HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Aurelio Y Los Vagabundos

AURELIO Y LOS VAGABUNDOS




 

BIOGRAFIA

DISCOGRAFIA 




Hacia el año 1984 Aurelio Morata, el primer bajista de Los Rebeldes, abandona esta banda para iniciar su propio proyecto, en el que piensa cantar y tocar la guitarra y dejar de lado los sonidos (no tanto la estética) rockabillys, para pasar a un sonido más rockero, en la línea de músicos americanos como John Mellencamp, Tom Petty, Bruce Springsteen y hasta Lou Reed. Mientras le da vueltas al asunto, preparando canciones y definiendo el sonido, coincide con el excelente guitarrista Xavier Juliá, uno de los músicos más emblemáticos de la Barcelona de principios de los 80, que ha tocado con Loquillo, Intocables y en Trogloditas, y que, en ese momento, lo hacía en grupos tan diferentes como los nuevaoleros Melodrama y la banda de Morfi Grei (ex-cantante de La Banda Trapera del Río), que practicaba un rock urbano a medio camino entre el punk y el rock duro.

Tras conocer que acaba de dejar a Loquillo y sus Trogloditas, Aurelio le propone quedar para ensayar las canciones que ha venido preparando, con vistas a formar una banda de rock. Xavier Juliá accede y, armados de guitarras acústicas, se reúnen para ensayar en un piso. El sonido les gusta y deciden tomárselo en serio: fundan Aurelio y los Vagabundos, formación que Xavier Juliá compaginará con los dos grupos anteriormente citados. Alquilan un local donde poder enchufar sus guitarras y empiezan a reclutar al resto de miembros de la banda. Los primeros en llegar, traídos por Aurelio Morata, son el saxofonista Miguel Gallardo, conocido como Gary Smith, y Antonio Rodríguez 'Rodri', batería procedente de L’Hospitalet que había formado parte del grupo llamado Sprays. Xavier Juliá, por su parte, recluta a un contundente bajista llamado Marcel Xena Carrera, que completa la formación inicial del grupo, el cual empieza de inmediato a ensayar las composiciones de Aurelio y alguna que otra aportada por Xavier Juliá.

Poco a poco trabajan las canciones y, moviendo sus contactos, consiguen que una pequeña compañía llamada Zoco les edite su primer disco, un mini-LP titulado “En el Lado Salvaje” (Zoco, 1985). El disco se compone de seis canciones influenciadas por el rock americano de músicos como Bruce Springsteen, Lou Reed o John Mellencamp, con un buen sonido, producido por Xavier Juliá y Aurelio Morata, y que, pese a contar con un single como “Mr. Dollar”, pasa desapercibido, entre otras cosas porque la compañía no dispone de medios para promocionarlo como es debido.

Así que, los miembros del grupo deciden promocionarse por su cuenta a base de tocar en locales de Barcelona, hasta que se encuentran con una oportunidad para promocionarse a un mayor nivel: se enteran de que ese año el Festival de Benidorm se va a abrir a nuevos sonidos (rock, nuevaola, pop, etc) y que se ha organizado un concurso en la sala Zeleste de Barcelona para participar en el mismo, con el nombre de Catalunya a Benidorm. Se apuntan y poco a poco van superando eliminatorias hasta que lo ganan, lo que les da derecho a acudir a Benidorm a participar en la fase final, junto con grupos como Seguridad Social, Aerolíneas Federales, Círculo Vicioso o Alphaville, entre otros.

La estancia de Aurelio y su banda en Benidorm sería un tanto accidentada. Fueron expulsados del hotel junto con Seguridad Social por organizar una fiesta en las habitaciones, y fueron alojados en otro edificio, un hotel que todavía no se había inaugurado y en el que eran los únicos huéspedes (y en el que, al parecer, el comportamiento no fue mucho mejor, a juzgar por las anécdotas contadas por el propio Xavier Juliá en su página web).

El grupo no se clasificó para la final que, al fin, ganarían los sevillanos Círculo Vicioso, pero el eco mediático del festival (y de los altercados) en prensa escrita y en radios, les facilitó hacerse con un nombre, y sus contratos para conciertos se multiplicaron significativamente. Además, consiguen llegar a un acuerdo con Paco Martín, el director de Twins, para reeditar el mini-LP (con la misma portada y canciones) “En el Lado Salvaje”.

En esta ocasión, el disco funciona un poco mejor y les supone la firma de un contrato con Hispavox para editar todo un larga duración. El grupo se encierra a ensayar las canciones para dicho disco, y Rodri, el batería, decide abandonar, siendo sustituido por Quim Soler. El disco, ya producido en solitario por Aurelio Morata con el título de “Promesas Rotas” (Hispavox, 1987), tiene un sonido más blando, menos fresco y directo, lo que se tradujo en importantes desavenencias con Xavier Juliá, que prefería guitarras más potentes y enérgicas y que, al final, unido a la escasa repercusión alcanzada por esta segunda entrega, desembocan en la separación de la banda muy poco después de lanzarse el disco a la calle.

