HISTORIAS DE ROCK
Erlantz Bikendi Gonzalez

Albert King

ALBERT KING




 

BIOGRAFIA

DISCOGRAFIA 




Era un tren lentísimo aquel que en marzo de 1950 se dirigía hacia el norte, hacia Chicago. Un tren que llevaba consigo las esperanzas de muchos de sus pasajeros de color. Entre ellos estaba Albert King, apodado «Big» por su altura: un chico de veinticinco años que había aprendido a tocar la guitarra y cantar en la iglesia. Viajaba a Chicago, tradicionalmente una de las capitales de la música americana, desde siempre la ciudad del blues... Albert King no sabía que aquel viaje proporcionaría unos resultados dignos de la realeza de su nombre sólo diez años más tarde: no sabía que durante diez años se movería en el circuito menor, porque su proceso de maduración sería lento, y porque era tremendamente difícil abrirse camino en los años cincuenta para un negro que hacía blues.

En realidad, Albert King estaba acostumbrado a la vida dura desde su nacimiento en Indianola, Mississippi, el 25 de abril de 1924. Su verdadero nombre era el de Albert Nelson y la suya era una familia muy pobre: el padre murió pronto y la madre tuvo muchas dificultades para criar a sus hijos. A los nueve años, Albert empezó a trabajar en los campos de algodón. Su único consuelo era la religión: los domingos, él y sus hermanos estaban en la primera fila del coro. A finales de los años treinta la madre se fue con sus hijos a Forest City, Arkansas, en busca de obtener por fin unas mejores condiciones de vida.

Allí, Albert profundizó en el conocimiento del blues gracias, sobre todo, a las canciones del legendario Dorothy Dailey (a pesar de ese nombre era un hombre), canciones que aprendió a tocar acompañándose con una guitarra que compró por la cantidad de un dólar y veinticinco centavos. Cada día dedicaba un par de horas al instrumento, que lo abstraía del pesado trabajo de cada día. Formó su primer grupo gospel, The Harmony Kings, y también aprendió a tocar la batería. Fue entonces cuando decidió cambiar de apellido, escogiendo el sugerente King, que le causaría, algún tiempo después, una pequeña polémica con B.B. King. A finales de los cuarenta, se trasladó a Little Rock, la capital de Arkansas, donde trabajó en la construcción (se convirtió en un experto en excavadoras), reservándose las noches para tocar en los clubs. También compró su primera guitarra eléctrica y formó un nuevo grupo, In The Groove Band, con el que conquistó una gran popularidad local, llegando a actuar en la cercana ciudad de Memphis.

En medio de este fervor de actividad, encontró tiempo y coraje para subirse en un tren y visitar por primera vez Chicago en la primavera de 1950. Su primer contacto con aquel ambiente no fue todo lo bien que podría esperarse, pero bastó para servirle de estímulo. Un nuevo traslado, pero esta vez a Gary, Indiana, donde conoció al disc-jockey Jimmy Reed. En 1953 grabó sus primeros discos con la ayuda de su amigo y en 1955 se trasladó a St. Louis, donde formó su primer gran grupo dando paso a una intensa actividad de grabaciones y conciertos.

Su camino hacia la gran popularidad se inició en 1966, cuando el sello Stax le ofreció un interesante contrato. Lo que más lo favoreció fue esa flexibilidad interpretativa que le permitía publicar discos que también fueran apreciados por el público blanco. En su libro 'The heart of rock & soul', el crítico Dave Marsh escribía comentando el single 'Born under a bad sign' (1967): «Aunque suele ser relacionado con el blues y los demás Kings (B.B. y Freddie), Albert es más un intérprete de soul que de blues. En sus mejores discos, la producción sigue criterios pop. Pero es sobre todo su estilo guitarrístico (el mejor zurdo anterior a Hendrix) lo que le hace especial».

En 1968 Albert King fue uno de los invitados permanentes del «Fillmore» de San Francisco (templo del rock de aquellos años), publicando entonces el álbum 'Live wire/blues power', considerado uno de los más vibrantes del género. Entre sus álbumes de aquella época, destaca 'Albert King does the king’s thing' (conocido también con el título de 'Blues for Elvis'), en el que interpreta canciones de Elvis Presley, el rey del rock’n’roll. Durante todos los años setenta y ochenta, el cantante y guitarrista actuó por todo el mundo y grabó muchísimos discos.

Sus obras maestras de aquel período son 'Jammed together', de 1969, con Steve Cropper y Pop Staples; 'The lost session', de 1971, con John Mayall; 'I'll play de blues for you', de 1972, y 'I’m in a phone booth, baby', de 1984.

Además de Cropper y Mayall, Albert King colaboró con otros colegas blancos (por ejemplo Rory Gallagher) a quienes enseñó mucho trucos del oficio. También Eric Clapton debe mucho al guitarrista de Indianola. Pero su verdadero discípulo fue el guitarrista texano Stevie Ray Vaughan (muerto prematuramente en 1990), que siempre señalaba a Albert King como a su único maestro. Haciendo gala de una chispeante ironía, King saludó así al guitarrista blanco en una entrevista: «Stevie Ray es bueno, en serio. Pero le aconsejo que siga su camino sin fijarse demasiado en mí. ¿Cómo podría? Ni siquiera yo sé exactamente quién soy y qué puedo hacer.»

En 1990 fue el guitarrista inglés Gary Moore quien lo invitó a cantar en un tema de su álbum 'Still got the blues', y una vez más King dio una perfecta muestra de su gran profesionalidad.



DISCOGRAFIA


1962- The Big Blues
1967- Born Under a Bad Sign
1967- Travelin' to California
1969- Years Gone By
1970- Blues for Elvis: A.K. Does the King's Things
1971- Lovejoy
1971- The Lost Session
1972- I'll Play the Blues for You
1973- Blues at Sunset
1974- I Wanna Get Funky
1974- Montreux Festival
1976- Albert
1976- Truckload of Lovin'
1977- I'll Play the Blues for You
1977- King Albert 
1977- Live
1977- The Pinch
1978- New Orleans Heat
1979- Albert Live
1983- Crosscut Saw: Albert King in San Francisco
1983- San Francisco '83
1984- I'm in a Phone Booth, Baby 
1984- Laundromat Blues
1988- Great King Albert 
1988- Jammed Together 

  1999- In Session



 




1999- In Session

Puntuacion: 9
Estilos: Modern Electric Blues, Soul-Blues, Urban Blues

   Para escuchar el disco dale al play




 
 

Grabado en diciembre de 1983, 'In Session' captura en concierto a Albert King y Stevie Ray Vaughan, guitarrista de moda tras el lanzamiento de su debut, 'Texas Flood', así como de su trabajo con David Bowie en 'Let's Dance'. Escenario listo para un concierto ardiente, emocionante y eso es lo que fue. Vaughan estaba claramente influenciado por King, influencia que llego hasta el final. King quedo impresionado.

1.- Call It Stormy Monday (Walker) 9:00
2.- Old Times (King/Vaughan) 1:15
3.- Pride and Joy (Vaughan) 5:59
4.- Ask Me No Questions (B.B. King) 5:02
5.- Pep Talk (King/Vaughan) 0:52
6.- Blues at Sunrise (King) 15:10
7.- Turn It Over (King/Vaughan) 0:51
8.- Overall Junction (King) 8:20
9.- Match Box Blues (King) 7:39
10.- Who Is Stevie? (King/Vaughan) 0:44
11.- Don't Lie to Me (Whittaker) 8:57