HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Antonio Vega

ANTONIO VEGA




 

BIOGRAFIA

DISCOGRAFIA

 

 
Antonio Vega Tallés (Madrid, 16 de diciembre de 1957 - Majadahonda, Madrid, 12 de mayo de 2009 fue un compositor y cantante español. Mediano de seis hermanos, su padre fue un prestigioso médico leonés de Carrizo de la Ribera especializado en traumatología. En 1978 formó junto a su primo Nacho García Vega el grupo Nacha Pop, originado en otra banda, Uhu-Helicopter, de la que provenían ambos. Su disco de presentación se editó en 1980, y en 1988 el grupo se separó tras una exitosa carrera, con seis álbumes de estudio y uno en directo. Vega comenzó entonces su carrera como solista, en la que editaría cinco discos de estudio, un álbum en directo y un recopilatorio de colaboraciones con otros artistas. Antonio Vega ha sido considerado uno de los compositores fundamentales de la escena pop española desde la llegada de la democracia. El intimismo de sus canciones y su sensibilidad le ganaron la admiración de crítica y público. Nacha Pop, uno de los grupos más representativos de la música pop española de los años 80, tenía dos compositores, el propio Antonio Vega y su primo Nacho García Vega.

En la formación, de amplio éxito esos años, Vega pudo desarrollar su talento artístico, y durante esa etapa verían la luz numerosos temas compuestos por él que terminarían entrando en el cancionero popular español, entre ellos "Chica de ayer", considerada generalmente como una de las mejores canciones del pop español e incluida en su primer LP. Éste, de título homónimo al grupo, es considerado por revistas como Rockdelux o Rolling Stone (ed. española) una obra maestra imprescindible en la música española."Chica de ayer" se convirtió con el tiempo en una de las canciones más representativas de la movida madrileña, el movimiento contracultural surgido durante los 80 fundamentalmente en la ciudad natal del autor. Ha sido versionada por multitud de artistas, como El Canto del Loco, Enrique Iglesias, Undershakers o los estadounidenses Gigolo Aunts ("The Girl from Yesterday"). El segundo LP de la banda, 'Buena disposición', mantuvo esa línea de calidad, siendo uno de sus temas más conocido "Atrás", después reinterpretado en los conciertos de su carrera en solitario.

'Más números, otras letras' fue el tercer LP de la banda, iniciando la época en que ésta trabajó bajo el sello DRO, con el que editó el mini-LP 'Una décima de segundo', cuyo tema más conocido es el que le daba nombre. El sonido conseguido por el productor Peter Mcnamee le dio nuevas cotas de excelencia al grupo, incluso en la improvisada versión piano bar de "Una décima de segundo" junto a Teo Cardalda. Luego llegaría 'Dibujos animados' (que incluía temas como "Cada uno su razón" o "Relojes en la oscuridad"), y tras él 'El momento', una obra que fue ganando adeptos con el tiempo, con temas como "Lucha de gigantes". La banda terminaría por separarse en 1988, tras una serie de conciertos en Madrid que darían lugar a su disco de despedida, 'Nacha Pop 80-88', que repasaría su discografía de estudio y que sería el epitafio del grupo. Se ha señalado que, como compositor de Nacha Pop, Antonio Vega desarrolló su especial sensibilidad para hacer partícipe al oyente de una historia personal, con una delicada visión poética del mundo.

En el trabajo del grupo este carácter intimista ofrecía un contrapunto a la música del otro compositor de la banda, Nacho García Vega, que se inclinaba hacia un pop más directo y unas letras menos metafóricas. En 2007 la banda se vuelve a reunir para ofrecer una serie de conciertos por España entre junio y octubre de ese año, y para colaborar en la filmación del DVD La edad de oro del pop español. La carrera como solista de Antonio Vega comenzaría marcada por su etapa anterior, de la que saldría como un músico consagrado y muy respetado por sus compañeros de profesión. Así pues, el músico mantendría la misma línea de creación durante su etapa de solista, aunque acentuando en algún sentido su vocación más intimista, quizá por la ausencia de la influencia musical de García Vega. Su primer disco en solitario data de 1991, con el título 'No me iré mañana', en él se mezclan temas más poperos, como "Esperando nada", "Háblame a los ojos" o "Lo mejor de nuestra vida", con temas más próximos a un estilo de la denominada "canción de autor", como "Tesoros" o "Se dejaba llevar por ti", canción que el propio músico reconocería que hacía alusión a su adicción a la heroína.