Aurelio Morata se dedica desde entonces a tareas de producción, con estudio de grabación propio, y Xavier Juliá continuó en la música, en Melodrama hasta su separación en 1991, y como guitarrista de acompañamiento, tanto en estudio como en directo, de artistas como Alaska, Ana Curra, Poch, Jaume Sisa, El Último de la Fila y Manolo García, entre otros muchos.

http://lafonoteca.net/grupos/aurelio-y-los-vagabundos



DISCOGRAFIA



   1985- En El Lado Salvaje

  1987- Promesas Rotas



 




1985- En El Lado Salvaje

Puntuacion: 7
Estilos: pop-rock, rock & roll

Procedente de la escena rockabilly, en la que se había ganado un nombre como bajista de los primeros Rebeldes, Aurelio Morata decide crear su nuevo proyecto, buscando arropar más las canciones con un sonido de banda de rock & roll, en la línea de rockeros americanos como Bruce Springsteen, John Mellencamp o Tom Petty, para lo que recluta a unos músicos bastante competentes, encabezados por el excelente guitarrista Xavier Juliá.

En este disco, además, el sonido se enriquece con la inclusión de músicos adicionales que introducen teclados y piano e instrumentos de viento como la trompeta. Y lo cierto es que consigue encontrar lo que busca, un sonido de banda bien acoplada, capaz de tocar canciones de rock americano muy clásico, como "Mr. Dollar", "En el lado salvaje", "Hotel Medianoche" (con ecos jazz y fronterizos aportados por la trompeta) o "La sombra de una duda". Especialmente en estas dos últimas, luciéndose Xavier Juliá quien, además, aporta una de las mejores canciones del disco, el medio tiempo "Cuando empiezas a vivir". La entrega la completa "Enredado en las calles", una canción menos clásica, con el apoyo de sintetizadores, más pop que el resto.

En definitiva, un buen disco con sonido rock & roll de banda bien engrasada tras muchos ensayos y conciertos, sin canciones especialmente brillantes, pero tampoco de relleno, con un buen nivel general. Sin embargo, no tuvo demasiada suerte y pasó bastante desapercibo hasta la reedición que a finales de ese año realizó la compañía Twins, que funcionó algo mejor gracias a la publicidad generada por la accidentada participación del grupo en el festival de Benidorm, y a los muchos y convincentes conciertos que dieron a partir de ese momento.

1.- Mr. Dollar
2.- Enredado en las calles
3.- Hotel medianoche
4.- En el lado salvaje
5.- La sombra de una duda
6.- Cuando empiezas a vivir


 




1987- Promesas Rotas

Puntuacion: 5
Estilos: pop-rock, rock & roll

La presentación en larga duración tras su fichaje con Hispavox es mucho más floja que su precedente. A pesar de abrir con una buena canción como "Balada para un viejo sombrero", tal vez la mejor que grabaron; aunque en un tono más acústico y suave, el sonido de la banda ya no es tan compacto como en su entrega anterior, y, en cuanto a las canciones, tiene altibajos. Ya no da esa sensación de banda de rock and roll sólida que habían demostrado. La producción tampoco ayuda demasiado al resultado. El disco parece dirigido a ampliar su público, recogiendo ritmos latinos como en la flojísima "El paraiso en el asfalto", recuperando el rockabilly como en "Locutor de radio rock & roll", otra canción mediocre, y "No me puedes querer", algo mejor.

Levantan algo el listón en el medio tiempo "Cuando ya nada importa", y "Estuve bebiendo"; canciones de aire swing como "Buen día para dormir", pero a las que también se les echa en falta algo de contundencia. Otras más rockeras como "No estoy para tí", "Gitana" o la balada "Tierra de Caín" se ven perjudicadas por la producción.

Un disco, en definitiva, flojo, en el que se echa de menos ese sonido compacto, contundente, que tenían en el disco anterior, así como las guitarras algo más potentes. Tampoco las canciones, salvo alguna excepción, están a la misma altura. El escaso éxito obtenido, junto con las desavenencias dentro de la banda en cuanto al sonido, motivó el abandono de Xavier Juliá, que no había podido brillar en este disco como en el anterior, y Los Vagabundos ya no volverían a editar nada más.

1.- Balada para un viejo sombrero
2.- El paraiso en el asfalto
3.- Locutor de radio rock & roll
4.- No estoy para tí
5.- Cuando ya nada importa
6.- Estuve bebiendo
7.- Gitana
8.- No me puedes querer
9.- Como forajidos
10.- Buen día para dormir
11.- Tierra de Caín