HISTORIAS DE ROCK
Biografias Y Discografias De Musica Rock

Aerolineas Federales

AEROLINEAS FEDERALES





Biografia
Discografia
 
 
En los primeros años 80 los grupos españoles asimilaban como podían la new wave inglesa. En muchas ocasiones y con el “do it yourself” por bandera, suplieron sus escasos conocimientos musicales con talento, ingenio y muchas ganas de aprender. Aunque el epicentro era Madrid, en Vigo también surgían una cantidad interesante de propuestas que seguían patrones similares. Una de esas bandas fue Aerolíneas Federales, nacidos en el 81 con Miguel Costas -voz y guitarra- como líder, con Juan Dotras Pardo, Flechi -caja de ritmos- como maestro de ceremonias y Silvino Díaz al bajo. La falta de un batería fue suplida con la energía y el saber estar de Flechi en la caja de ritmos, una práctica por otro lado bastante habitual en la época. Sin pretensiones, con desenfado, y la diversión y la transgresión en mente, la banda se va haciendo poco a poco un nombre en el territorio nacional. La banda nace como un proyecto paralelo de Miguel Costas, miembro fundador de Siniestro Total, -formación en la que permanecería hasta la grabación del largo “Made in Japan” (BMG, 1993)-, sin lugar a dudas una de las grandes personalidades de nuestra escena, un auténtico superviviente que parece haber vivido mil vidas en una, al que quizás le faltó algo de fortuna a lo largo de su carrera para moverse en las grandes ligas. En el 83 Luis Santamarina entra como batería y Flechi se convierte en el frontman ocupándose de la voz, ganan el concurso de rock de Radio 3 en Coruña y Juan abandona la banda para montar su propio grupo de rock, Las Termitas -con Billy a la batería, componente también de Los Cafres y The Killer Barbies-, un proyecto que no tuvo mucho éxito y en lo que quizás influyeron los excesos del hoy malogrado Flechi -falleció en Londres en el 2002-, uno de los más grandes personajes de La Movida de Vigo. La banda pasa a quinteto con las incorporaciones de la hermana de Miguel, Rosa Costas, y Coral Alonso en las voces. DRO les da la oportunidad de lanzar su primer disco, el homónimo “Aerolíneas Federales” (DRO, 1986). Canciones simples, sin estridencias pero con una clara vocación festiva, aires ye-yé y coros pop marca de la casa. Canciones como “No me beses en los labios” o “Soy una punk” son clásicos imperecederos del pop español. A ritmo de álbum por año, nos entregan “Hop Hop” (DRO, 1987), “Tomando Tierra” (DRO, 1988) y “Echame Sifón” (DRO, 1989).Tras este disco, Coral y Miguel Costas dejan el grupo y se incorpora a él, como cantante, Silvia García. El nivel decae bastante y así bajan el telón con el flojo “Una o Ninguna” (RCA, 1991). Pero antes de la disolución participan en el programa de la TVG, Xabarín Club, grandísimo programa infantil con el que crecieron varias generaciones de gallegos y que apostó fuerte por la música -pop, rock, folk, hip hop-, a través del desarrollo de temas inéditos y videoclips a modo de karaoke bravú de bandas consolidadas de la escena gallega, siendo una importante plataforma para el lanzamiento de grupos como Heredeiros da Crus, Blood Filloas o Yellow Pixoliñas. En el Xabarín presentan varios temas en gallego, la inolvidable “Non todo é o que parece” -con el genial Juanillo Esteban aka Yony Medio Gramo en el video-, “¡Qué calor!”, “Quero xamón” con Miguel Costas y “Non teño diñeiro”, cortes que realmente elevan el nivel mostrado en su último largo. Antes de terminar, lanzan con el sobrenombre de As Incribles Páncreas los cortes “Non podo parar” y “Aniversario”. Estas canciones pueden encontrarse en los distintos recopilatorios del Xabarín Club editados por la TVG entre el 94 y el 96. En el 93 Miguel Costas tras su salida de Siniestro Total por desavenencias con Julián Hernández, se involucra en un nuevo proyecto, Los Feliz, con Javier Martínez a la batería, Martín Esturado a la otra guitarra y Pedro Feijoo al bajo, lanzando tres largos de punk-rock gamberro antes de su separación en el 2002. En el 2008 lanza su primer disco en solitario “Condenados a Costas” (G. Domani, 2008), demostrando ser un auténtico superviviente dentro de nuestra escena. Silvia se vuelve superestrella y, con el apelativo de Superstar monta Killer Barbies, y se arrima a la Serie B en su carrera como actriz, participando en las películas “Killer Barbys” (Jess Franco, 1996), “Killer Barbys Contra Drácula” (Jess Franco, 2002) y “Ellos Robaron la Picha de Hitler” (Pedro Temboury, 2006). En el 2002 incluyen “Mi video no tiene mando a distancia” en el recopilatorio de El Jueves “Versión Imposible” (DRO, 2002) y en el 2005 el sello peruano Ya Estás Ya edita el disco tributo a Aerolíneas Federales “Alegra la Cara” (Ya Estás Ya, 2005), en el participan un total de 21 grupos de España -La Monja Enana, Cecilia Ann, L-Kan-, México, Perú, Chile y Argentina con versiones de la banda de Vigo, una banda que trajo la frescura y el desenfado a nuestra escena, precursores en cierto modo de ese movimiento de los 90 que se conoció como tontipop. Bandas como Vacaciones o Los Fresones Rebeldes les deben mucho a Costas y compañía, pero no sólo estas, ya que su influencia en grupos abanderados del electroclash como L-Kan o Superputa también es evidente.

