su talento, su lograda capacidad de sublimar en las canciones los traumas de su experiencia emotiva, aunque una buena parte del mérito debe achacarse a Tony Asher, capaz de traducir en un lenguaje de admirable mordacidad y claridad los confusos sentimientos de Wilson. Desde el punto de vista musical, Brian Wilson adopta la fórmula del "muro de sonido" del inglés Phil Spector, cuyo secreto, según él, estaba en unir dos instrumentos para obtener sonidos diferentes de los que se les asignan. En 'Pet sounds' se acoplan un órgano y un violonchelo, un bajo y una batería, un violín y una flauta, y, obviamente, las voces con todos los instrumentos disponibles. Incluso las partes orquestales son concebidas y moldeadas pensando en la calidad de la voz. Fruto de una técnica de grabación que ahora parece primitiva, sujeta a la necesidad de grabar casi sin sobreimpresiones, el álbum tuvo una enorme influencia en la producción discográfica posterior. Cuando Wilson y los productores pudieron disponer al mismo tiempo de instrumentos de trabajo más sofisticados, como las grabadoras de siete pistas, pudiendo permitirse grabar separadamente cada instrumento y mezclarlos después, cambiaron la espontaneidad inimitable de grabaciones como 'Pet sounds' por un sonido más pulido pero frío. A mediados de los años sesenta, Brian Wilson empieza a ser acompañado por gente que lo incita continuamente a superarse y por primera vez piensa en sí mismo como en un artista. Decidido a alejarse de la ingenuidad de sus primeras canciones, abraza el superficial misticismo que en esos momentos empapaba el rock americano. El abuso de las drogas será uno de los aspectos más negativos de su lucha por crecer a toda costa, si bien nadie sabía con certeza si Brian lo hacía por superar una crisis creativa o simplemente por huir de la opresiva realidad familiar. 'Good vibrations', el single que sigue a 'Pet sounds', vendió millones de copias pero tuvo un parto duro; fue grabado en veinte versiones diferentes con la utilización de más de cuatro estudios, siendo finalmente mezclado por Chuck Britz. En este momento Brian y Van Dyke Parks, su principal colaborador de esa época, decidieron que los tiempos estaban maduros para un trabajo que al final concretase el deseado salto de calidad. Cómo debía ser el mítico 'Smile' no se puede saber, dado que Brian trabajaba principalmente sobre fragmentos y no sobre canciones completas. El material que se salvó fue reelaborado más tarde por The Beach Boys ('Heroes and villains', 'Surf's up', 'The elements suite', 'Our prayer' y 'Wonderful), mostrando una grandiosidad de temas sin precedentes, desde la naturaleza a la religión, y un trabajo muy laborioso en los arreglos. Cuando, en febrero de 1967, Parks abandona a Brian después de meses de trabajo, éste, ya al borde de la paranoia, no será capaz por sí solo de conducir a buen puerto el proyecto. Una versión de 'Heroes and villains', que los bien informados afirman que era muy inferior a la original, saldrá con un cierto éxito en julio, pero The Beachs Boys debieron de estar satisfechos de las canciones antes citadas ya que en septiembre publicaron el chapucero 'Smiley smile', disco grabado sin demasiadas pretensiones en un par de semanas, que suscitó una gran desilusión. Desde entonces la contribución de Brian en los discos es continua (pequeña en 'Surf's up' y 'Holland' y total en 'Beach Boys love you'). Alentado por su psiquiatra, el doctor Eugene Landy, un Brian terriblemente gordo intentó volver a la escena a finales de los setenta. Un regreso embarazoso, acompañado por dos álbumes, '15 big ones' y 'Beach Boys love you', que contiene canciones que casi no se pueden ni escuchar. Escritas con la óptica del trabajo como terapia, muestran un deseo de regresar a la adolescencia que resulta patético en un hombre de treinta y cuatro años, acentuado por una forma de cantar a base de falsete que es casi afeminada. El intento continúa durante los años ochenta y Brian Wilson vuelve oficialmente a la música, como un hombre nuevo, en 1988. El álbum, grabado para WEA, lleva como título simplemente su nombre y apellido. Es un disco rico, bien tocado y óptimamente cantado, con referencias al sonido de The Beach Boys en canciones como 'One for the boys' y excéntricas suites como 'Rio Grande', una saga al estilo del oeste como la 'California Saga', extraída del álbum 'Holland'. Un gran regreso.

Pagina Oficial:   http://www.brianwilson.com
 


Discografia:

1988- Brian Wilson 
1995- I Just Wasn't Made for These Times
1995- Orange Crate Art
1998- Imagination 
2000- Live at the Roxy Theatre
2002- Pet Sounds Live 
2004- Gettin' in Over My Head
2004- SMiLE 
2005- What I Really Want for Christmas 
2008- That Lucky Old Sun
2010- Reimagines Gershwin