En 1992 se publicó un disco recopilatorio en el que se incluían algunas de sus mejores canciones de la época de Nacha Pop, así como de su primer disco como solista. Se incluía asimismo una versión de la canción "Ansiedad", de Chequile Saravia, y una primera versión de otro de sus temas más conocidos, "El sitio de mi recreo", que también daba nombre al disco. En 1994 vería la luz su siguiente trabajo, 'Océano de sol', para cuya grabación viajaría a Inglaterra para trabajar con Phil Manzanera, ex guitarrista de Roxy Music y productor musical, que se ocuparía de la producción del disco. Sin embargo, Vega no quedó satisfecho con el trabajo de Manzanera, atribuyendo a éste falta de profesionalidad, así como diferencias en la concepción del trabajo. Del disco destacan temas como "Vapor", "Palabras" o una segunda versión más trabajada de "El sitio de mi recreo". En 1995 colabrora en el primer disco tributo a Joan Manuel Serrat. El disco llevaría el nombre de 'Serrat... eres único Volumen 1', y la participación de Vega sería con la canción 'Romance de Curro El Palmo'.

En 1997 participa en el disco 'Tributo a Queen', grabando el tema "Días que no volverán", cover en español de la canción "These Are the Days of Our Lives", publicada por la banda británica en su álbum Innuendo, de 1991. Freddie Mercury, el vocalista de Queen, al momento de grabar la canción estaba viviendo sus últimos meses de vida antes de fallecer de SIDA el 24 de noviembre de 1991. Tras un silencio de cuatro años se publica el disco 'Anatomía de una ola', más acústico y tranquilo que los anteriores. En él se recogen temas como "Ángel caído", dedicada a Vincent Van Gogh o "Como la lluvia al sol". En este disco se hallaba también una versión de "Agua de río", del grupo Sonora, compuesto entre otros por varios amigos de Vega, Basilio Martí y Nacho Béjar, muy influenciados por aquel en su único LP, 'Arquitectura de la soledad'. En el año 2000 Antonio Vega participó en 'A tu lado', un disco homenaje a Enrique Urquijo, quien fuera líder del grupo Los Secretos y que falleció en 1999. Vega interpretó la canción "Agárrate a mí María".

En 2001 se publica el siguiente título, 'De un lugar perdido', un disco corto en el que destacan temas como "Estaciones", "Para bien o para mal" o "A trabajos forzados", canción en la que Antonio Vega pone musica a un poema del escritor y poeta Antonio Gala. Ese año también colabora con Jarabe de Palo en el tema "Completo, incompleto" dentro del disco De vuelta y vuelta. En 2002 Vega publica su particular 'Básico', en el que realiza versiones acústicas de algunas de sus canciones más conocidas y otras menos, y que incluía también algún tema inédito. A finales de 2003, participa como solista en el tributo a la banda española Hombres G interpretando la canción "La carretera". Seguiría en 2004 un disco de colaboraciones, entre otros artistas con Amaral, con los que canta "Cómo hablar", Jarabe de Palo, haciendo dueto con Pau Donés en el tema "Completo incompleto", o Elefantes, con los que realiza una versión de "Que yo no lo sabía". En 2004 participa asimismo en el homenaje colectivo al poeta Pablo Neruda en su centenario: Neruda en el corazón.

Ese mismo año muere su compañera sentimental Margarita del Río, también coautora de algunos de sus temas. Su defunción supuso un duro golpe para Vega, que sufrió seguidamente una neumonía que le tuvo hospitalizado e incluso atravesó un período de depresión. Posteriormente compondría su último disco en solitario, '3000 noches con Marga', editado en 2005. En él se incluyen temas como "Angel de Orión", "Caminos infinitos", "Pasa el otoño" o la instrumental "3000 noches con Marga". En el año 2007 Antonio se reúne con Nacho García Vega y deciden volver al escenario como Nacha Pop en una gira por España, además de su aparición en el DVD de la "historia sinfónica del pop español" junto a Germán Coppini, Javier Andreu, Jose Mari Granados y otras leyendas del pop español. Ese año además colaboraría en el tema "Ahora qué" de Conchita, incluido en su álbum de debut, 'Nada más'. Tras acabar dicha gira, vuelve a su carrera de solista y sigue dando conciertos, en los últimos tiempos girando por teatros junto a una banda en la que se incluía a Basilio Martí, que también era su representante musical.