http://lafonoteca.net/grupos/aerolineas-federales




Discografía:
1986- Aerolíneas Federales
1987- Hop Hop
1988- Tomando Tierra
1989- Échame Sifón
1991- Una o Ninguna






1986- Aerolineas Federales

Editado en 1986
Puntuacion: 8
Estilos: Punk-Pop Español

   Para escuchar el disco dale al play


 
El debut homónimo de los vigueses es un conglomerado de estilos, punk, pop, aires ye-yé, coros femeninos y melodías adolescentes, que sin pretensiones y con la diversión y el atrevimiento por bandera, logra salir victorioso de la batalla con el olvido. Un disco que destaca por su frescura, sus ritmos pegadizos y unos coros femeninos muy efectivos que encauzan la melodía y nos recuerdan a unos B-52's patrios. Abre “No sé ligar”, ritmos sencillos y la voz de Miguel Costas planeando entre coros pegadizos que dejan claro desde el principio lo que nos espera, canciones frescas que tienen la capacidad de alegrarnos el día. “Soy una punk” comienza con un ritmo lento de piano para poco a poco acelerar a base de guitarras afiladas y una batería certera, hasta que llega un estribillo contagioso “soy una punk / y tengo un perro con el pelo azul”. “Ahora soy feliz” arranca con aires ska y pachangueros, reminiscencias del “One step beyond” de Madness para elaborar una historia de amor incondicional que es el preludio perfecto para “No me beses en los labios”, su canción más emblemática, esa que no falta en ningún recopilatorio que se precie y que trae una nostalgia brutal desde el comienzo. Clasicismo y delicadeza en clave popera que elevan el listón del disco a un nuevo nivel. El funk llega con “Gualberto (día y noche)”, corte que hace referencia al cantautor mexicano ganador de la OTI en el 75 y que nos deja perlas como “oyendo un disco de Gualberto se me ocurrió hacer incesto”. En “Vacaciones” la pachanga gana protagonismo, es el turno del “Summer nights” de "Grease" (Randal Kleiser, 1978) en clave castiza. “Rollo porno” logra robarnos más de una sonrisa, con un comienzo espectacular: “soy panadero / trabajo en el horno / y por las noches / ¡rollo pornooo!”. Un ritmo pegajoso y referencias a grandes del género como Linda Lovelace, John C. Holmes o Marilyn Chambers. L-Kan en su disco “Superenserio” (Subterfuge, 2003) se encargarían de convertirla en un desastre y hacer que la versión original gane todavía más enteros. Después del porno le toca el turno al “León de la Metro”, un trallazo de punk-rock acelerado en el que los chistes son a costa de Ángel Cristo. Se despiden con “Me duele la cabeza”, un corte flojillo con estructura circular y ritmo machacón -Superputa harían una versión electrificada del corte que es habitual en sus conciertos-, en el que nos dejan claro “este disco insoportable / me resulta inaguantable”. No este disco, la verdad, un éxito instantáneo del que sin una gran promoción colocan 25.000 copias, allanando el camino para el lanzamiento de su segundo largo, “Hop Hop” (DRO, 1987).

1.- No sé ligar
2.- Soy una punk
3.- Sí, mamá
4.- Ahora soy feliz
5.- No me beses en los labios
6.- Gualberto (día y noche)
7.- Sólo quiero divertirme
8.- Vacaciones
9.- No me gusta bailar
10.- Rollo porno
11.- El león de la Metro
12.- No me gusta tu comida
13.- Me duele la cabeza

Silvino Carreras- bajo
Luis Santamaria- Bateria
Miguel Costas- Guitarra, Vocal
Coral Alonso- Vocal
Rosa Costas- Vocal






