HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Bill Haley

BILL HALEY





Biografia
Discografia
 

 
BiII Haley no era una novedad en la escena musical cuando 'Rock around the clock' se convirtió en un best-seller, en 1955, e hizo que su intérprete se transformase en la primera estrella del rock'n'roll. Desde casi diez años atrás, Haley viajaban por los estados del Medio Oeste proponiendo su country and western, tras haberlo grabado para algunas pequeñas compañías locales. Nacido el 6 de julio de 1925 en Highland Park, en Michigan, el pequeño Haley se había trasladado con sus padres a Chester, en Pennsylvania, una pequeña ciudad de los alrededores de Filadelfia. Durante los años cuarenta la música country era muy popular en los pueblecitos de estados como Nueva Jersey y Pennsylvania y, junto con el swing, se convirtió en la base del estilo musical de Haley. Tras abandonar la casa de sus padres en 1945, Haley pasó los tres años siguientes "on the road", con una pequeña banda de country, en giras de conciertos de Nueva Orleans a Chicago, donde encontró incluso la forma de presentarse con dos de sus ídolos personales, Red Foley y Hank Williams. Pero los padres, propietarios de una pequeña hacienda cercana a Chester, reclamaban a su hijo y, para persuadirlo, le encontraron un trabajo en la emisora de radio WPWA, abierta en Chester durante su ausencia. Haley volvió y se puso a trabajar como factótum del boss. Logró formar una banda country, The Four Aces of Western Swing, que comenzó a presentarse en vivo por las ondas de la WPWA al menos dos veces por día. La primera grabación llegó en 1949, gracias a una pequeña compañía de aficionados, Cowboy, con sede en Filadelfia y dirigido por un fan del hillbilly, Jack Howard, y por un hombre de negocios, Dave Myers, dos personas que influirían mucho en la carrera del joven Haley. 'Candy kisses' fue uno de los tres singles grabados por el grupo de Haley para Cowboy. La respuesta de los críticos locales fue buena, pero las ventas resultaron casi nulas. No obstante, aquellas primeras grabaciones sirvieron para algo: Dave Miller, propietario del prestigioso sello pop Philly, se entusiasmó con Haley y lo contrató en 1951, proponiéndole tocar una versión hillbilly de un fragmento de rhythm and blues, 'Rocket 88', que había sido un éxito para la compañía Chess gracias al cantante Jackie Brenston. Una vez cambiado el nombre del grupo por el de Bill Haley and his Saddlemen, se publicó 'Rocket 88', acompañada por un plañidero country ('Tearstains on my heart') en la cara B. A pesar de los esfuerzos, el éxito no llegó, ni siquiera con los cuatro singles siguientes. En 1952, tras una gira de conciertos mal pagados, el grupo de Bill Haley grabó otro rhythm and blues en una versión vagamente hillbilly: se trataba de 'Rock the joint', una composición agresiva, con un bajo potente y una steel-guitar que sustituía al conjunto originario de saxofones. Era un sonido nuevo que, probado en vivo, desencadenó el entusiasmo del público. El éxito y las ventas del disco convencieron a Haley para encaminarse hacia este sonido y para contratar a un manager experto, Jim Ferguson. La primera medida del manager fue la de reconsiderar el look del conjunto: fuera las vestimentas de cowboy. El nuevo look se basaba en smokings blancos y otros conjuntos de chaqueta y corbata. En 1953 el grupo cambió su nombre por el de The Comets y grabó 'Crazy man crazy', una composición de Haley, que llegó al Top ten. Sucesivos discos, siempre para el sello de Miller, no alcanzaron el mismo resultado. En ese momento Haley se acordó de una persona que le había ayudado mucho algunos años antes, Dave Myers, el antiguo socio de Howard en Cowboy. Precisamente Myers había propuesto a Haley, en 1952, 'Rock around the clock', una canción escrita por el entonces sexagenario Max