En marzo de 2009 presentó, en el que sería a la postre su último concierto, una de sus últimas composiciones: "Antes de haber nacido". Ese último concierto que ofreció junto a su banda tuvo lugar en el Kafe Antzokia de Bilbao, el 28 de marzo de 2009. El 20 de abril de 2009 fue ingresado en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid debido a una neumonía aguda que le obligó a suspender su gira. Falleció el 12 de mayo siguiente, a los 51 años de edad, a consecuencia de un cáncer de pulmón que se le había diagnosticado meses antes. El 7 de diciembre de 2009 las productoras de Televisión New Atlantis y Coral Europa hicieron oficial el rodaje de una TV Movie sobre la vida de Antonio Vega. "El chico de ayer" tendrá dos entregas y estará asesorado en todo momento por Carlos Vega (hermano del cantante).

Pagina Oficial: 
http://www.antoniovega.org



DISCOGRAFIA


  1991:
No me iré mañana

  1992:
El sitio de mi recreo

  1994:
Océano de sol

  1998:
Anatomía de una ola 

  2001:
De un lugar perdido

  2002:
Básico

2004: Autorretratos

  2004:
Escapadas

  2005: 3000 noches con Marga

2009: Canciones 1980-2009

 

 




1991- No Me Ire Mañana

Puntuacion: 9
Estilos: Pop en Español

   Para escuchar el disco dale al play




“No me Iré Mañana” (Polygram, 1991) es la primera entrega en solitario de Antonio Vega. Tras la separación de Nacha Pop en 1988 rompe el silencio con este disco que pone de manifiesto quién portaba la magia creativa en el grupo. Un disco intenso de principio a fin, con una voz que transmite emociones con facilidad y unas guitarras privilegiadas. Un disco en el que encontramos luces y sombras, pop fresco y alegre y composiciones más intimistas marcadas por miedos, temores y fantasmas interiores que han sido habituales a lo largo de toda su trayectoria. Sin lugar a dudas, un disco excelso que ocupa un lugar privilegiado en la música española. Abre “Háblame a los ojos”, un medio tiempo con una voz y unas guitarras que aportan la sensibilidad y la intensidad necesarias para darnos cuenta de que estamos ante algo grande. La poesía y la canción se unen en cada verso, “Nunca la lluvia dijo al hielo qué calor, no / por eso yo nunca me quejo de su amor”.

Una canción que Antonio ha definido como "una ácida autocrítica a mi invencible timidez". “Esperando nada” al igual que otros cortes como “Síguelo” o “Guitarras” trae un pop fresco y alegre, acercándose a los 80, a La Movida, con una letra que confirma a Antonio como uno de los grandes letristas estatales: “Y pasó, tanto tiempo que llegué a ver sombras en color / Y creció, a mi lado como un árbol toda una ilusión”. “Lo mejor de nuestra vida” trata sobre las rupturas, sobre las sensaciones que invaden nuestra mente cuando todo se termina, suaves despedidas entre potentes riffs de guitarra que ponen la electricidad a uno de los temas más rockeros del disco. “Antes de ayer cuando se fue ella, dejo una nota / escrita a boli en la pared, / y si con suerte fue una broma mala, hoy tendría que volver”.

“Tesoros” trae la calma, un sonido acústico envuelve la voz de Antonio que nos recuerda el valor de su archivo interior. “La última montaña” evoca sensaciones y sentimientos, poesía y naturaleza, recreando esos pensamientos que nos inundan cuando nos damos cuenta de lo pequeños que podemos llegar a ser. Pero el gran tema del disco es “Se dejaba llevar por ti”, una de sus cimas creativas. Atmósfera oscura y gris, las drogas en primer plano y una voz que trae la magia y la emoción consigo, Antonio comenta sobre ella que "es la sensación que tengo cuando no me ata nada". “Mis dos amigos” está dedicada a su hermano Carlos Vega, autor de la música, y a su cuñada, Mercedes. La emotiva letra es de Antonio, “Me gusta verlos cuando está detrás el sol, me corta la respiración / su fuerza es la del halcón / laten sus cuerpos con el mismo corazón”.