1987- Hop Hop

Editado en 1987
Puntuacion: 7
Estilos: Punk-pop Español

   Para escuchar el disco dale al play








“Hop Hop” (DRO, 1987) supone una clara continuación de los desarrollos mostrados en su debut: ritmos contagiosos entre los que encontramos desde pop pachanguero a ska y bases electrónicas. La diversión y la falta de pretensiones fueron siempre la bandera de un grupo encantador que tiene la capacidad de robarte el cariño por sorpresa. Abre el disco “Hop hop”, aires pop con esas voces femeninas tan agudas que se contraponen con el tono característico de Miguel Costas, dotando a las canciones de un tinte infantiloide y cándido aderezado con la pizca necesaria de perversidad y diversión. “Alegra la cara” eleva el listón, el ska de sus adorados Madness deriva en fiesta y pachanga, “bebiendo y bailando hasta el amanecer” entre trompetas, cubatas y chicas con la mejor de sus sonrisas dirigidas hacia ti. Canciones de amor en “Por ti” y de desamor en “Oh qué pena me das”, oda a los embaucadores hipócritas cantada a dos voces, “si me desatas / yo te prometo que seré bueno / y a mis amigas más queridas las embaucabas y les decías / vamos a mi habitación que hoy estreno un nuevo colchón / ven tranquila a mi habitación que yo ante todo soy un señor”. La electrónica asoma en “Látigo negro”, un corte más siniestro que se contrapone con la despreocupación que por lo general predomina tanto en sus letras como en sus desarrollos, “esta mañana al despertar / me he dado cuenta que lo que cuenta es nuestra triste felicidad”. El nivel baja con “Soy un señor”, un corte prescindible que, más que sumar, resta enteros, con un humor cercano al absurdo que no acaba de cuajar. Los ritmos tribales y la calidez del sol inundan “El Congo”, corte que sería versionado por Superputa en clave electroclash. Encantadores esos plácidos coros que nos recuerdan que “oh qué calor / no podemos soportar el sol”. Cierra “Mi video no tiene mando a distancia”, fusilamiento a traición, pero con gracia, del “Video killed the radio star” de los Buggles, y es que lo peor que nos puede pasar es comprar un video marca duralex y al llegar a casa darnos cuenta que no trae mando a distancia. Lo mejor, la respuesta del dependiente socarrón, “por ese precio qué quieres, julandrón”. 

1.- Hop hop
2.- Alegra la cara
3.- Por ti
4.- Oh qué pena me das
5.- Mulata
6.- No quiero sufrir
7.- Y mi chica dijo sí
8.- Látigo negro
9.- Soy un señor
10.- Qué bien
11.- El Congo
12.- La loncha
13.- Mi video no tiene mando a distancia
 





1988- Tomando Tierra

Editado en 1988
Puntuacion: 6
Estilos: Punk-pop, Pop Español



La banda mantiene el ritmo y lanza su tercer largo en tres años, en esta ocasión Servando Carballar de Aviador Dro se encarga de la producción. Se trata sin duda de su disco más ambicioso, la inversión de la compañía es mucho mayor y todo esto repercute en un sonido más limpio. Los ritmos acústicos ganan protagonismo, pero los esquemas del grupo continúan siendo los mismos. Suena “Lejos del mar” y la melancolía sobrevuela océanos desiertos para hacernos ver que la distancia es algo infranqueable. Aires acústicos fluyen con suavidad entre las olas y los coros susurrados por Miguel Costas, “y te espero lejos del mar / y te espero lejos del mar”. En “No estaría mal” se lamentan de su mala suerte en el amor y piden un poco de suerte mientras buscan calor entre la multitud. Los ritmos acústicos vuelven con “Te echo de menos”, aires sureños que vienen cargados de brillantes arreglos de cuerda y un órgano muy efectivo. “Horóscopo” es un corte flojo de bubble gum infantiloide con voz desafinada que si por algo llama la atención es por esa melodía silbada que penetra una y otra vez hasta el fondo de nuestro cerebro. “Tú al monte, yo al mar” trae coros playeros y aires sesenteros que recuerdan a una banda americana de la Costa Oeste, para cambiar de tercio en “Estás conmigo”, Miguel Costas toma la voz cantante en este corte acelerado, el más cercano a Siniestro Total, que queda bendecido con esos coros tiernos y desafinados a partes iguales. “Soy un bollito” es un medio tiempo un tanto naif, con arreglos espontáneos y una letra que en esta ocasión peca de demasiado simple, “yo siempre un bollo quiero ser / llevar un peinado de alucinar / cientos de colores para combinar / un montón de guaperas a mi alrededor / y bailar con ellos una canción”. Con “Alicia” elevan de nuevo el listón, la sencillez en esta ocasión da sus frutos en su peculiar viaje al país de las maravillas, todo cambia de tamaño y de color entre miles de relojes que marcan las horas al ritmo de dulces coros multicolor. “Yo soy yo” pone de manifiesto que la presencia de Miguel Costas dota a las canciones de un brillo especial, su voz es capaz de transmitir emociones con una facilidad pasmosa. Una demostración de suficiencia en toda regla, “No, yo no soy lo que eres tú / yo soy yo y que no se hable más”. Cierra “Con premeditación”, pop azucarado que trae aires de fiesta entre coros luminosos y un órgano juguetón.

1.- Lejos del mar
2.- No estaría mal
3.- Te echo de menos
4.- Horóscopo
5.- Tú al monte, yo al mar
6.- Estás conmigo
7.- Sex simbol
8.- Soy un bollito
9.- Nadie es perfecto
10.- Alicia
11.- Yo soy yo
12.- La feria
13.- Con premeditación