C. Freedman, pero Dave Miller (que detestaba a Myers) había disuadido a Haley de grabarla. La canción era muy del agrado de Haley, y la compañía de Miller le quedaba ya estrecha. Myers se encargó de resolverlo: procuró a Bill Haley un contrato con Decca. El 12 de abril de 1954, Bill Haley and The Comets (el pianista Johnny Grande, el intérprete de steel-guitar Billy Williamson, el saxo tenor Joey D'Ambrosia, el bajo Marshall Pignatore y el guitarra solista Dandy Sedrone) abandonaron Chester directos a Nueva York, donde tenían a su disposición los estudios de Decca para tres horas de grabación. Con el agregado de un batería, Billy Gussack, y en tres horas cuarenta minutos, Bill Haley and The Comets grabaron 'Rock around the clock', acompañándola, en la cara B, con 'Thirteen women'. El disco vendió sólo setenta y cinco mil ejemplares, pero el álbum sucesivo, 'Shake rattle and roll', se vendió tan bien que se decidió la reimpresión de 'Rock around the clock'. Corría el año 1955, y esta vez la canción se convirtió en un éxito estrepitoso, con sus 20 millones de copias vendidas, y en el himno del rock'n'roll. Inmediatamente llegaron otros tres éxitos, siempre en 1955: 'Dim dim the lights', 'Birth of the boogie' y 'Razzle dazzle'. Bill Haley comenzó a saborear la fama, pero a finales de 1956 se vio rápidamente superado en popularidad por los héroes del rock'n'roll más jóvenes, Little Richard y Elvis Presley los primeros. Discos como 'Forty cups of coffee' no lograron superar la septuagésima posición en el Top 100, y sólo en Gran Bretaña, donde Haley había realizado una larga gira, composiciones como 'Don't knock the rock' obtuvieron puestos excepcionales en las listas de éxitos. Bill Haley regresó a su país sólo parcialmente alentado; necesitaba nuevos éxitos en sus canciones, adaptadas al particular estilo de The Comets. Pensó haberlos encontrado en 'Rockin'rollin' rover' y en 'Billy goat', pero fueron un fracaso, y ni siquiera una 'Skinny Minnie' al estilo de Bo Diddley pudo restituirle la fama de los buenos tiempos. Bill Haley debió enfrentarse con la dura realidad: la llegada de Elvis Presley y de otros cantantes más jóvenes de rock'n'roll sellaba su fin como estrella. El mercado discográfico había hallado un público joven al que podía tener en el puño con artistas jóvenes; un hombre entrado en carnes y con una calvicie incipiente como Haley estaba decididamente out. Haley no pudo ir al compás de los tiempos, y su música de baile comenzó a sonar como demasiado "old fashion". El cantante de 'Rock around the clock' había pasado a ser un anacronismo sin otro mercado disponible que el de la nostalgia. Su música se transformó en una curiosa mezcla de country ligero y sones de rhythm and blues esporádicos. Sólo continuó teniendo éxito en Gran Bretaña, y durante los años sesenta y setenta se multiplicaron las giras por aquel país. La primera señal de que la salud de Bill Haley se hallaba comprometida llegó en enero de 1981, cuando canceló una gira por Gran Bretaña sin especificar los motivos. Desde mediados de los años sesenta Bill Haley había vivido recluido en México. En los años setenta se trasladó con su familia a Harlingen, en Texas, donde Bill Haley murió, el 9 de febrero de 1981, a la edad de 55 años.



Discografia:

1955- He Digs Rock'n'roll
1955- Shake Rattle & Roll 
1956- Music for the Boyfriend
1956- Rock 'n' Roll Stage Show
1957- Rock the Joint! 
1957- Rockin' the Oldies
1958- Rockin' Around the World
1959- Chicks
1960- Strictly Instrumental
1961- Bill Haley's  Jukebox
1962- Twisting Knights 
1968- Rip It Up
1973- Mister Rock 'N' Roll
1974- Live in London '74
1974- Live in Sweden 
1974- Scrapbook: Live at the Bitter End  
1976- Rock Around the Country
1978- Armchair Rock'n'roll
1981- Rock'n'roll Forever
1981- Rock'n'Roll Revival
1995- Tesoros de La Musica
1996- Rock Encore