Cierra “No me iré mañana”, medio tiempo pausado con aires de denuncia sobre el abandono del planeta sin renunciar a la poesía, para poner el broche a un magnífico disco de debut, en el que no sobra ni falta nada. Con una producción a cargo de Carlos Narea y Nigel Walker, que destaca precisamente por dejar en un primer plano la voz de Antonio y unas guitarras limpias que mantienen en todo momento la intensidad que ya de por sí traen consigo sus grandes composiciones. Y es que es quizás el pero que se le puede poner a su siguiente largo, “Océano de Sol” (Polygram, 1994), precisamente la sobreproducción a la que lo somete Phil Manzanera (Roxy Music).

1.- Háblame a los ojos
2.- Esperando nada
3.- Lo mejor de nuestra vida
4.- Tesoros
5.- Síguelo
6.- La última montaña
7.- Se dejaba llevar por ti
8.- Guitarras
9.- Mis dos amigos
10.- No me iré mañana 
 

 




1992- El Sitio De Mi Recreo

Puntuacion: 7
Estilos: Pop Español

   Para escuchar el disco dale al play





Todos necesitamos un refugio en el que escondernos cuando las cosas no van bien, un lugar en el que la magia, el deseo, los recuerdos y las vivencias nos sirvan de abrigo improvisado para ahuyentar nuestros miedos y aguantar las tormentas que trae consigo la realidad. “El Sitio de mi Recreo” (Polygram, 1992) recopila doce canciones ligeras grabadas por Antonio tanto en su época en Nacha Pop como en solitario. De Nacha Pop recoge canciones emblemáticas de La Movida como “Chica de ayer”, y clásicos de nuestro tiempo como “Lucha de gigantes”, “Una décima de segundo”, “Desordenada habitación”, “Cada uno su razón”, “Lo que tú y yo sabemos” y “Luz de cruce”. También incluye el corte “Ansiedad”, que forma parte de la banda sonora de la película “Boom, Boom” (Rosa Verges, 1990).

De su primer disco en solitario, “No me Iré Mañana” (Polygram, 1991), se recuperan “Esperando nada” y “Se dejaba llevar por ti”. El corte más emblemático del disco es el que da título al álbum, posiblemente la mejor canción que ha publicado Antonio en toda su carrera en solitario. Una canción con magia, capaz de emocionar con una apariencia simple, tan sólo una voz desnuda y unos finos acordes de guitarra. La versión incluida aquí es una maqueta que Antonio grabó cuando estaba preparando su segundo disco, “Océano de Sol” (Polygram, 1994), pero Polygram decidió recogerla en este disco como canción inédita, siendo una versión más pura, menos producida que la entrega final. Unos prefieren la primera, otros la segunda, pero lo cierto es que se trata de una de las cimas creativas de nuestra escena y un éxito instantáneo.

1.- Desordenada habitación
2.- Tesoros
3.- Una décima de segundo
4.- Esperando nada
5.- Chica de ayer
6.- Ansiedad
7.- Lucha de gigantes
8.- Se debaja llevar por ti
9.- Cada uno su razón
10.- Lo que tú y yo sabemos
11.- Luz de cruce
12.- El sitio de mi recreo
 

 




1994- Oceanos De Sol

Puntuacion: 8
Estilos: Pop Español

   Para escuchar el disco dale al play





Los rumores sobre el estado de su salud que surgieron tras la edición del disco homenaje “… Ese Chico Triste y Solitario” (Polygram, 1993), no gustaron nada a Antonio, que centró todas sus energías en la creación de este trabajo. Para ello abandonó Madrid y se fue a grabar a Londres con Phil Manzanera (Roxy Music) en la producción. Sobre “Océano de Sol” (Polygram, 1994) comenta que “el disco me gustó, pero parece ser que la gente no lo comprendió bien y hubiera preferido que fuera más sencillo". Independientemente de que se prefiera sencillez o mayor elaboración, para el que suscribe estas líneas en este caso se peca de una producción sobredimensionada, pero al mismo tiempo está claro que su segundo largo en solitario es tan bueno que posee algunas de las mejores composiciones de Antonio como “Elixir de juventud” o “El sitio de mi recreo”.

Abre “Océano de sol” con potentes riffs de guitarra que crean una atmósfera exultante, con los claroscuros comunes en su obra y palabras sobre la dimensión del universo, la existencia y el tiempo. Julio Médem fue el director encargado de realizar el videoclip del corte. “Elixir de juventud” trae la emoción, las guitarras en primer plano y dulces coros que resguardan la voz de Antonio, “Del elixir de juventud / bebimos juntos prometiéndonos la vida / ¿quién nos llamó?, ¿qué pudo ser? / nos puso de la mano desde el primer día”. “Vapor” rompe los esquemas anteriores, la luz brilla en la oscuridad y las guitarras se suavizan. La refrescante “Palabras” trae aires acústicos y una brillante instrumentación, poesía musicada, vida y muerte, y una sensibilidad superior.

El blues “Hablando de ellos” está dedicado a sus padres -"de ellos aprendí a hablar y necesité entonces escribir. De ellos aprendí a escribir. Necesité entonces cantar. De ellos aprendí a cantar. Entonces necesité cantarles a ellos"-. “El sitio de mi recreo” es su cima creativa, una canción hoy por hoy atemporal, un clásico instantáneo portador de una magia especial capaz de levantar en el oyente marejadas emocionales. “Cierto como imaginar” eleva la temperatura, rock clásico y contundente con guitarras aceleradas y la voz de Antonio encauzando la melodía. Cierra el disco la versión instrumental de “Palabras”. “Sólo el silencio dará las palabras de instrumental”.

En definitiva, un buen disco, que no llega a las cotas de “No me iré Mañana” (Polygram, 1991) pero que como hemos indicado contiene grandes momentos. Tras él llegaron cuatro años de silencio, rotos por “Anatomía de una Ola” (Polygram, 1998).

1.- Océano de sol
2.- Elixir de juventud
3.- Vapor
4.- Palabras
5.- Lleno de papel
6.- Hablando de ellos
7.- El sitio de mi recreo
8.- Ahora sé que mis amigos
9.- Cierto como imaginar
10.- Palabras (instrumental)

 





1996- Anatomia De Una Ola

Puntuacion: 6
Estilos: Pop Español

   Para escuchar el disco dale al play




"La anatomía de una ola es la anatomía de algo que siempre es muy parecido pero nunca es igual, algo que se repite pero siempre es distinto, es la anatomía del caos". El silencio creativo tras cuatro años sin publicar disco se rompe con “Anatomía de una Ola” (Polygram, 1998), grabado en Palma de Mallorca con Joan Bibiloni a la producción. No se trata de su mejor trabajo, pero quizás sea el más intimista y directo junto a “3000 Noches con Marga” (EMI, 2005). El caos y la fragilidad se entrelazan con la sensibilidad y la emoción sin dejar de lado la sencillez y la poesía. Un disco más acústico y tranquilo que los anteriores. Se abre el telón con los sonidos acústicos de “La hora del crepúsculo”, guitarras apagadas que se encienden con las vivas modulaciones de Antonio.

La comunicación con la naturaleza, los cielos marinos y las imágenes paisajistas cargadas de poesía impregnan una de las mejores composiciones del álbum. “Como la lluvia al sol” la compuso para Luz Casal, quien la incluiría en uno de sus discos más exitosos, "Como la Flor Prometida" (EMI, 1995), “Mi secreto es conocerte / como la lluvia al sol”. La melancolía inunda “Tuve que correr”, compuesta junto a Nacho Béjar, sonidos acústicos y un suave piano establecen los cimientos sobre los que se instala una de las mejores letras del disco: “Ella en el suelo, yo en el aire / Dulce pero cruel / llenó mi mundo de papel / Jamás pensé que llegaría a helarme”.

Una canción que evoca distintas visiones según las interpretaciones del oyente. La emotiva “Murmullo de tus manos”, dedicada a Mercedes, trae una oscuridad intranquila, guitarras lejanas entre efectos eléctricos y suaves orquestaciones que ponen los claros de sol entre nubes. En una entrevista concedida a Diego Manrique en Primera Línea, Antonio comentaba que “Mercedes era la mujer de mi hermano Carlos. Murió de un cáncer fulminante, en cinco meses. Yo quería componer algo para ella y estuve tres días sin comer ni dormir hasta que me salió 'Murmullo de tus manos'. Corrí a ponérsela con unos cascos y se recuperó unos instantes, puso una sonrisa y murió agarrada al walkman.

La enterramos con el cassete para que sonara la canción mientras duraran las pilas esas alcalinas”. Otras canciones con dedicatorias son “Tributo a”, dedicada a la poetisa Felisa Sanz y “Ángel caído”, a Van Gogh, con quien Antonio siempre confesó sentirse identificado, tanto con su vida como con su obra. Cadencia sureña en “Mi hogar en cualquier sitio”, con una melodía y unos arreglos de guitarra brillantes. “Entre tú y yo” está compuesta por su hermano Carlos Vega. Antonio comenta que quiso "ser fiel a la decisión de incluir una canción de Carlos en todos mis discos. Encaja perfectamente por una cuestión de arquitectura genética en mi historia". Se trata de uno de los momentos más frescos del álbum, las guitarras se sueltan y Antonio con ellas.

Cierra la canción que da título al disco, “Anatomía de una ola”, de nuevo referencias al mar y atmósferas intranquilas sustentadas por guitarras que juegan con la electricidad y la acústica.

1.- La hora del crepúsculo
2.- Como la lluvia al sol
3.- Tuve que correr
4.- Murmullo de tus manos
5.- Tributo a
6.- Mi hogar en cualquier sitio
7.- Ángel caído
8.- Agua de río
9.- Entre tú y yo
10.- Anatomía de una ola


 




2001- De Un Lugar Perdido

Puntuacion: 7
Estilos: Pop Español

   Para escuchar el disco dale al play





Con “Anatomía de una Ola” (Polygram, 1998) termina su contrato discográfico con Polygram y Antonio hace las maletas a EMI, sello con el que entrega este “De un Lugar Perdido” (EMI, 2001), producido por Nacho Béjar y grabado en los estudios Track de Madrid. Un disco cálido y breve, tan sólo nueve canciones, con un sonido escueto en cuanto a arreglos y una uniformidad que deja la voz de Antonio en primer plano. Se recuperan las guitarras de “No me Iré Mañana” (Polygram, 1991), encontramos aires pausados con cadencias jazzísticas y unas letras que evocan imágenes, personas y lugares.

En la composición cuenta con la ayuda de Marga, su compañera de viaje, quien tiene un papel decisivo en algunas de las letras. Suena “Estaciones” y el movimiento comienza a tomar forma pausadamente, aires paisajísticos que evocan imágenes que se suceden en nuestra mente con rapidez, con una luminosidad que nos recuerda lo que queda detrás y nos enseña lo que está delante de nuestros ojos. “A medio camino” confirma que el sonido del disco muestra una gran uniformidad, las geometrías se mantienen, guitarras sin estridencias, cálidos coros y sensación de movimiento constante.

En esta ocasión, nos trae aires sureños, de ferrocarril. Antonio afirma que abordó la instrumentación de este tema con J.J. Cale en la cabeza. También vuelve a incluir un tema de Nacho Béjar, “Para bien y para mal”, un medio tiempo calmado en el que las guitarras sustentan una suave melodía en la que destacan los fraseos alargados que realiza Antonio buscando la armonía. “Seda y hierro” es una de las grandes canciones del disco, con una introducción con tintes de blues y unos acordes sencillos y precisos para una declaración de amor con una gran sensibilidad -“Nunca le han faltado a nuestro amor para estar vivo razones”-. La canción está dedicada a Marga del Río, como sigue recordando en cada directo.

El desenfado lo pone “Ser un chaval”, un retroceso a la infancia plagado de recuerdos y de unos riffs de guitarra que ganan fuerza por momentos. “A trabajos forzados”, poema de Antonio Gala musicado con la ayuda de una simple guitarra acústica. Cierran "Horizons”, con aires jazzísticos, soul, sonido Filadelfia, y un gran despliegue de guitarras, y una versión instrumental de “Seda y hierro”. Un buen disco, breve, sí, pero mejor nueve canciones que vuelen a gran altura y en las que la magia de Antonio en la composición brille con fuerza, un Antonio intimista, sensible y pegado a la realidad, que muchos de los discos vacíos de cantautores sin nada que decir que inundan el mercado.

1.- Estaciones
2.- A medio camino
3.- Hojas que arranqué
4.- Para bien y para mal
5.- Seda y hierro
6.- De un lugar perdido
7.- Ser un chaval
8.- A trabajos forzados
9.- Horizons
10.- Seda y hierro (instrumental)

Antonio Vega - Guitarras y voz
Nacho Béjar - Guitarras
Basilio Martí - Teclados
Billy Villegas - Bajo
Angel Crespo - Batería
Gino Pavone - Percusiones
Carlos Raya - Guitarras


 




2002- Basico

Puntuacion: 7
Estilos: Pop Español

El 5 de julio de 2001 Antonio da un emotivo concierto acústico en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, repasando las canciones más representativas de su dilatada carrera, canciones que quedaron registradas en este “Básico” (EMI, 2002) incluyendo dos inéditas, "San Antonio" y "Materia Oscura”, que cuentan con la participación de Ñete de Nacha Pop y rompen con la línea que sigue el disco, ya que están grabadas en estudio. También se lanza al mercado una edición limitada del disco que incluye un DVD con la actuación al completo. Antonio recupera canciones de la época con Nacha Pop como “Lucha de gigantes”, “Chica de ayer”, “Una décima de segundo” y “Atrás”, una canción que no suele ser habitual en sus conciertos. Llama la atención la utilización de una mandolina en la canción más coreada del directo, “Chica de ayer”.

También repasa toda su carrera en solitario, de su debut “No me Iré Mañana” (Polygram, 1991), encontramos “Se dejaba llevar por ti”, “La última montaña”, “Háblame a los ojos” y “Esperando nada”; de “Océano de Sol” (Polygram, 1994) repasa una canción que desde el primer momento se convirtió en un precioso himno, “El sitio de mi recreo”; “De un Lugar Perdido” (EMI, 2001) está representado por cuatro cortes, “A medio camino”, “Seda y hierro”, “A trabajos forzados” y “Estaciones”. Por otra parte, de los dos cortes nuevos destacan “San Antonio”, un nuevo clásico instantáneo que destila esa épica pausada y sentida marca de la casa, “Al partir dejó a su amada el corazón / Y sin él en la batalla sin piedad luchó…”. Un disco que pone de manifiesto el buen hacer de Antonio en directo, un desnudo emocional capaz de ponernos los pelos de punta y turbarnos como la primera vez.

1.- Lucha de gigantes
2.- A medio camino
3.- Atrás
4.- El sitio de mi recreo
5.- Se dejaba llevar por ti
6.- La última montaña
7.- Háblame a los ojos
8.- Seda y hierro
9.- A trabajos forzados
10.- Una décima de segundo
11.- Estaciones
12.- Esperando nada
13.- Chica de ayer
14.- San Antonio
15.- Materia Oscura


 




2004- Escapadas

Puntuacion: 5
Estilos: Pop Español

   Para escuchar el disco dale al play





“Escapadas” (EMI, 2004) recoge una selección de colaboraciones y versiones que Antonio ha realizado a lo largo de su carrera, unas en solitario y otras al calor de los grupos versionados, algunas editadas en su momento y otras exclusivas de este disco recopilatorio. Uno observa el elenco de artistas versionados y piensa que la selección no fue muy cuidada, dejándose llevar por los prejuicios incluso diría que salvo los entusiastas de los 40 Principales, poco sacaremos en limpio del disco, guiados por la mala fé empezamos a pensar en el vil metal y en la maniobras comerciales con fines mercantilistas.

Pero cuando escuchamos el disco, nos damos cuenta de que por algo lleva el nombre de Antonio en la cabecera. Comienza a sonar “Cómo hablar”, interpretada por Amaral y Antonio, con aires tecno-acústicos y suaves orquestaciones, y cuando nos damos cuenta ya se ha creado esa atmósfera particular en la que los sentimientos y la emoción afloran en cada verso, desarmándonos sin razón aparente. Se recuperan la versión del tema de Serrat “Romance de Curro el palmo”, incluida con anterioridad en el tributo al músico catalán, “Amor en vena” con Javier Álvarez, que fue grabada para el disco que se editó con motivo del 25 aniversario de Amnistía Internacional y “Mi habitación” del homenaje a Antonio Flores, y se incluyen nuevas versiones, como “Me quedo contigo” de Los Chunguitos.

Sobresaliente la interpretación junto a Los Secretos de “Agárrate a mí, María”, un tema ya de por sí emotivo por todas las connotaciones que trae consigo. El tema ya se había incluido en el homenaje a Enrique Urquijo. Otra repesca es “Se dejaba llevar por ti”, interpretado junto a Ketama. “Que yo no lo sabía” junto a Elefantes mantiene la intensidad, mientras que los aires circenses de “Completo incompleto”, con Jarabe de Palo, son más anodinos. Cierran la versión de la canción popular “La tarara” y la de “La carretera” de Hombres G. No se trata de un disco imprescindible, pero aguanta el tirón e incluso nos depara algunos momentos agradables.

1.- Cómo hablar
2.- Romance de Curro el palmo
3.- Mi habitación
4.- Me quedo contigo
5.- Amor en vena
6.- Agárrate a mí, María
7.- Que yo no lo sabía
8.- Completo incompleto
9.- Se dejaba llevar por ti
10.- La tarara
11.- La carretera


 




2005- 3000 Noches Con Marga

Puntuacion: 7
Estilos: Pop Español

"Hacia finales del mes de junio del año 2004, y después de pasar por el peor momento de mi vida, sin duda, comenzó la aventura de este '3000 Noches con Marga'. Con vehemencia enfermiza, me sumergí en una dedicación incesante a mi trabajo. Escribí, arreglé y di forma, una a una, a los temas que componen esta obra en un momento en el que, como hoy, mi corazón se hallaba desbordado por el dolor. Todo giraba en torno a la figura de Margarita del Río Reyes, la mujer que me lo dio todo por nada y a la que he consagrado mi vida entera. Lo que me quede de ella." (extracto del libreto que acompaña el disco).

En un momento complicado tras la muerte de su compañera Marga del Río, Antonio saca la fuerza para entregarle este homenaje. Un disco en el que transforma el dolor en energía creativa y que sorprende por el positivismo que se respira en gran parte de los cortes. Está producido íntegramente por el propio Vega, quien toca la mayor parte de los instrumentos. El tratamiento de las guitarras alcanza nuevos niveles, buscando la experimentación y logrando un sonido más rico. Algunos desarrollos, como en “Caminos infinitos” alcanzan los ocho minutos de duración. Abre “Pasa el otoño” y en una décima de segundo escuchamos la voz de Antonio, "Pasa el otoño en Madrid / y el color ocre se funde a gris / vuelven recuerdos de inviernos / pasados junto a ti... atados manos y pies / al corazón que fui fiel / ojalá me condenaran a la niñez". Un corte que pone intensidad y frescura desde el principio, y demuestra que Antonio se encuentra en un buen momento creativo.

Las guitarras recuerdan a unos Nacha Pop con aires experimentales, y los finales se extienden hasta los cinco minutos. “Pueblos blancos” trae visiones paisajistas y marcados riffs que quizás se pierden en los desarrollos. “Ángel de Orión” es el primer single del disco y una de las mejores composiciones, “Por alcanzar su amor / tres mundos recorrí / El mundo de los niños / el del loco / y el que acaba por venir”. De nuevo recuerdos de Nacha Pop, con unos brillantes teclados y unas guitarras que crean una atmósfera llena de energía e intensidad. Un tema cargado de agradecimiento con un espléndido final. “Caminos infinitos” es la pieza central del disco, aires sinfónicos en los que se respira desolación en cada verso y melancolía en cada punteo.

“Cada sombra en la pared” se acerca al swing americano, con Santi Ibarretxe creando unos brillantes arreglos de viento. La emoción y la tristeza llegan con “Te espero”, una declaración de amor más allá de la vida y la muerte con un final intenso. Cierra el instrumental con aires espaciales “3000 noches con Marga”, una comunicación íntima con programaciones sintetizadas, teclados y un marcado toque experimental. 

1.- Pasa el otoño
2.- Pueblos blancos
3.- Ángel de Orión
4.- Caminos infinitos
5.- Cada sombra en la pared
6.- Un día y otro
7.- Valle misterio
8.- Te espero
9.- 3000 noches con Marga